tendencias

Paneles “fotovoltaicos” hechos de plantas

Paraxo Garcia Arquitecto
Ago 07, 2014
0

Cómo conseguir a partir de plantas crear paneles fotovoltaicos

Paneles “fotovoltaicos” hechos de plantas. Desde hace muchas décadas, científicos de todo el mundo investigan y buscan la forma de reproducir un proceso tan complejo como la fotosíntesis. Sabemos  en que consiste la fotosíntesis pero no somos capaces de reproducirla artificialmente.


Cómo conseguir a partir de plantas crear paneles fotovoltaicos

Sin duda, el día que lo logremos, la humanidad conseguirá dar un paso tecnológico sin precedentes ya que podremos a partir de la energía del sol, generar moléculas orgánicas, sintetizar energía y quién sabe que más…

Pero por el momento nos tenemos que conformar con acercamientos más o menos parecidos.

Cómo conseguir a partir de plantas crear paneles fotovoltaicos

Paneles “fotovoltaicos” hechos de plantas, gracias a la fotosíntesis

Unos científicos del MIT están trabajando  con plantas para aprovechar la energía solar y convertirla en energía eléctrica. Para ello combinan hierbas y otros productos orgánicos y los mezclan con óxido de zinc, oxido de titanio, vidrio y otro metal como sustrato y logran “imitar” los procesos de fotosíntesis naturales de las plantas

Esta tecnología no reproduce artificialmente la fotosíntesis sino que se vale de ella. Pero la gran ventaja es que se trata de un sistema muy barato a partir del cual todos podríamos obtener energía eléctrica.

Los científicos del MIT lo que hacen es aprovechar las estructuras vegetales que realizan la fotosíntesis para crear una corriente eléctrica de una forma barata y sencilla. Se dice incluso que estaríamos hablando de cosechar nuestros propios paneles solares.

La teoría sobre la que trabajan estos investigadores es viable pero en la práctica se encuentra con grandes problemas, en primer lugar hay que asegurar que las plantas se mantienen vivas sobre los sustratos, ya que el proceso de fotosíntesis lo siguen realizando los organismos vegetales porque aún no sabemos como reproducirlo, el segundo problema es que por el momento estamos ante un sistema con una baja eficiencia, estamos hablado de tasas por debajo del 2%, lo que hace que todavía se trate de tecnologías muy básicas.

Pero quien sabe si en el futuro todos podremos generar nuestra propia energía de forma barata y fácil, claro siempre y cuando nos dejen los grandes intereses económicos y las empresas suministradoras.

El chocolate derretido en la boca es mejor que un beso
Una pequeña libélula voladora
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo