construccion

El cemento romano, un material más resistente que el actual cemento

Paraxo Garcia Arquitecto
Feb 05, 2014
0

Por qué el cemento romano tiene mayor resistencia y durabilidad que el cemento actual

El cemento romano, un material más resistente que el actual cemento. Un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Berkeley ha  analizado unas muestras de hormigón antiguo obtenidas de unas ruinas romanas sumergidas en el Mediterráneo, llegando a la conclusión de que la resistencia de este hormigón es mucho mayor que la del hormigón que utilizamos actualmente.


El puente romano de Alcántara. Este puente durará mientras dure el mundo, se leen el dintel del templete donde descansan los restos de su autor.

Lo cierto es que todavía no se sabe en la práctica cuál es la verdadera resistencia y vida útil de los hormigones que utilizamos  en nuestras construcciones modernas. Se estima que los edificios actuales se mantendrán en perfectas condiciones durante más de 100 años, sin  embargo, hay algunas condiciones que hacen que los hormigones que utilizamos en la actualidad se deterioren rápidamente y pierdan sus capacidades resistentes, por ejemplo en ambientes salinos cerca del mar.

Pero, ¿por qué el cemento romano es un material más resistente que la actual cemento que utilizamos en el hormigón armado de nuestros edificios?

El cemento romano, un material más resistente que el actual cemento

La respuesta se obtiene de analizar los materiales utilizados para realizar el cemento por parte de los romanos. Los romanos utilizaban un limo extraído de zonas con alta actividad volcánica, esta ceniza, combinada con roca volcánica, conseguía que los cementos tuvieran grandes concentraciones de aluminio que combinado con el agua del mar, generaba una potente reacción química que provocaba que se creasen estructuras cristalinas en el cemento.

Este cemento daba lugar a hormigones más duros y resistentes que resistían el efecto del agua salada del mar y cuya estructura aumentaba su resistencia mecánica.

Por  otro lado, este cemento utilizado por los romanos con grandes concentraciones de cenizas resulta mucho más sostenible que el cemento actual. Los romanos creaban el cemento a temperaturas cercanas a los 900°C, sin embargo, el cemento actual necesita más de 1400 °C y genera muchos gases contaminantes, convirtiéndose en una de las fuentes de producción de CO2 más importantes de los países desarrollados.

Esta investigación abre nuevas vías para crear nuevos hormigones más sostenibles y de mayores resistencias mecánicas que los hormigones actuales gracias al uso de cenizas volcánicas en la producción de los cementos.

Parece que la antigua Roma todavía tiene mucho que aportar a nuestra civilización. No es de extrañar que actualmente se sigan manteniendo en pie gran cantidad de edificios construidos por los romanos y sobre todo estructuras civiles que aún hoy se siguen utilizando como acueductos o puentes, como por ejemplo el puente romano de Alcántara

 

Tarjetas de visita de hormigón
Un viejo búnker cortado por la mitad
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo