construccion

Consejos a la hora de comprar un piso nuevo o de segunda mano

Paraxo Garcia Arquitecto
Dic 11, 2014
0

Qué debo saber a la hora de comprar un piso nuevo o de segunda mano

Consejos a la hora de comprar un piso nuevo o de segunda mano. A la hora de comprar un piso nuevo o de segunda mano lo primero en lo que pensamos es en el presupuesto del que disponemos. Está claro que nuestra elección dependerá siempre del precio del inmueble, pero a veces nos olvidamos de otras cuestiones que son también muy importantes.


Qué debo saber a la hora de comprar un piso nuevo o de segunda mano

No vamos a hablar de temas financieros ni de hipotecas en este artículo, sino de cosas más cotidianas y también muy importantes a la hora de elegir un piso.


Únete a nuestro foro del hogar

Partimos del hecho de que muchas de las cosas que vamos a mencionar aquí ni tan siquiera se tienen en cuenta a la hora de hacer viviendas de lujo o de construirte tu propia casa, y es una lástima, porque se trata de temas que condicionarán la vida diaria y a veces pueden suponer un motivo para que tu compra se convierta en un fracaso. Por ejemplo: ruidos insufribles de vecinos, gastos inasumibles en calefacción, dormitorios inhabitables, instalaciones ineficientes, etc, etc, etc….

Consejos a la hora de comprar un piso nuevo o de segunda mano.

Empecemos hablando de los temas más generales para luego centrarnos poco a poco en los detalles más pequeños.

1-La ubicación dentro de la ciudad. Cualquiera de nosotros puede valorar esta variable sin necesidad de ser urbanista, por lo que no vamos a profundizar en el tema. Simplemente indicar la importancia de los siguientes aspectos:

-Cercanía a transporte público

-Densidad de servicios (recuerda que en zonas poco pobladas nunca va a existir una buena red de servicios públicos y cuando los haya te los gravarán en los impuestos municipales)

-Accesibilidad

-Zonas verdes y espacios públicos

2-Orientación. Cuando un vendedor inmobiliario te habla de la orientación, siempre comentará las virtudes y nunca las desventajas de su orientación. Cada piso es un caso especial ya que su propia ubicación dentro de la trama urbana y la cercanía de otros edificios puede hacer que una buena orientación en realidad sea un problema. De manera general podemos decir que:

-La mejor orientación es el 90% de los casos la orientación norte-sur.

-Las orientaciones norte son buenas para cocinas y zonas de servicio y la sur para salones y estancias.

-La peor orientación en climas muy calurosos en verano es la orientación oeste.

-Los salones orientados a norte son poco luminosos. Siempre hay que procurar que el salón tenga una orientación distinta a norte y a oeste.

2-La ventilación. Es imprescindible contar con una buena ventilación y para ello lo mejor son las viviendas pasantes, es decir, las que tienen fachadas con dos orientaciones o incluso con aperturas a patios interiores.

3-¿Qué altura de piso es la mejor?. Por lo general los peores pisos son aquellos que se sitúan en la última planta, siempre y cuando no exista un bajo cubierta sobre ellos. Estos pisos reciben la mayor cantidad de radiación solar en verano y son muy calurosos, y en invierno tienen las mayores perdidas de calor, por lo que resultan más caros de calefactar.

4-La distribución del piso. Los mejores diseños de piso son los que tienen pasillos más pequeños ya que son los que mejor aprovechan el espacio. Las dimensiones mínimas de las habitaciones suelen rondar los 2,5/2,8 x 3,00 metros, sin incluir el armario empotrado. Las habitaciones más cómodas son las que superan estas dimensiones, es decir, aquellas que tienen lados mayores a 3 metros de longitud en ambas dimensiones.

El resto de estancias pueden tener distintas dimensiones dependiendo de la vivienda, pero sin duda, aquí el tamaño si importa.

Aunque se construyen aseos en el interior de las viviendas, siempre es mejor que estos tengan ventilación natural, aunque no es una condición determinante.

Una de las cosas que muchas veces no se tiene en cuenta es la dimensión de los cuartos de servicio (zonas de lavado, terrazas). Es importante valorar la dimensión de estos porque son espacios que suelen quedar muy reducidos y muchas veces resultan demasiado incómodos.

5-Los acabados y calidades. Se suele vender la ventana de doble cristal como una gran ventaja, pero quizás sea un gasto innecesario en muchos casos, por ejemplo, una ventana doble en una orientación sur de un piso en Cádiz.

Lo mejor en cuanto a las ventanas es seguir estos consejo (hemisferio norte) huecos pequeños en orientaciones norte, huecos altos en orientaciones oeste para impedir que el sol del atardecer del verano moleste, ventanas grandes a sur para captar mejor el calor, pero bien protegidas con parasoles o toldos, siendo el hueco de la ventana orientada al este el que menos problemas presenta.

Sobre los acabados interiores, cada uno elegirá el que más le guste, pero hay una serie de consejos muy prácticos.

-La madera es buen aislante, pero en verano en un clima caluroso puede resultar asfixiante.

-Un suelo de madera con un suelo radiante no funciona eficientemente aunque algunos se esfuercen en venderlo como tal (leer el artículo que escribimos hace algún tiempo sobre el suelo radiante combinado con suelos de tarima de madera)

-La piedra y el gres son materiales muy apropiados para suelos de viviendas en zonas de veranos muy calurosos.

-El yeso se comporta muy mal con la humedad. Cuidado con yesos en interior de aseos y baños poco ventilados.

6-Y por último hablemos de las instalaciones y más concretamente de la calefacción.

El mayor gasto de una vivienda se produce en electricidad y calefacción. En cuanto a la energía eléctrica necesaria para poder alimentar los distintos electrodomésticos y el alumbrado interior no hay ninguna alternativa que pueda sustituir la conexión a la red de abastecimiento, (salvo las alternativas de las energías renovables). Sin embargo, en cuanto a la calefacción, si podemos optar por varias opciones (aunque en el caso de los pisos de edificios de vivienda colectiva a veces tampoco es posible).

La electricidad como fuente de energía para radiadores eléctricos es la alternativa más costosa.

El gas natural es una opción intermedia que resulta más barata y eficiente aunque no es la mejor solución cuando se trata de calderas individuales.

Sea cual sea el sistema, siempre son mucho más económicas las calefacciones centralizadas para un bloque entero de pisos.

Los sistemas de bomba de calor son muy eficientes, pero en la mayoría de los casos se trata de sistemas de aire-aire, que dan calor por aire caliente, lo que no resulta muy eficiente en muchos casos.

Si queremos buscar las mejores soluciones, es posible que en muchos climas la mejor opción dentro de las posibilidades que ofrece un piso en un edificio de viviendas sea la bomba de calor con suelo radiante (llamada aerotermía) aunque la instalación dependerá de muchos factores que no sólo afectan a un solo inquilino, como la colocación de máquinas en cubierta, etc…

Por qué comprar un medidor de consumo eléctrico
Consejos para comprar una estufa de bioetanol.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo