construccion

Los distintos colores, texturas y formas posibles del hormigón armado

Paraxo Garcia Arquitecto
Jul 31, 2013
0

El hormigón armado puede adoptar distintas tonalidades de color, amplias gamas cromáticas y multitud de texturas.

Los distintos colores, texturas y formas posibles del hormigón armado. Estamos acostumbrados a ver el hormigón armado con un color gris, sin embargo esto no tiene porque ser siempre así. El hormigón armado puede adoptar distintas tonalidades de color, amplias gamas cromáticas y multitud de texturas.


Hoy en día, la industria del hormigón armado incorpora nuevas técnicas que hacen que el hormigón pueda aparecernos con texturas muy diversas y singulares, incluso a veces imitando a otros materiales.

En la actualidad  el hormigón armado no es sólo un material utilizado para las estructuras de nuestros edificios, sino que se ha convertido también en un recurso formal muy utilizado en las distintas fachadas.


Únete a nuestro foro del hogar

Veamos algunos ejemplos de la utilización actual del hormigón armado en todo tipo de arquitectura.

Bodega Antión, La Rioja, España. Este edificio incorpora en su interior una textura de hormigón de color amarillo conseguida mediante el aditivo de pigmentos. En este caso se ha eliminado la capa superior de mortero mediante la aplicación de lavados con chorro de agua y chorro de arena a alta presión, potenciando de esta forma la textura final.

El hormigón armado pueda adoptar distintas tonalidades de color, amplias gamas cromáticas y multitud de texturas.

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de conseguir texturas y distintos colores en el hormigón armado es la composición de la grava del propio hormigón. Tanto el tamaño de las piedras como su color influyen de manera determinante en la textura y aspecto final del hormigón armado visto. Cuando el cemento es de color gris, las piedras destacarán menos que cuando utilizamos una mezcla con cemento blanco que potenciará el contraste entre las piedras y el propio cemento.

El hormigón armado pueda adoptar distintas tonalidades de color, amplias gamas cromáticas y multitud de texturas.

Jugando con esta particularidad, podemos encontrar hormigones muy interesantes que presenten distintas y llamativas texturas a partir de la incorporación de materiales en el conglomerado, por ejemplo, trozos de vidrio, ladrillos, escorias rotas, materiales reciclados o piedras naturales. En estos casos hay que procurar que no se produzcan reacciones químicas al mezclar estos materiales con el cemento del hormigón. Una de las soluciones más vistosas es la adición de pequeños elementos de vidrio, sin embargo, el problema radica en la reacción del ácido silícico alcalino del vidrio con el hidróxido alcalino del hormigón, que puede atacar este último y dañar la estructura de acero. Para evitar esta reacción lo que se hace es proteger el vidrio con revestimientos de plástico.

Otra solución es la adicción de color al hormigón a través de un esmaltado. Mediante este método evitamos las reacciones químicas y conseguimos efectos muy interesantes que le dan una textura vidriosa al hormigón. Un ejemplo de esta solución son las fachadas del proyecto de vivienda Pflegi-Areal, diseñado por los suizos Annette Gigon arquitectos.

Servicio de Bomberos de Colonia. En este caso se ha utilizado un producto comercializado por la empresa SiKa. Se trata de un pigmento qué consiste en una preparación acuosa que garantiza la distribución libre de grumos y ofrece muchas ventajas: gran capacidad de coloración, alta precisión a la hora de conseguir las tonalidades y la posibilidad de mezclarlo directamente en el camión hormigonera, lo que facilita la operación. Este pigmento presenta varias tonalidades como los verdes y azules, que no se pueden conseguir con pigmentos de óxido de hierro.

El hormigón armado pueda adoptar distintas tonalidades de color, amplias gamas cromáticas y multitud de texturas.

También se pueden conseguir gracias a los encofrados distintas texturas en el hormigón prefabricado, que lo hacen ideal tanto para fachadas exteriores como para revestimientos de interior, pudiendo imitar texturas como la pizarra, la madera, distintas piedras naturales, etcétera

El hormigón armado pueda adoptar distintas tonalidades de color, amplias gamas cromáticas y multitud de texturas.

Y por último, una aplicación mucho más reciente del hormigón consiste en la producción de elementos prefabricados para configurar mobiliario: encimeras de cocina, muebles, o cualquier otro diseño de productos.

En conclusión, la imagen fría y austera de un hormigón gris que recuerda a los edificios de los paises de la unión soviética de los años 60 ha dado paso a un amplio abanico de posibilidades que incorporan color, texturas y formas al diseño de un material que tiene como principal ventaja su maleabilidad y versatilidad.

®redactado por equipo editorial de construccion.vilssa

Casa de vacaciones en Evia
Los nebulizadores y pulverizadores de agua para luchar contra el calor. Ventiladores de agua
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro