Decoración

Qué tipo de luz elegir para iluminar mi casa.

Paraxo Garcia Arquitecto
Jun 07, 2017
250
1

Cómo iluminar un espacio correctamente, qué tipo de luz elegir, cuál es la potencia que necesito en la bombilla para tener suficiente luz.

Tipos de iluminación para mi casa. ¿Qué tipo de luz elegir?

Hoy vamos a hablar de las distintas opciones que tenemos para iluminar cada estancia de nuestra casa. Clasificaremos los tipos de luz en grupos, por un lado la luz indirecta y la luz directa, en otro grupo hablaremos de los distintos colores de la luz y por último hablaremos de las intensidades dependiendo del uso del espacio a iluminar.


Cómo iluminar las distintas estancias de mi casa

No cometas el error de comprar la primera lámpara que encuentres que te parece bonita y ponerle la típica bombilla potente, aunque sea de LED o bajo consumo. Piensa antes que es lo que más te conviene y que tipo de iluminación necesitas, seguro que así ahorras dinero y además consigues un resultado mejor.


Únete a nuestro foro del hogar

Te mostramos primero un cuadro resumen muy útil. Eso si, no te lo tomes al pie de la letra porque la última decisión la tomas tú.

Estancia

Tipo de luz

Color

Luminosidad

Comedor

Directa-indirecta

Amarillo

100lumenes/metro cuadrado

Cocina

Directa

Blanco

80lumenes/metro cuadrado

Sala

Indirecta-Directa

Amarilla

100lumenes/metro cuadrado

Dormitorio

Indirecta-Directa

Amarilla

75lumenes/metro cuadrado

Lugar de trabajo

Indirecta-Directa

Blanca

150lumenes/metro cuadrado

Lugares de paso

Indirecta

Amarilla-Blanca

70lumenes/metro cuadrado

 

Hay una gran cantidad de combinaciones diferentes, no estamos ante reglas fijas e inmutables. Por ejemplo: en ciertos casos podemos iluminar un lugar de trabajo solo con luz indirecta, sobretodo cuando se trata de zonas amplias. El color de la luz es algo más subjetivo y hay mucha gente que utiliza el blanco en los dormitorios y el amarillo en cocina y respecto a la luminosidad, aunque es bueno guiarse por los parámetros que te damos en la tabla, siempre puedes variarlos a tu conveniencia.

Los distintos tipos de luz

Empecemos hablando del tipo de luz. ¿A qué nos referimos con el tipo de luz? Con el tipo de luz nos referimos a la luz directa y a la luz indirecta, es decir, a la forma con la que iluminamos un espacio. Una estancia la podemos iluminar con luces directas que iluminen algo concreto, para que te hagas una idea, estamos hablando de algo parecido al efecto de las linternas, o lo podemos iluminar con luces indirectas, cuya luz es más homogénea y no se sabe muy bien de donde procede. Esta clasificación es un poco anodina, pero nos sirve para dividir el tipo de focos. Lo resumimos en un pequeño cuadro de ejemplo:

Tipo de foco

Tipo de luz

Lámpara de techo

Luz directa

Halógenos empotrados

Luz indirecta

Lámparas con luces orientadas hacia arriba (por ejemplo arañas)

Luz indirecta

Flexo

Luz directa

Bombilla sin lámpara

Luz indirecta

 

La elección de un tipo de luz u otro depende de tus necesidades, aunque quizás te pueda resultar muy útil el siguiente resumen descriptivo.

Ventajas y desventajas de la luz directa

Ventajas de la luz directa:

Con la luz directa se iluminan muy bien ciertas zonas, por ejemplo mesas de trabajo. Dependiendo del tipo de foco y naturalmente de la bombilla, podemos conseguir luminosidades muy altas.

Ayudan a potenciar ciertos espacios ya que crean claro oscuros, lo que las hace muy interesantes desde el punto de vista decorativo. Una lámpara de lectura en un rincón de la sala puede aportar gran valor estético, además de resultar muy útil.

Desventajas de las luces directas.

Por lo general, sirven para iluminar espacios pequeños, ya que como te puedes imaginar, es muy complicado iluminar un salón con una lámpara de pie. En todo caso, si se trata de lámparas de techo con focos abiertos, por ejemplo los rieles con distintas lámparas, si podríamos iluminar un espacio relativamente grande.

Otra de las desventajas de las luces directas es que pueden producir reflejos.

La luz directa orienta se orienta hacia la zona a iluminar
La luz directa ilumina zonas concretas dentro de tu habitación

Ventajas y desventajas de la luz indirecta.

Ventajas de luz indirecta

Nos ayudan a iluminar espacios muy grandes con una luz homogénea y no muy intensa.

Si empleamos luces indirectas ocultas conseguimos efectos muy interesantes.

Desventajas de la luz indirecta

Por lo general, son más difíciles de instalar ya que la luz indirecta alcanza su máxima expresión con recursos como las candilejas o los fosos en los techos. Aunque también podemos recurrir a lámparas de techo invertidas, que orientan la luz hacia el techo e iluminan los espacios reflejando la luz.

Las luces indirectas suelen producir menor intensidad de luz que las luces directas ya que juegan con los reflejos de la luz, por lo que para conseguir altas luminancias tenemos que aumentar el número de focos.

La luz indirecta es ideal para espacios de trabajo

 

El color de la luz.

Creo personalmente que una de las cosas en las que menos se preocupa la gente cuando piensa en la decoración de su casa es en el color de la luz, sin embargo, optar por un color blanco o uno amarillo cambia radicalmente la apariencia de una estancia. No vamos a entrar a valorar otros colores menos frecuentes, por lo que nos centraremos en el color blanco y en el color de luz amarilla.

En el cuadro del principio hemos intentado indicar que color es el más adecuado para cada uso, pero eso no quiere decir que no podáis elegir el que más os guste. Lo que os podemos indicar es que el color blanco es más parecido a la luz natural y el amarillo es más tenue y apagado, por otro lado, el blanco es un color más acorde para espacios de trabajo que necesitan mucha luz y el amarillo es más adecuado para lugares de relajación, por ejemplo los dormitorios.

La luz amarilla es ideal para zonas de relax
Se suele recurrir a la luz amarilla en dormitorios

La luz blanca es ideal para espacios de trabajo

Y por último hablemos de la luminosidad, o mejor dicho de la luminancia.

Para no liarnos deciros que nos estamos refiriendo a la “potencia” o mejor dicho a la cantidad de luz que aporta una bombilla. Cada actividad se suele relacionar con una cantidad de luz y existen estudios que nos pueden servir para calcular la cantidad de bombillas que necesitamos para iluminar un salón, un despacho o una cocina. Aunque, al igual que os hemos comentado antes, la elección final en tu casa la tienes tú.

La luminancia se mide en lúmenes y en todas las bombillas se indica este valor. Te mostramos una tabla resumen que te puede ser muy útil para calcular el número de bombillas que necesitarás en función a los lúmenes y el uso de la estancia a iluminar:

Estancia

Luminancia

Salón

100lumenes/metro cuadrado

Comedor

100lumenes/metro cuadrado

Dormitorios

75lumenes/metro cuadrado

Cocina y baños

80lumenes/metro cuadrado

Zona de trabajo

150lumenes/metro cuadrado

 

Lo cierto es que son valores muy altos y por lo general, con menos lúmenes conseguimos iluminar bien cualquier espacio de nuestro hogar.

Con estos datos ya puedes elegir la mejor lámpara con su correspondiente bombilla para cada estancia de tu casa.

Cómo hacer un sillón de estilo rústico tu mismo.
Cómo pintar con efecto envejecido un mueble utilizando laca
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

  • Un post muy completo e interesante. Es muy importante informarse bien siempre que se va a comprar algún producto de iluminación, de su calidad, de los diferentes tipos de luces, así como de sus ventajas o desventajas. Hay muchos sitios para comprar productos de gran calidad y estar bien informado, como por ejemplo http://www.misume.es/iluminacion entre muchos otros.
    2017-07-14 14:56:18
    Contesta

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro