construccion

Las cubiertas ajardinadas, ¿Harias una en tu casa?

Paraxo Garcia Arquitecto
Ago 12, 2015
0

La cubierta vegetal, conocidas como cubiertas ecológicas son una forma no tan moderna de cubrir una edificación

Dicen que la cubierta ajardinada aísla del frio. ¿Una cubierta ajardinada aísla del frio?¿Qué es una cubierta ajardinada? Hace unos años hice un viaje a Estocolmo y visité un museo al aire libre sobre antropología. Allí vi un tipo de casas tradicionales cuya cubierta era un manto vegetal. Lo más curioso es que esas casas tenían más de 500 años de historia.

Hoy, se venden las cubiertas ajardinadas como un invento moderno sólo apto para los más atrevidos e innovadores, pero lo cierto es que la cubierta vegetal lleva con nosotros muchos siglos.

Dejando a un lado modas y tendencias propias de los más alocados diseñadores y arquitectos, veamos qué implica una cubierta ajardinada, qué es y que ventajas e inconvenientes puede tener. Y antes de continuar, si alguien me pregunta si yo la pondría en mi casa, la respuesta es que sí, aunque estudiaría muy bien las condiciones del entorno.

Veamos los dos tipos de cubiertas vegetales que existen hoy en día.

1-Cubiertas intensivas. La cubierta vegetal propiamente dicha. Desde el punto de vista constructivo y si nos ceñimos al uso de la cubierta vegetal en la arquitectura tradicional, este es el tipo de cubiertas que podemos considerar verdaderamente vegetales.

Estas cubiertas, con espesores del sustrato incluso mayores a 20cm actúan como cubrición cumpliendo con todos los requisitos que debe cumplir una cubierta: aislamiento, protección ante la lluvia y cerramiento.

El problema de este tipo de cubiertas es que se trata de un elemento constructivo complejo y que requiere no sólo especialización en su montaje sino un cuidado y mantenimiento exquisito.

La cubierta vegetal, conocidas como cubiertas ecológicas son una forma no tan moderna de cubrir una edificación

Una cubierta intensiva vegetal no es “útil” para todos los casos ya que en zonas muy expuestas al sol la vegetación no soportará el exceso de calor y la única opción sería utilizar especies vegetales autóctonas, lo que en ciertos casos no resulta viable. Por ejemplo, en climas continentales de vegetación perenne, dehesas o estepas.

En este tipo de cubiertas hay que prestar especial atención al peso ya que nos podemos encontrar con cargas de hasta 1200kg por metro cuadrado, lo que requiere un diseño cuidado de la estructura portante.

Actualmente no se suelen utilizar este tipo de sistemas constructivos en nuestras edificaciones aunque su nivel de asilamiento y protección es muy alto. Un espesor de sustrato mayor a 20cm de tierra puede sustituir cualquier capa de aislamiento moderno y suponen una forma ecológica de aislar una edificación. Sin embargo, el gran problema de estas cubiertas es su mantenimiento y sobretodo una cuidadosa y estudiada ejecución ya que las capas de protección e impermeabilización deben soportar la acción punzante de raíces o incluso piedras.

2-Cubiertas ecológicas, extensivas. Este tipo de cubiertas las podemos considerar como cubiertas de “adorno”. Se caracterizan porque tienen un espesor de sustrato menor de 10cm, es decir, una capa suficiente como para plantar una capa de hierba o grama con la intención de ser una continuación del pavimento o con la idea de que sirvan como espacio verde en cubiertas transitables. Estas cubiertas son muy utilizadas en edificaciones públicas o en parques.

Una cubierta de este tipo no cumple las funciones de cubierta aislante y tampoco podrían considerarse como sustitutas de una cubierta convencional ya que necesitan una serie de capas impermeabilizantes y aislantes que protejan el interior debido a que el grosor del sustrato es muy reducido.

Mantener una cubierta de este tipo es costoso y probablemente los antiguos suecos no la hubiesen utilizado en sus casas. Sin embargo, hoy en día pueden ser un recurso muy útil en ciertos casos.

¿La puedo poner en mi casa? Naturalmente que si. Por ejemplo, como cubierta de un sótano. En vez de pavimentar con un material rígido podemos utilizar este tipo de cubiertas para crear un espacio verde que además nos sirve como regulador de temperatura en los meses más cálidos.

En todo caso, sean las intensivas o las cubiertas ecológicas o extensivas, en ciertos casos yo me plantearía el poder ejecutar este tipo de cubriciones ya que se trata de una arquitectura sostenible, ecológica, “barata” y muy eficiente. Es algo similar a la construcción de casas enterradas que tanto nos gusta en Vilssa.

Google y su trato a los editores
Cómo hacer tu mismo un letrero luminoso
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir casi sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.