Hogar

Características de las lámparas de pared o apliques

Paraxo Garcia Arquitecto
Oct 12, 2017
74
0

Características de las lámparas de pared o apliques

Características de las lámparas de pared o apliques.

Las lámparas de pared o apliques de pared son iluminaciones que se colocan en los paramentos verticales o paredes. Suelen ser de tamaños reducidos y no destacan por su gran luminosidad. No es lo mismo un aplique de pared, que una lámpara de suelo empotrada. Las primeras se usan para iluminar zonas concretas y las segundas tienen como objetivo potenciar todo el paramento, por ejemplo fachadas de monumentos, edificios completos, etc...


¿Por qué usar una lámpara de pared? En general las lámparas de pared o apliques los usamos en las siguientes circunstancias:

1-Para iluminar una zona concreta de una pared, potenciando un elemento concreto, por ejemplo: un cuadro o una vitrina. En este caso empleamos pequeñas lámparas que focalicen la luz hacia un punto concreto.


Únete a nuestro foro del hogar

aplique de pared

2-Cuando necesitamos iluminar todo un paño. Solemos hacer esto cuando queremos darle importancia a una pared, bien porque en ella hay una estantería, tiene un color diferente al resto de paredes o por cualquier otra circunstancia.

3-Necesitamos iluminar una zona concreta por un determinado motivo. Por ejemplo en un baño o aseo. En este caso colocamos un aplique de pared para dar luz a un espacio muy reducido para poder desarrollar un actividad o hacer algo que necesite bastante luz: asearnos, afeitarnos, etc…

Pero por lo general, cuando recurrimos a una lámpara para la pared no buscamos una gran luminosidad, estamos más bien, recurriendo a un elemento decorativo para añadir algo de estilo a la habitación. Salvo en el caso de baños o aseos, en este caso si es necesario pensar un poco en la luz que vamos a conseguir.

Principales características de una lámpara de pared.

1-Si hablamos de un aplique de pared tendremos una luz muy focalizada y orientada hacia un punto concreto o una zona muy delimitada. La luz no suele iluminar más de un metro cuadrado de superficie. (un pequeño pasillo, un lavabo, un cuadro, una estanteria, etc…)

aplique-de-baño

lampara-de-pared

2-Tenemos dos opciones a la hora de  iluminar los objetos con una lámpara de pared: Por un lado, podemos  usar una luz focalizada, es decir, que se dirija hacía un punto, por ejemplo un cuadro o una vitrina. Y la segunda opción es usar una luz que se difumine e ilumine un espacio menos definido: una pared, un pasillo o un vestidor. La diferencia la marcará el tipo de lámpara, pero por lo general buscamos difuminar la luz.

3-Potencias de este tipo de luz. No hablaremos de potencia sino de lúmenes, es decir de la capacidad de iluminar (del flujo luminoso). Un aplique de pared tendrá entre 100 y 200 lumenes, no necesitamos más, ya que no son lámparas que utilicemos para iluminar grandes espacios, por lo tanto no tiene sentido emplear grandes “potencias”, aunque todo dependerá del tipo de bombilla que utilicemos.

Mejores orientaciones de casas para climas fríos y templados
Extractores de cocina de diseño
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro