Hogar

Afrontar la reforma de una cocina. ¿Qué debes saber antes de empezar?

victoria Arquitecto
Jul 18, 2017
261
0

Quiero hacer reformas en mi cocina y no se cómo hacerlo. consejos para reformar tu cocina

Afrontar la reforma de una cocina. ¿Qué debes saber antes de empezar?

Una de las obras más demandadas a lo largo de la vida de tu vivienda es la reforma de la cocina. ¿Quién no ha pensado alguna vez en cambiarlo todo, comprar nuevos muebles, cambiar suelos y paredes de su cocina?. 


De todas las partes de una casa, la cocina es posiblemente la que más se usa y la que más desgaste tiene a lo largo del tiempo. No sólo a nivel externo (azulejos y muebles) sino también desde el punto de vista de las instalaciones. El desgaste de una cocina viene provocado por:

  • La acumulación de grasa entre los muebles
  • El exceso de humedad, producida tanto por la limpieza diaria como por la cocción de los alimentos. La humedad termina dañando los muebles, sobretodo cuando son de madera chapada.
  • Suciedad acumulada en suelos y paredes debido a una combinación de polvo y grasa


Únete a nuestro foro del hogar

Aunque limpiemos la cocina todos los días, al cabo de varios años, siempre se hace evidente un desgaste mayor que en otras partes de la casa y eso lo tenemos que tener en cuenta a la hora de reformarla.

Los aparatos electrodomésticos en una cocina

Los aparatos electrodomésticos de una cocina tienen una gran demanda de energía. Algunos de ellos como el frigorífico o la placa de cocción pueden llegar a consumir 2000w/h, lo que hace que tengamos que estudiar detenidamente la eficiencia de este tipo de aparatos a la hora de comprar unos nuevos. En el caso de la zona de cocción, las alternativas suelen reducirse a dos: gas o electricidad. En ambos casos los consumos son elevados y muchas veces, la decisión entre un tipo u otro depende del nivel de mantenimiento y la facilidad de limpieza.

Y dicho esto, entremos en detalle. ¿Qué debemos valorar a la hora de reformar nuestra cocina?

Los materiales

Los materiales que se utilizan tanto para suelos como para paredes suelen ser las piezas cerámicas (baldosas de gres, porcelánico, rectificados, azulejos) por su facilidad a la hora de limpiarlos y por no ser porosos, es decir, no absorben la humedad ni la grasa, lo que resulta muy útil a la hora de limpiar. Hoy en día existen cerámicos que se utilizan tanto para paredes como para suelos, pero por lo general siempre ha habido una diferencia entre el tipo de baldosas que se utilizan en los paramentos y el tipo de baldosa que se utiliza en suelos.

En el caso de paredes, el azulejo cerámico suele ser la opción más barata. Se trata de una baldosa menos resistente que la baldosa de suelos (que suele ser porcelánico). Es más delgada y por lo tanto mucho más barata. Consejo, no te gastes una gran cantidad de dinero en baldosas porcelánicas para paredes porque no es necesario.

La baldosa más barata es la blanca que puede rondar los 7€/m2, un 50% menos que el material de suelos, y afortunadamente, en el mercado existe una gran cantidad de diseños y colores a parte del blanco. Más adelante hablaremos del diseño de la cocina y veremos que alternativas tenemos, ya que no es necesario alicatar todas las paredes.

Los suelos. Para suelos y pavimentos se utilizan cerámicas más resistentes, se recurre generalmente a los porcelánicos (una cerámica más gruesa y de cocción más alta que aumenta la resistencia). Las baldosas de suelos deben cumplir los siguientes requisitos: dureza, resistencia a la abrasión y ser antideslizantes, aunque esto último podría omitirse en algunos casos, sobretodo en cocinas particulares. Respecto al tamaño, hablaremos de él más adelante cuando nos refiramos al diseño.

Los muebles. En cuanto a los muebles, nuevamente tenemos una gran variedad de opciones disponibles en el mercado: madera maciza, melamina, pvc o incluso y por qué no, muebles de fábrica (cemento o ladrillo). Qué no te resulte tan extraño, de hecho, antiguamente era frecuente ver cocinas cuyos muebles estaban realizados con bloques macizos de ladrillo o cemento y chapados con azulejo, algo que sin duda resulta muy útil desde el punto de vista de la limpieza.

En cuanto a las maderas, la cuestión radica en la calidad del mueble. El alma de los tableros puede ser aglomerado o macizo y la gran diferencia es que en el primer caso es necesario chaparlo con melamina. El problema de la melamina es que se trata de una chapa delgada pegada al tablero y suele dar problemas en los cantos, ya que la humedad y la grasa pueden hacer que al cabo de unos años estos se despeguen. Pero claro, la diferencia de precio es importantes ya que puede rondar el doble entre un mueble de madera maciza y un mueble chapado. Por ejemplo una cocina con muebles de madera forrados en melamina puede costar menos de 1000€, la misma cocina con muebles de madera maciza, puede rondar los 2000€. La pregunta es: ¿Duran el doble los muebles macizos? Pues la respuesta es que depende del uso, pero nos atrevemos a decir que si.

La encimera. Otro de los elementos importantes a la hora de pensar en nuestra cocina es la encimera. Nuevamente nos encontramos con una gran variedad de materiales, desde la tradicional piedra, hasta la madera, pasando por el pvc, las resinas (corian,etc…), o incluso, el chapado con azulejos.

En el caso de las encimeras para cocinas, a mayor precio, mayor duración. Es decir, una encimera de granito es eterna pero cuesta del orden de los 300€ el metro lineal(precios que depende del tipo de piedra) y una encimera de madera no cuesta más de 70€/metro lineal. En cuanto a las resinas, se trata de buenas soluciones que hoy en día dan buen resultado, aunque hay que tener cuidado de no pagar en exceso las marcas y sobretodo procurar que la encimera esté bien realizada, sin que se noten las juntas.

Los electrodomésticos. Si vas a reformar tu cocina es el momento ideal para pensar en los electrodomésticos. Hoy podemos encontrar frigoríficos eficientes que ahorran energía o cocinas de inducción que consumen muy poco. Te aconsejamos que mires las etiquetas donde se indica el nivel de eficiencia y busques siempre una calificación de A para el frigorífico. En cuanta la cocción (horno y cocina) las diferencias son pequeñas en cuanto a consumo. Lamentablemente un horno tiene un consumo que puede llegar a los 3000w/h, así que lo único que podemos hacer es ser responsables con su uso.

En cuanto a la grifería, sólo aconsejarte que es mejor comprar una buena grifería de acero inoxidable que varias a lo largo del tiempo de pvc. Las griferías de plástico duran muy poco y son muy frágiles. Es probable que en poco tiempo tengas alguna fuga y tengas que llamar al fontanero o sustituir el grifo tu mismo.

El diseño de tu nueva cocina. ¿Y cómo diseñamos nuestra cocina? Pues respecto al diseño poco te podemos decir que tu mismo no hayas experimentado. Las cocinas se suelen diseñar en base a un módulo que puede ser de 60 o 45cm que es lo que miden, por lo general, los aparatos electrodomésticos. Modular una cocina es fácil si tenemos en cuenta estas medidas y el mejor consejo que te podemos dar es que cuanto más muebles, mejor. Ser minimalista en la cocina es sinónimo de no tener espacio para guardar nada.

Es necesario alicatar todas las paredes? Ni mucho menos. Las paredes que deben estar alicatadas son las del frente de la zona de cocción y lavadero. El resto pueden ir pintadas, eso si, con pintura plástica para evitar que se nos manche y no podamos limpiarlas. No te preocupes si al cabo de un par de años hay que repintar. Una pared es algo que tu mismo puedes pintar en un par de horas.

En cuanto a suelos, decirte que cuantas más juntas tengas, peor es la limpieza. No es necesario utilizar piezas de 1,00m x 1,00m, pero tampoco cometas el error de usar baldosas de 20x20cm y con juntas de más de un milímetro de espesor entre ellas. Las juntas se ensucian y quedan muy feas. La solución: utiliza baldosas porcelánicas rectificadas cuya precisión es tan alta que permiten evitar las juntas, ahora bien, son mucho más caras que las baldosas de gres convencionales.

¿Me atrevo a diseñar una cocina diferente? Por supuesto que sí. Tienes que valorar el uso que le vas a dar y ser muy inteligente a la hora de diseñarla. Hay cocinas con suelos de madera que funcionan muy bien o incluso cocinas con paredes forradas en tela que no tienen ningún problema. Eso sí, no cometas errores por el simple hecho de sentirte fashion, en frente del lavabo debes procurar forrar la pared con algún material impermeable (aunque sea una pintura de clorocaucho) y sobretodo….. ¡¡Acuérdate de que el grifo del lavadero se puede girar y ponerlo enfrente de una ventana abatible puede dar problemas!!!!

Los nuevos materiales. A todos nos gusta ver diseños diferentes de cocinas con nuevos materiales o con un toque de distinción. Sólo te vamos a dar algunas ideas y te aconsejamos que no te dejes guiar por las apariencias.

Muros de pavés. Qué te parece si utilizas el pavés para levantar un pequeño tabique que sirva de encimera para el desayuno

Muebles chapados de azulejos. Sin duda una buena solución, limpia y barata.

Revestimientos de tela. El no va más, una pared de la cocina forrada con tela. Eso si, cuidado cuando frias unas sardinas porque el olor se quedará impreganado en la tela.

Ideas de decoración, una estantería hecha con unas borriquetas
El aire acondicionado se usa en el 26% de las casas de segunda mano
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro