decoracion

El ficus bonsái. Cuidados y mantenimiento

Paraxo Garcia Arquitecto
Jun 19, 2013
0

El ficus bonsái. Cuidados y mantenimiento: poda, riego, enfermedades del ficus bonsai

El ficus bonsái. Cuidados y mantenimiento


El ficus bonsái. Los ejemplares procedentes de las zonas cálidas son perennes, provistos de hojas con aspecto coriáceo y cierta rigidez. El tronco y las ramas son de una corteza con escasas irregularidades en su superficie, destacando la raíces aéreas que nacen de las ramas y que descienden hacia la base del tronco, lo que da lugar a llamativas formaciones que confiere un aspecto singular a los ejemplares más longevos. Las características más particulares son la savia, un latex de color blanquecino, y los frutos, carnosos y cargados de azúcares.

El ficus bonsái. Cuidados y mantenimiento: poda, riego, enfermedades del ficus bonsai


Únete a nuestro foro del hogar

Mantenimiento vegetativo de un Ficus bonsái.

El Ficus requiere zonas de cultivo con mucha iluminación, aunque conviene evitar la exposición directa a los rayos del sol. Necesita temperaturas altas para sobrevivir, especialmente en invierno, lo que obliga a realizar el cultivo en el interior de un invernadero o dentro del propio hogar en regiones de marcado contraste estacional. El ambiente debe ser húmedo en la medida de lo posible, debiendo realizar un riego regular en verano y escaso en invierno, se debe dejar siempre que el sustrato se seque antes de aportar más agua.

El Ficus se debe desarrollar en un suelo rico y térmico elaborado a partir de compost vegetal y arcilla de carácter calcáreo. El abono resulta necesario cuando la producción de hojas es escasa, para lo cual hay que mantener una dosis semanal mínima durante el periodo de crecimiento.

El trasplante del ficus bonsái se realiza a principios de la primavera, al menos una vez cada dos años, retirando las diminutas raíces que crean una densa maraña en los extremos del cepellón.

Mantenimiento estético del Ficus bonsái.

Se deben podar las ramas leñosas en invierno, cuando la planta está en reposo. El resto del año, sobre todo en primavera y el verano, deben llevarse a cabo labores de pinzado de los nuevos brotes y de las hojas mayores, para controlar el follaje y provocar la disminución del tamaño del mismo. Conviene eliminar las hojas que comienzan a amarillear, así como cepillar la base del tronco que adquiere tonalidad verde por efecto del exceso de humedad.

La técnica del alambrado es perfectamente válida para el Ficus bonsái, tanto para el tronco como la ramas, pero hay que cerciorarse de que el crecimiento no queda  limitado  por la alambre, ya que pueden producirse heridas importantes.

Plagas y enfermedades del Ficus bonsái.

Las plagas y enfermedades del Ficus bonsái son la mosca blanca y diversos tipos de chupadores de savia, conviene vigilar el envés de las hojas y sus axilas, a fin de erradicarlos antes de que se conviertan en plaga.

Las especies más características de Ficus son el Ficus benjamina. Ficus. Esta especie posee unas hojas de tamaño medio en condiciones naturales.

El Ficus retusa. Ficus. Quizás el más extendido actualmente como bonsái, su resistencia y vigor lo convierten en una de las especies más adecuadas para el cultivo en miniatura.

El ficus bonsái. Cuidados y mantenimiento: poda, riego, enfermedades del ficus bonsai

®redactado por equipo editorial de decoración vilssa

El reciclado de los vehículos
Iluminación de recibidores y escaleras en decoración
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo