ciudades

La importancia de los parques, jardines y zonas arboladas en nuestras ciudades

Paraxo Garcia Arquitecto
Ene 08, 2014
0

Por qué son importantes las zonas verdes, los jardines y parques en las ciudades

La importancia de los parques, jardines y zonas arboladas en nuestras ciudades.  Los parques, jardines y zonas arboladas dentro de nuestras ciudades no son sólo un recurso estético para adornar las calles, las zonas verdes de nuestras ciudades aportan también grandes beneficios  para la ciudad desde el punto de vista medioambiental y ahorro en climatización en verano.


Por qué son importantes las zonas verdes, los jardines y parques en las ciudades

Veamos algunas de las ventajas de tener parques, jardines y zonas verdes en nuestras ciudades


Únete a nuestro foro del hogar

1-Desde el punto de vista psicológico, introducir zonas en nuestras ciudades que trasmitan sosiego y paz, alejadas de los ruidos, el estrés de la circulación de vehículos y con colores y olores que nos trasladan a lugares más tranquilos, supone un gran alivio en la vida cotidiana de las grandes ciudades.

2-Los grandes parques y jardines son un refugio para animales que habitan en el centro de las ciudades y que necesitan espacios para anidar o madrigueras donde reproducirse.

3-Los jardines, lugares muy apreciados generalmente por la belleza que nos ofrecen en ciertos momentos del año, como la primavera con la floración de preciosas flores, son también un lugar ideal como hábitat para insectos como las abejas, tan importantes en la polinización de las plantas y por lo tanto en la cadena alimenticia.

4-Una de las razones más esgrimidas por los defensores de las espacios verdes en nuestras ciudades es su beneficio del punto de vista medioambiental. Un pequeño grupo de árboles puede reducir la contaminación atmosférica entre un 9 y un 13%, además de absorber el polvo que llegaría al suelo en una zona abierta entre un 27 y un 42%.

5-En determinadas épocas del año, las zonas verdes, sobre todo los espacios arbolados, crean zonas de sombra donde las temperaturas son mucho más bajas que en las zonas de la ciudad abiertas, sin protección y rodeadas de hormigón y de asfalto.

La vegetación supone una regulación de la temperatura del entorno muy importante en las épocas del año de más calor, esto se debe, entre otros factores, a la humedad que contienen estos espacios. La temperatura de confort es una combinación de parámetros donde la humedad relativa del aire resulta un factor determinante. Los ambientes secos y sin ningún tipo de sombra tienen temperaturas mucho más elevadas que los ambientes húmedos y con sombra como los parques y zonas arboladas de nuestras ciudades. Cuantitativamente evaporar 1 g de agua implica que 1 m³ de aire podría bajar la temperatura unos 2,2 °C. Un árbol puede evaporar hasta 800 kilos de agua por metro cuadrado al año.  Leer:Enfriamiento evaporativo, efectos de parques y jardines-

7-La existencia de zonas arboladas supone espacios de sombra en verano que impiden el sobrecalentamiento de las fachadas de los edificios, lo que supondría un considerable ahorro desde el punto de vista energético en cuanto a la climatización en verano.

Y por último, los parques, jardines y zonas arboladas suponen una revalorización de los inmuebles que los rodean. ¿Por qué será?

Si estas pensando en visitar Madrid en el 2014, no olvides estas citas culturales
Compartir el coche, una alternativa para descongestionar el tráfico de las grandes ciudades
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo