ciudades

Calahorra. Una ciudad en La Rioja

Paraxo Garcia Arquitecto
Jun 03, 2013
0

Calahorra. Una ciudad en La Rioja. Una ciudad dominada por el agua, la huerta y la huella de su época romana

Calahorra. Una ciudad en La Rioja. Calahorra se asienta en lo alto de un cerro. Bajo el dominio romano se llamó Calagurris Nassica Julia en honor a Cornelio Escipión, su gobernador en el año 188 a. C. y a Julio César, que la reconstruyó tras el asedio del pompeyano Afranío. Se cuenta que en el año 72 sufrió otro terrible asedio y la gente opuso una resistencia numantina. De aquí surgió la llamada fames calagurritana: los sitiados se comieron los cadáveres de sus enemigos para sobrevivir. Es fama que Calina, la hija de Calón fue la última superviviente. Cuando el ejército romano entró en el pueblo sólo encontró muertos en las calles. Excepto Calina, que apareció entre los soldados con un brazo humano en una mano y un cuchillo en la otra. Así quedó inmortalizada en un monumento a la matrona.


Calahorra. Una ciudad en La Rioja. Una ciudad dominada por el agua, la huerta y la huella de su época romana

En Calahorra nació Fabio Quintiliano, autor de un tratado de pedagogía muy conocido entre los romanos: La institución Oratoria. También fueron famosos los hermanos  Emeterio y Celedonio, soldados romanos nacidos en una familia cristiana de León y que un día fueron apresados y degollados en el lugar donde hoy se levanta la catedral de Calahorra. Pero cuenta la leyenda que ambos agarraron sus cabezas entre las manos y anduvieron un tiempo predicando el cristianismo. Los romanos les volvieron a apresar y arrojaron sus cabezas al río Ebro con tan mala suerte que fueron a parar sobre unos juncos y unas ramas flotantes. Dicen que el monje Andero las encontró a orillas de lo que hoy es Santander.


Únete a nuestro foro del hogar

Marco Aurelio Prudencio, nacido en el año 348 dio más fama a la ciudad de Calahorra, este hombre de letras, abogado y gobernador romano no se cansó nunca de escribir. A él se atribuyen 20.000 versos en composiciones métricas que seguían los ritmos latinos clásicos.

En el siglo IV se formó la sede episcopal de Calagurris y en tiempos de dominio musulmán fue un lugar muy codiciado por su posición estratégica. El rey García III la incorporó en el año 1045 al reino de Navarra y en el año 1366 Enrique II de Trastamara se proclamó en Calahorra rey de Castilla.

Aquella Calagurris en lo alto del cerro es La Calahorra de nuestro tiempo. Destacan gran cantidad de monumentos romanos esparcidos por el paseo del Mercadal: Un lugar que fue un lago artificial donde se presenciaban combates navales. Un lugar que los romanos llamaban naumaquia.

El actual museo municipal alberga muchos restos romanos y la cabeza de la Dama Calagurritana de la época Agusta. Desde el año 1255 se celebraba un mercado semanal, hoy cada jueves en la plaza de Quintiliano: un monumento a la huerta.

Calahorra destaca por sus restos romanos y por sus verduras, su catedral de los siglos XV y XVI parece la obra maestra de un arquitecto que se confundió de lugar, en vez de dominar el pueblo desde lo alto del cerro, se encuentra en la parte baja junto a la vera del río Cidacos. Su torre y su fachada barroca son imponentes, es de sillería con tres naves, crucero, girola y claustro. La joya del lugar es la custodia gótica llamada el ciprés, un regalo de Enrique IV.

La capilla barroca de los reyes en el trascoro, el retablo plateresco de la Capilla de San Pedro y la sacristía barroca son las partes de la catedral más interesantes.

Pero la catedral guarda otras maravillas, el Santo Cristo de la pelota es una talla románico gótica en una de las capillas de la girola, tiene el brazo derecho desclavado de la Cruz. Se dice que dos jóvenes jugaban a la pelota en el claustro y no se ponían de acuerdo en un lance del juego. El cristo sacó su mano del madero y señaló a quien tenía razón.

Calahorra. Una ciudad en La Rioja. Una ciudad dominada por el agua, la huerta y la huella de su época romana

Calahorra hoy en día es una ciudad dominada por la huerta y el agua. De hecho en el medievo funcionó un tribunal de aguas que perduró hasta  el siglo XV y en el siglo XVI doña Juana concedió unas ordenanzas de riego. Su huerta destaca por la lechuga, la coliflor, el pimiento y alcachofa de un gusto exquisito.

Calahorra. Una ciudad en La Rioja. Una ciudad dominada por el agua, la huerta y la huella de su época romana

®redactado por equipo editorial de arquitectura.vilssa 

El jardín botánico de Madrid
Una corta ruta por Madrid Centro
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo