ciudades

El jardín botánico de Madrid

Paraxo Garcia Arquitecto
May 26, 2013
0

El jardín Botánico de Madrid. Historia y descripción de uno de los espacios más interesantes de la capital de España

El jardín botánico de Madrid. El rey Carlos III, el monarca ilustrado, mandó trasladar el jardín botánico que el rey Fernando VI había fundado en el Soto llamado de Migas calientes a su actual emplazamiento, muy cerca del museo del Prado.


El jardín Botánico de Madrid. Historia y descripción de uno de los espacios más interesantes de la capital de España

Tras la guerra de sucesión tuvo lugar en España un cierto interés por el desarrollo de la cultura y de la ciencia que afectó a la enseñanza de la botánica, una disciplina en la que se realizaron notables avances.


Únete a nuestro foro del hogar

EL Jardín botánico de Madrid fue inaugurado en el año 1755, en lo que se conocía como Viveros de la Villa y pronto se convirtió en un centro donde se reunían los aficionados a las ciencias naturales para comunicarse sus descubrimientos y adelantos en las investigaciones. Por invitación de Fernando VI se invitó al sueco Linneo a que viniera a España para enseñar la ciencia en la que era maestro o enviara para ese fin a algún discípulo suyo. Así llegó Loeffling en el año 1751, quien después de recorrer la península durante algún tiempo fue enviado a América en el año 1754 al frente de una expedición científica que debía estudiar la flora de aquel continente.

Cuando Carlos III ocupa el trono de la corona se instala definitivamente el jardín botánico en su actual emplazamiento. Para su acondicionamiento tuvieron lugar algunas obras importantes de las que se ocupó el arquitecto Villanueva. De esta época son las puertas de entrada al acceso al jardín por el paseo del Prado, así como la verja forjada en Tolosa, sostenida por pilastras de piedra granítica.

El jardín botánico de Madrid constituyó uno los espacios ajardinados más interesantes de la capital, tiene más de ocho hectáreas y está prácticamente cubierto por un frondoso arbolado. Ha sufrido importantes inclemencias del tiempo, como un ciclón que tuvo lugar en Madrid en el año 1886 y que acabó con más de un millar de árboles.

El jardín botánico de Madrid está dividido en tres planos entre los cuales existe muy poca diferencia de nivel y en ellos hayamos cuatro pedestales que sostienen las estatuas de Quer, Clemente, Lagasca y Cavanilles, los cuatro botánicos que trabajaron en este lugar junto a Gómez Ortega.

Entre los paseos abiertos al disfrute de los visitantes destaca el llamado de Carlos III que comienza en la puerta principal y se extiende hasta una glorieta. Muy próximo a este lugar se encuentra el mayor y más antiguo de los árboles que posee el jardín, es un olmo gigante conocido como el abuelo.

Al otro lado del paseo de Carlos III se levantó la escuela de botánica, uno de los recintos más característicos de todo este jardín. En este lugar, estudiosos e investigadores recolectan y clasifican miles de semillas en el denominado cuadrado de la siembra. Se preparan casi cinco millares de macetas donde se siembran semillas procedentes de otros jardines botánicos y de distintas zonas geográficas.

El jardín Botánico de Madrid. Historia y descripción de uno de los espacios más interesantes de la capital de España

®redactado por equipo editorial de arquitectura.vilssa

El jardín parque del Retiro en el siglo XX
Calahorra. Una ciudad en La Rioja
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro