ciudades

Vivir en las afueras de la ciudad es causa de diabetes y enfermedades del corazón

Paraxo Garcia Arquitecto
Ago 18, 2014
0

Vivir en el centro de la ciudad es más saludable que hacerlo en los suburbios

Vivir en las afueras de la ciudad es causa de diabetes y enfermedades del corazón. Existe un gran debate acerca de los distintos modelos de ciudad que existen en la actualidad: la ciudad compacta y la ciudad difusa. En realidad no se trata de dos formas de hacer ciudad, sino más bien de dos consecuencias. La ciudad dispersa fruto de la baja densidad de vivienda  y de un modelo social que se basa en ciudades donde cada uno vive individualmente frente a la tradicional ciudad densa donde la gente se ve obligada a compartir el espacio público, porque el espacio es escaso.


Vivir en el centro de la ciudad es más saludable que hacerlo en los suburbios

Se pueden estudiar ambos modelos desde muchas ópticas diferentes, la primera es fruto del modelo anglosajón de vida urbana que triunfó en Estados Unidos y la segunda es típica de la ciudad tradicional medieval tanto europea como asiática.


Únete a nuestro foro del hogar

Tristemente la primera, la ciudad dispersa se relaciona con el progreso, mientras que la segunda, la ciudad compacta se identifica con ciudades viejas y hasta se podría decir que pobres. El debate es muy interesante, y da lugar a muchas opiniones.

Pero lo que hoy nos ocupa es una investigación llevada a cabo por dos investigadores Americanos: Norman Garrick y Wesley Marshall, que han realizado un estudio que intenta relacionar ciertas enfermedades como la diabetes, la obesidad y en consecuencia ciertas patologías cardiacas con el modelo de ciudad.

Vivir en las afueras de la ciudad es causa de diabetes y enfermedades del corazón.

A simple vista, los resultados no deberían sorprender a nadie, pero lo interesante es plasmar en datos una realidad que podría hacernos replantear la forma en la que tenemos hoy en día de hacer ciudad.

Tu  mismo te habrás dado cuenta de que  cuando estos más activo y caminas por la ciudad diariamente, te sientes más saludable, simplemente por tener que caminar durante unos minutos todos los días quemando los excesos de calorías consigues el mismo resultado que haciendo deporte intenso durante media hora.

Cuando vives en el centro de una ciudad densa, lo que se conoce como ciudad tradicional orgánica, no puedes disponer de un coche a la puerta de tu casa, así que te ves obligado a caminar unos minutos para coger el transporte público o, incluso, caminar hasta tu lugar de trabajo. Este ejercicio diario resulta tan saludable que según las conclusiones del estudio de  Garrick y Marshall, es suficiente como para reducir la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.

Analizando distintas ciudades y comparándolas entre si, los investigadores llegaron a la conclusión de que vivir en las afueras de la ciudad, en lo que se conoce como suburbios, es menos saludable que hacerlo en el centro. Los suburbios son zonas que se caracterizan por una urbanización de densidades muy bajas, conectadas por extensas redes de calles y dónde el coche es imprescindible, incluso para ir a comprar el pan o el periódico.

Para los defensores de la ciudad compacta, estos resultados ofrecen un motivo más para luchar contra las ciudades dispersas.

Un plano de la ciudad de Pontevedra para caminantes.
Agotamos los recursos del planeta antes de que existan
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro