tendencias

Qué es y cómo se utiliza la arcilla polimérica.

victoria Arquitecto
Abr 07, 2014
0

Manualidades con arcilla polimérica. Qué es y cómo utilizarla

Qué es y cómo se utiliza la arcilla polimérica. La arcilla polimérica es una pasta moldeable que se utiliza para moldear todo tipo de figuras. Sus aplicaciones van desde sencillos adornos o figuras a moldeados de maquetas en escala 1:1 para el diseño de coches, pasando por todo tipo de creaciones artísticas.


Este tipo de pasta polimérica es apta para su uso por todo tipo de personas, desde niños a adultos ya que su manipulación no reviste ningún peligro.

Manualidades con arcilla polimérica. Qué es y cómo utilizarla


Únete a nuestro foro del hogar

 

Fuente:zarzamel

La arcilla polimérica se basa en el PVC, un polímero plástico compuesto por moléculas de cloruro de vinilo. Es esta composición la que le otorga unas características muy apreciadas en el mundo del modelado ya que puede manipularse tantas veces como se quiera sin riesgo de que endurezca como sucede con otro tipo de materiales como el yeso o la arcilla.

Aunque comúnmente se la llame arcilla polímerica, no se parece en nada al barro o la arcilla y su composición química la hace totalmente diferente.

Existen muchas marcas que comercializan este tipo de “arcilla”  y frecuentemente se confunde el nombre comercial con el propio producto. Las marcas más conocidas son:

Fimo, marca alemana que ofrece distintos tipos de arcillas poliméricas: Fimo classic, más dura durante el moldeado y Fimo soft más fácil de usar 

Sculpey, marca muy extendida en Estados unidos y cuya consistencia es muy similar a la de Fimo soft

Kato polyclay, más orientada a artistas profesionales

Clay color o cenit, marcas menos populares pero con productos muy parecidos a los anteriores.

Cómo utilizar la arcilla polimérica

Este tipo de arcillas se pueden modelar a nuestro gusto casi por tiempo indefinido. Para utilizar una arcilla polimérica sigue los siguientes pasos:

1-Moldea y amasa  durante unos minutos con tus manos para que el propio calor de tu cuerpo reblandezca la arcilla y sea más fácilmente manipulable.

2-Dale la forma que desees. Mézclala con otros colores o escúlpela a tu gusto.

3-Calienta el horno a 110ºC (no lo pongas muy caliente ya que la arcilla se puede quemar) y mete la pieza durante aproximadamente 30minutos. Cada fabricante aconseja diferentes tiempos. Puedes esperar a que el horno este caliente o meter la pieza directamente. Para saber cuando esta lista, clava un pequeño alfiler y observa si este se hunde (hazlo en una zona que no se vaya a ver después). No tengas miedo de quemarte, ya que 110ªC no es una temperatura muy alta.

4-Transcurridos los tiempos de cocción, saca la pieza y déjala enfriar.

5-Una vez este fría, puedes cortarla, lijarla o pintarla a tu gusto.

Respecto a los colores, en el mercado puedes encontrar una gran variedad de colores, pero te aconsejamos que no te los compres todos, ya que muchos de ellos no los vas a utilizar. Siempre podrás combinar distintos tonos para obtener un color nuevo, así que procura tener: negro, blanco, rojo, amarillo y azul, y el resto puedes conseguirlos mezclando los anteriores en distintas proporciones.

 

Me he vuelto a olvidar las llaves dentro de casa.
Dos juegos infantiles para pasar la tarde
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro