ciudades

Compartir el coche, una alternativa para descongestionar el tráfico de las grandes ciudades

victoria Arquitecto
Ene 09, 2014
0

Cómo reducir el tráfico de nuestras grandes ciudades. Compartir coche: una alternativa social muy interesante

Compartir el coche, una alternativa para descongestionar el tráfico de las grandes ciudades. El problema del tráfico y de la congestión en las carreteras de acceso a las grandes ciudades es una cuestión que preocupa a todas las administraciones. De manera imparable, el aumento de los vehículos tanto en el interior de la ciudad como en las vías de acceso parece que no tiene  una solución sencilla, y la mayoría de las veces, se terminan buscando soluciones muy poco eficientes y en el peor de los casos bastante discriminatorias: por ejemplo prohibiendo el uso del coche en el interior de la ciudad a no ser que se pague una tasa previa.


Compartir el coche, una alternativa para descongestionar el tráfico de las grandes ciudades

Otras medidas mas o menos exitosas son la promoción del uso del transporte público, la limitación al aparcamiento en las grandes ciudades, el corte de ciertas calles y zonas al paso de vehículos, etc...

Todas las medidas anteriores son actuaciones de bajo calado y que pueden solucionar temporalmente el problema, pero que en ningún caso lo van a erradicar.

Para conseguir que las grandes ciudades no se vean diariamente colapsadas por una afluencia incontrolada de vehículos es necesario actuar a una escala mayor, a nivel territorial y con actuaciones más globales. Son pocos los países que consiguen que sus grandes ciudades formen parte de grandes planes territoriales que busquen, entre otras cosas, distribuir eficientemente el uso del territorio a escala global (se ha intentado en zonas como los Ángeles o New York con resultados poco vistosos). Pero por lo general, este tipo de planeamientos territoriales a gran escala chocan con los intereses particulares de cada ciudad. La única forma de que no se congestione una vía de acceso a una gran ciudad es que no accedan tantos vehículos a ella, y para ello, es necesario procurar que los centros de trabajo, ocio y vivienda se distribuyan racionalmente en el territorio.

Pero, mientras que los grandes planes a nivel territorial no llegan, nos tenemos que conformar con acciones a menor escala. Algunas, como compartir coche, parten casi de la iniciativa de cada individuo, aunque la administración las pueda promocionar de alguna manera.

Compartir el coche, una alternativa para descongestionar el tráfico de las grandes ciudades. 

Gracias a Internet, hoy en día podemos comunicarnos en tiempo real con miles de personas sin necesidad de mantener un contacto físico, lo que nos facilita crear y mantener redes sociales virtuales con distintos fines, todos conocemos facebook o twitter pero en la red también existen otras comunidades que ponen en común intereses de cada individuo. Una de estas redes es la que se dedica a poner en contacto a distintas personas que necesiten trasladarse al mismo sitio en un mismo momento, pudiendo de esta manera compartir el coche.

Las iniciativas para compartir coche tienen distintas aplicaciones, las que más éxito están teniendo en la red son:

-Compartir coche para realizar largos desplazamientos en un momento determinado. Se trata de compartir un coche para un viaje, compartiendo gastos y limitando la asociación entre el que ofrece el vehículo y el compañero de viaje a un sólo trayecto. Este servicio lo ofrecen páginas como Amovens o BlaBlacar

-Compartir el coche para traslados cortos dentro de las ciudades. Compartir un vehículo dos personas que se trasladan  a la ciudad todos los días, es quizás, la forma más eficiente de ahorrar en los costes de transporte, así como contribuir a disminuir la cantidad de vehículos en las grandes vías de acceso a las ciudades. En épocas de crisis este tipo de comportamientos suelen ser bastante habituales, sin embargo, en la sociedad actual parece que la tendencia se dirige hacia comportamientos más individualistas, sobre todo cuando cada  individuo tiene la capacidad de tener su vehículo propio. Compartir el coche para trasladarse al trabajo todos los días contribuye a descongestionar el tráfico de las grandes ciudades, ahorrar energía, supone un  ahorro a nivel doméstico, reduce la contaminación de las grandes ciudades y además contribuye a afianzar las relaciones sociales entre los ciudadanos que conviven dentro una misma ciudad. Gracias a la red, podemos conocer a otras personas que realicen el mismo recorrido que nosotros todos los días, pudiendo ponernos en contacto con un sólo clic, de manera fácil y sencilla. Por ejemplo puede visitar la página www.busvao.com y averiguar si existe alguna persona cerca de donde vives que realice el mismo trayecto que tú para ir a trabajar por la mañana.

-Alquilar un vehículo que pueden compartir otras personas. En realidad esta forma de compartir el vehículo difiere de las anteriores en que el vehículo es usado por una única persona a la vez. Se trata básicamente de poner a disposición de los ciudadanos una flota de coches distribuidos  por toda la ciudad y que estos los puedan utilizar siempre que los necesiten. De esta forma, reducimos la cantidad de vehículos dentro de las grandes ciudades.

fuente foto: epSos.de

La importancia de los parques, jardines y zonas arboladas en nuestras ciudades
Un nuevo medio de transporte. La maleta que es un patín
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo