tendencias

La leche presa. Una “especie” de yogur popular.

victoria Arquitecto
Ene 13, 2015
0

Cómo hacer leche presa o leche agriada

La leche presa. Una “especie” de yogur popular. Hoy en día todos nos alimentamos de los productos que industrialmente se producen y venden en los supermercados. Todos estos productos, aunque con sus pequeñas diferencias particulares, son fabricados en base a las mismas recetas, de tal forma que un yogur es muy parecido aquí y en Estados Unidos, lo que hace que a veces, comer empiece a resultar un poco monótono y aburrido.


cóm ohacer leche presa

Uno de esos productos tan populares es el yogur, un lácteo obtenido de la fermentación de la leche gracias a dos microorganismos: Las bacterias Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. El hecho de que llamemos yogur a este lácteo fermentado es una cuestión de costumbre, ya que, de alguna forma, lo que se popularizó fue el yogur de la zona de los Balcanes, conocido desde hace miles de años, y que en el sigo XX se extendió por todo el mundo gracias a los estudios de distintos científicos que analizaron las bacterias causantes de la fermentación. Hoy en día, en un mundo tan racionalizado, sólo podemos considerar yogur a los lácteos fermentados gracias a estas dos bacterias antes mencionadas, y que curiosamente, sólo conservan sus particularidades bajo las condiciones ambientales de ciertas zonas del planeta.

Así pues, si quieres hacer yogur de forma totalmente artesanal o bien utilizas un yogur ya fermentado o consigues las bacterias, algo que no está al alcance de todos.

Y dicho esto, hablemos de la leche presa o leche agriada. En todos los países del mundo se ha consumido leche y por lo tanto, en todos los lugares encontraremos algún tipo de lácteo fermentado que puede ir desde una especie de yogur hasta un riquísimo queso. Cuándo preguntas a tu abuela cómo se hace el yogur, a lo mejor te contesta con la receta de la cuajada o de la leche presa.

La leche presa o leche prendada, leche agria o como lo quieras llamar, es simplemente una leche fermentada sin aditivo alguno. Muchos de nosotros aún recordamos a nuestras abuelas ofrecernos aquel rico manjar con azúcar que elaboraban ellas mismas.

¿Cómo se hace la leche presa o la leche agriada?

Para hacer leche presa lo que tenemos que hacer es dejar fermentar varios días un poco de leche natural (leche ordeñada de la vaca sin pasteurizar, aunque también se podrían utilizar otras leches). En un recipiente dejamos la leche tapada con un trapo húmedo durante varios días (dependiendo del clima y la humedad, el proceso durará más o menos tiempo). La experiencia nos avisará de cuándo está lista, pero lo que buscamos es separar el cuajo del suero, es decir, el lácteo fermentado del “agua”.

Para acelerar la coagulación de la leche podemos añadir un garbanzo o una hoja de higuera. (un truco de abuela)

El cuajo es lo que utilizaremos para hacer la leche presa, y con el suero puedes hacer requesón. Las recetas tradicionales son muy abundantes y todas parten de una fermentación natural de la leche natural.

La parte cuajada de la leche separada del suero la podemos mezclar con miel o con abundante azúcar para contrarrestar el sabor agrio de la leche presa.

Eso sí, tanto la leche presa como las cuajadas, yogures, kéfir o requesones caseros, son productos perecederos y por lo tanto te aconsejamos que los consumas en pocos días.

Otra forma de hacer yogur, el kéfir.
Pequeños gadgets con lámparas led.
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo