construccion

Cómo climatizar nuestra casa sin aire acondicionado.

victoria Arquitecto
Jun 26, 2014
0

Breezair, un dispositivo que enfria en aire mediante evaporación

Cómo climatizar nuestra casa sin aire acondicionado. Ya hemos hablado muchas veces de cómo conseguir enfriar nuestras casas en verano. Mucha gente piensa que la única forma realmente efectiva de hacerlo es a partir de sistemas de aire acondicionado o bombas de calor, y lo cierto es que, en algunas circunstancias, este sería casi el único sistema realmente eficaz, sobre todo en edificios mal diseñados dentro de las ciudades, donde además resulta muy difícil adoptar medidas correctoras.


Breezair, un dispositivo que enfria en aire mediante evaporación

Dejando a un lado los sistemas basados en bombas de calor, posiblemente una de las formas más interesantes de aliviar el calor dentro de nuestros edificios en los calurosos meses de verano sean los procesos de evaporación. Cuando los niveles de humedad relativa alcanzan determinados valores y la velocidad del aire supera ciertos umbrales, conseguimos reducir la sensación de calor, es algo parecido a lo que nos sucede cuando estamos cerca del mar o de lagos durante el verano y corre una ligera brisa.


Únete a nuestro foro del hogar

Cómo climatizar nuestra casa sin aire acondicionado. Existen medidas pasivas que inciden en el diseño de nuestros edificios para conseguir que en los meses de verano se produzcan corrientes de aire que mediante procesos de evaporación consigan enfriar ligeramente el ambiente, pero si no tenemos la suerte de contar con estos diseños optimizados, hoy en día también tenemos sencillos dispositivos, que no son bombas de calor, y que nos ayudan a climatizar nuestros edificios por procesos de evaporación.

Por ejemplo, hoy te mostramos un climatizador que utilizando el principio natural de evaporación del agua, consigue producir aire fresco. Este climatizador, que en nuestro caso concreto se denomina Breezair, funciona absorbiendo aire caliente del exterior a partir de un pequeño ventilador y haciendo que este pase por unos filtros humedecidos con agua, de esta forma lo que se hace es que se absorba el calor del aire a través del proceso de evaporación y se reduzca de esta manera la temperatura, el proceso es el mismo que se produce en los famosos botijos.

Cuanto menor sea la humedad del aire, mejor será el rendimiento del aparato. Es por ello que estos dispositivos funcionan muy bien en climas muy secos y calurosos.

La sensación de enfriamiento se producirá gracias a varios factores, por un lado el aire que entra en el edificio verá reducida su temperatura gracias a los procesos de evaporación, y por otro lado, al aplicar cierta velocidad al aire, conseguiremos reducir la sensación térmica de calor.

El consumo es muy reducido, ya que se puede climatizar un espacio de 200 m² con un consumo de 1500 W y 4 m³ de agua. Otra de las grandes ventajas de este tipo de sistemas es que no resultan nada impactantes desde el punto de vista medioambiental. En realidad, se trata de procesos muy sencillos, que si bien no consiguen reducir muchos grados la temperatura, si te aportan un grado de confort muy apropiado, sobre todo cuando se trata de diseñar espacios sostenibles bioclimáticamente hablando y cuando no resulta interesante instalar sistemas de aire acondicionado mediante bombas de calor y compresores.

Puedes encontrar más información en: biocool

Desagües lineales para ducha
Sistemas de enfriamiento por geotermia.
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo