Bricolaje

Cómo hacer un sillón de estilo rústico tu mismo.

Paraxo Garcia Arquitecto
Jun 05, 2017
508
0

Ideas par hacer un sillón con madera de estilo rústico

Cómo hacer un sillón de estilo rústico tu mismo.

Hoy te vamos a enseñar a fabricar tu mismo un sillón original, con un aspecto rústico, muy sencillo y por poco dinero, de hecho el total nos ha costado, sin contar los cojines, poco más de 50€.


Lo primero que tenemos que hacer es saber que material necesitamos, tenemos varias opciones: la primera es comprar las maderas cortadas previamente en la ferretería y la segunda es cortar los listones de madera nosotros mismos. Ambas opciones son viables, y tienen sus ventajas e inconvenientes. Si las compramos cortadas evitaremos tener que hacerlo nosotros mismos con los riesgos que eso conlleva, el ahorro en energía y la suciedad que conlleva. En el segundo caso, si  cortamos las maderas nosotros, disponemos de más margen, ya que podemos ir midiendo poco a poco cada listón y ajustar las piezas según nos interese.

El resultado: un sillón rústico al que solo le faltan los cojines
Sillón estilo rústico de madera hecho por nosotros mismos

En todo caso, cortemos nosotros los tableros de madera o los compremos ya cortados, es necesario tener un listado con medidas de cada pieza antes de empezar (en el ejemplo la madera utilizada es pino americano):


Únete a nuestro foro del hogar

Laterales: 6 tablones de 70x18,5x4 cm

2 tablones de 8 x71x2 cm

2 tablones de 8 x69 x 2 cm

Respaldo: para el respaldo utilizamos:

5 tablones de 75 x14 x2 cm

1 tablón de 78,5 x 9 x 2cm

2 tablones de 70x9x2 cm

Para la base:

4 tablones de 64 x14 x2cm

1 tabón de 64x14x2cm

2 tablones de 60x9x2cm

Esquema de montaje de nuestro sillón rústico

Para hacer nuestro rústico sillón empezamos por los laterales, utilizando los tablones de mayor grosor porque queremos imprimir cierta entidad, aunque el peso de todo el conjunto aumente bastante en comparación con un sillón realizado solo con  listones de 2cm.

Son tres tablones por cada lateral y los unimos entre ellos con tacos de madera, y a su vez, cada uno con el listón del frente. Las uniones entre los apoya brazos y los tablones la hacemos con tirafondos, cuidando de incrustar la cabeza un milímetro para que luego la podemos tapar con masilla.

Sillón rustico DIy, hacemos los laterales con los listones más gruesos
Colocamos un listo de apoyo en el interior del lateral

Cuando tengamos los laterales procedemos a unir los tablones que formarán el respaldo, y por último montaremos los tablones de la base.

Una vez tengamos los laterales, montamos la base de nuestro sillón

La base tiene unas medidas de 64x64cm,
medida común en la mayoria de cojines de sillones comerciales

Bien, te preguntarás porque en nuestro tutorial para hacer un sillón rústico no te ofrecemos más fotos describiendo los pasos a seguir. La razón es porque pensamos que no se trata de un manual para gente sin ningún conocimiento en carpintería, sino más bien un manual para personas que les gusta el mundo del bricolaje y por lo tanto, lo que más importa y lo que más vais a agradecer son las ideas que os podamos ofrecer, y no tanto el proceso de fabricación.

Un sillón rústico con madera de pino hecho por nosotros

De hecho, no todos disponemos de tablones con estos grosores en nuestra zona, hay sitios en los que el grosor de los tablones comerciales varia unos milímetros, suficiente como para tirar por tierra todas las mediciones que os hemos dado. Así que os damos algunos consejos e ideas para que vosotros mismos podáis hacer vuestro propio sillón rústico. De hecho, la idea la obtuvimos a su vez de una serie de fotos que encontramos en internet.

1-Los tablones pueden ser de buena calidad o imperfectos, si son del segundo tipo os aconsejamos que lijéis las aristas para potenciar esa imperfección y ayudar a conseguir un efecto más rústico.

2-Siempre es bueno hacer un boceto previo con medidas. Si los tablones os lo cortan previamente aseguraos de conocer antes los grosores de los listones para ajustar las medidas. Si los cortáis vosotros tenéis dos alternativas: utilizar una sierra de calar o una sierra de disco. La segunda es mucho más precisa, y con la primera, probablemente no podáis evitar las imperfecciones del corte, por ejemplo listones con cortes no rectos, listones con un milímetro más de lo necesario, etc.. En este caso lo mejor es aprovechar esta imperfección y darle un aspecto todavía más rustico, rompiendo aristas y lijando bordes. Además, las maderas que hemos utilizado tampoco son precisas, teniendo ligeras imperfecciones en la planeidad de la pieza, en pocas palabras, menos mal que no vamos a hacer un mueble moderno y con la idea de lacarlo, ya que con nuestra sencilla y limitada sierra de calar y las maderas casi recién cortadas del tronco con un serrucho de toda la vida (es broma) no podríamos encajar ni una sola pieza.

3-Al sillón le hemos dado una pequeña inclinación hacia atrás, lo hemos hecho gracias al corte oblicuo de las patas delanteras.

4-Para tapar las cabezas de los tirafondos, es mejor preparar tu mismo una masilla que recurrir a las masillas de madera comerciales, ya que a la hora de aplicar el tinte, se absorbe mejor con una mezcla hecha por nosotros que con las mezclas que podemos encontrar en la ferretería.

La mezcla la realizamos con serrín de los propios cortes de la madera y cola de carpintero. La mezclamos bien, la aplicamos y lijamos posteriormente. De nuevo, indicar que el hecho de buscar un efecto rústico nos ayuda bastante, ya que el serrín sino esta tamizado crea una pasta rugosa difícil de igualar con el resto de la madera.

5-Acabado. El acabado lo es todo. De hecho, es el que marca la diferencia. Nosotros utilizamos tintes al agua. Las mezclas son 1 parte de rojo, 1 parte de azul, 3 partes de amarillo y una quinta parte de negro. Los tintes son polvos que se utilizan para tintar el cemento y lo mezclamos con un vaso de agua. La proporción de agua es relativa, ya que si utilizamos mucho volumen de agua, el tinte será muy claro y para conseguir el color deseado tendremos que aplicar más capas. Si utilizamos una mezcla con poco agua, lo que haremos será tintar muy intensamente la madera desde el principio. Os aconsejamos empezar por mezclas diluidas y dar muchas capas.

6-Y por último, la capa de laca. Para proteger la madera podemos utilizar laca,  cera o barniz. ¡Ah! Que no se me olvide, en la primera base de tinte al agua hemos disuelto una poco de gasolina para proteger la madera contra la carcoma.

El acabado es fundamental para conseguir el aspecto rústico: tinte y laca

El barniz puede ser mate o brillo (generalmente se vende como brillo) lo mismo sucede con la laca. La cera siempre será mate y el problema es que hay que dar varias capas y renovarla cada cierto tiempo (2 o tres años). En el ejemplo hemos utilizado laca mate transparente, pero es nuestro caso particular ya que en otras ocasiones hemos utilizado barnices con el mismo efecto, pero la marca de barniz que encontramos ahora no nos daba el resultado que queríamos (demasiado brillante), así que recurrimos a una laca natural mate transparente. Si el sillón es de exterior, olvídate de las ceras.

Hemos pensado en hacer nosotros los cojines pero en este ejemplo, y por el momento, nos conformamos con dos cojines reciclados de un sillón de ikea en la base, ya para el respaldo todavía no hemos tomado una decisión.

Que no se nos olvide. Las medidas de base del asiento son de 65x65cm pensando en los cojines de 64x 64 que son los más comunes en el mercado.

pasos de montaje sillón rústico hecho por nosotros
Fases fabricación de un sillón rústico hecho por ti mismo

 

Cómo enfriar mi casa en verano. Consejos fáciles y económicos para bajar la temperatura del interior del hogar.
Qué tipo de luz elegir para iluminar mi casa.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo