ciudades

Cambados: vino albariño en las rias baixas gallegas

Paraxo Garcia Arquitecto
Ago 27, 2013
0

Cambados: vino albariño en las rias baixas gallegas. Una villa que nace de la fusión de tres núcleos de población

Cambados: vino albariño en las rias baixas gallegas. Cambados nace de la unión de tres núcleos de población: Fefiñáns, Cambados y Santo Tomé. Algo que se ha repetido a lo largo de todo el litoral de las rías bajas, que ha experimentado una intensa ocupación desde la antigüedad. La actual Cambados se encuentra en el estuario del Umia, en una costa protegida por la península del O Grove y otras islas y accidentes geográficos, en un marco natural provilegiado.


Cambados: vino albariño en las rias baixas gallegas. Una villa que nace de la fusión de tres núcleos de población

Un entorno privilegiado, con fértiles tierras, un clima favorable y unas rías repletas de marisco, hacen de Cambados una población rica y próspera desde antiguo. Dicen que el diablo le dijo a Dios en su última tentativa para hacerle caer en la tentación: si postrado mi adorares, todo esto te daré, menos Cambados, Fefiñáns y Santo Tomé.

Hoy Cambados, declarado conjunto histórico artístico, es una villa señorial y marinera que se muestra al mundo como la capital del vino Albariño.

Los tres núcleos que forman el actual Cambados guardan sus rasgos de identidad, destacando en Fefiñáns el complejo palaciego religioso, en Cambados el paso de Figueroa y en Santo Tomé, la Villa Vella del siglo XII, con su popular ambiente marinero y el palacio de Montesacro.

En estas tierras se asentaron numerosas órdenes monacales, pero avanzado el medievo, fueron entregadas a la orden del Temple y a la del Santo sepulcro y terminaron sometidas al dominio señorial de los Ulloa, Sotomayor, Monterrey y la casa de Alba, todos ellos maravillados por la gran riqueza de crustáceos y moluscos, destacando las ostras y almejas, vieiras, nécoras y centollos, recursos cuya explotación enriquecieron y dieron fama a esta hermosa villa.

Cambados: vino albariño en las rias baixas gallegas. Una villa que nace de la fusión de tres núcleos de población

La historia de Cambados se remonta a los siglos VI y V antes de Cristo, habiéndose encontrado restos de la presencia celta, así como del establecimientos de los fenicios en la desembocadura del río Umia. Durante la guerra de los romanos y los cartagineses, Cambados organizó guerrillas contra Roma. En el año 716, padeció el acoso musulmán, y en el siglo IX se convirtió en uno de los muchos feudos de Tui, lo que no impidió que continuaran la revueltas y las luchas con otros pueblos como los normandos, destacando las trifulcas  de los años 844,854 y 977.

Hoy en día, todavía se pueden descubrir las trazas de las tres poblaciones que dieron lugar a la actual Cambados: Fefiñáns, Cambados y Santo Tomé. Destaca la actual plaza de Fefiñáns, construida a finales del siglo XVI. Su trazado está condicionada por la existencia de dos caminos, la iglesia monacal y la ría. Su forma actual es el producto de una serie de transformaciones, en las que se llegó a perder los pasos superiores que comunicaban el costado norte del palacio con el parque del mismo lado. En todo caso, mantiene su belleza original. En esta plaza, podrás disfrutar y degustar el rico marisco de la rías bajas acompañado de un fresco vino Albariño.

Cambados: vino albariño en las rias baixas gallegas. Una villa que nace de la fusión de tres núcleos de población

El núcleo marinero, el antiguo núcleo de Santo Tomé, posee un interesante espacio delante del palacio de Montesacro. Este edificio, destaca entre el modesto caserío popular y fue edificado en el siglo XVIII por los marqueses de Montesacro. Se trata de una arquitectura barroca muy sencilla, unida a una capilla, construido según un estilo muy parecido al del Fefiñáns pero mucho más modesto.

Cambados, hoy conjunto histórico, es parada obligada en una visita y recorrido por la rías Baixas gallegas, cerca de Cambados, y si el tiempo acompaña, podrás darte un chapuzón en la playa de la Lanzada, cerca del conocido balneario de la Toja.

Redactado por equipo editorial de urbanruta

Foto de un tejado de una casa de Mondoñedo
Un cementerio muy especial en Finisterre.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo