Trampas y obstáculos para bicicletas en los caminos

Trampas y obstáculos para bicicletas en los caminos. Escribimos este artículo para denunciar una práctica que se está convirtiendo en una costumbre muy peligrosa por parte de ciertas personas que colocan trampas en los caminos por los que transitan las bicicletas de montaña.

Desde hace algún tiempo se están produciendo en muchas zonas de España accidentes debidos a trampas colocadas intencionadamente en el camino para impedir el paso de las bicicletas, estas trampas pueden ir desde pinchos, grandes piedras o hasta cables con espinas.

trampas para bicicletas

Es cierto que muchos de estos elementos son colocados por los propietarios de las fincas colindantes para evitar que se les escape el ganado, pero hay otras veces que, descaradamente se colocan para impedir el paso de los ciclistas.

Vamos a suponer que algunas veces estos actos son simples travesuras que no buscan ningún daño para el ciclista, pero la verdad es que han ocasionado ya más de un accidente grave. 


Las trampas puede suponer un gran peligro para los ciclistas ya que algunas de ellas son realmente peligrosas, como puede ser caso de los cables ocultos atados a los troncos de dos árboles y que el ciclista no puede percibir hasta que es demasiado tarde. Estos cables pueden producir desde amputaciones, fuertes caídas o graves heridas. Otro de las trampas más comunes consiste en colocar púas y pinchos clavados en un madero  por los caminos por los que transitan las bicicletas y que tienen como finalidad pinchar los neumáticos de estas, pero que puede suponer también un accidente mucho más grave para el propio ciclista si tiene la desgracia de caer sobre ellas.

Hay que recordar a todas estas personas que colocan este tipo de obstáculos en los caminos que estos, son generalmente, de propiedad pública, y que los ciclistas tienen todo el derecho del mundo a transitar por ellos. Todo camino y vía pecuaria que hay por nuestros montes y zonas rurales es de uso público siempre que no se encuentre dentro de una finca perfectamente delimitada.

No se puede justificar estas prácticas bajo ningún concepto, y hasta el momento no se les ha encontrado justificación alguna salvo el simple hecho de entorpecer el paso de los ciclistas bien porque resulta una molestia para los propietarios de las fincas colindantes, o bien por el simple hecho de hacer una travesura.

Las peligrosas trampas para ciclistas en los caminos y montes

Comparte este artículo

Shop
Knight Logo
Knight Logo