tendencias

Que hacer ante una catástrofe. Medidas mínimas de supervivencia

Paraxo Garcia Arquitecto
Dic 11, 2013
0

Medidas mínimas de supervivencia ante una catástrofe natural. Las tormentas solares.

Que hacer ante  una catástrofe. Medidas mínimas de supervivencia. En 1859 se produjo un fenómeno denominado Evento Carrington y que dañó las infraestructuras de telecomunicaciones de la época, pero que no tuvo mayor repercusión en la vida cotidiana de las personas.


Medidas mínimas de supervivencia ante una catástrofe natural. Las tormentas solares.

El evento Carrington fue un fenómeno que se conoce como tormenta geomagnética y que consiste en tres etapas: una erupción solar, una tormenta de radiación y  una eyección de masa coronal (CME), que es la que daña todos los sistemas eléctricos de la tierra.

En junio  de 2012 se produjo este fenómeno y una eyección de material solar viajando a 7 millones de millas por hora estuvo muy cerca de impactar contra la tierra. Los científicos piensan que de haber golpeado nuestro planeta, hubiese provocado un desastre tecnológico a escala global: satélites, redes eléctricas y de comunicación habrían quedado inservibles y se hubiese ocasionado un caos a nivel mundial. Probablemente hubiesen quedado inutilizadas centrales eléctricas, toda la redes de comunicación, los sistemas informáticos, los transportes terrestres y aéreos, etcétera.

Las eyecciones de masa coronal son tormentas que abaten el campo magnético de la tierra. La tormenta que sucedió en julio de 2012 se produjo en el lado lejano del Sol, el que no apuntaba directamente a la tierra y eso evitó que llegase en toda su intensidad hasta la tierra.

Las tormentas solares son más frecuentes de lo que pensamos, en el año 1989, una tormenta geomagnética colapsó el sistema de transporte de energía eléctrica de Quebec, cortando el suministro eléctrico durante nueve horas. Aunque generalmente estas tormentas suelen ocasionar espectáculos de belleza sublime, también suponen un grave peligro para la vida de las personas, de hecho, la tormenta Carrington, que interrumpió las comunicaciones de telégrafo en todo el mundo, provocó también incendios en oficinas de telégrafos y causó indirectamente varias muertes.

Que hacer ante  una catástrofe. Medidas mínimas de supervivencia. Las tormentas solares, tan frecuentes de nuestro sistema solar, pueden ocasionar grandes daños al planeta tierra. Sin embargo, muchos países son ajenos a esta amenaza y no contemplan medidas de actuación en caso de una catástrofe de esta magnitud.

Es aconsejable que la población tenga, a  nivel doméstico,  prevista unos mínimos protocolos de actuación, ya que en situaciones excepcionales, los cortes de energía pueden durar varios días.

Medidas mínimas de supervivencia ante una emergencia o catástrofe natural.

1-Guarda siempre en un lugar seguro, pilas, linternas, y una radio.

2-Almacena alimentos no perecederos tales como conservas, comida ligera y snacks.

3-Lo más importante es disponer de agua potable, acostúmbrate a tener siempre garrafas de agua mineral en tu casa.

4-Ten a tu disposición velas y cerillas. Cuando se producen cortes de luz, las velas nos pueden ayudar a orientarnos en la oscuridad. No olvides las cerillas, ya que hoy en día, podría resultar muy difícil encontrar una fuente de calor para encender fuego.

6-Es importante contar con un sistema potabilizador de agua. Existen unos potabilizadores muy sencillos y que no necesitan mantenimiento. 

7-Ten siempre a mano un botiquín con medicinas básicas: aspirinas, gasas para curas de primeros auxilios, puntos americanos, etc...

Con estos consejos prácticos y muy sencillos podrás estar seguro de poder superar sin problemas un corte de suministro eléctrico durante  varios días.

A nivel doméstico, poco más podemos hacer para prepararnos ante una posible catástrofe natural. Son las autoridades las que tienen la obligación de contemplar planes de emergencia y de actuación ante estas posibles situaciones, ya que, el más pequeño incidente puede provocar el caos en las grandes metrópolis. Sin embargo, cuando existen planes de emergencia y protocolos de actuación, los daños se minimizan enormemente y el tiempo de reacción suele reducirse significativamente , ayudando a normalizar la situación en poco tiempo. Esperemos que las administraciones hayan hecho sus deberes.

Cómo pinzar las ramas y hojas de un bonsái
Un cóctel de hierbabuena refrescante para navidad
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo