tendencias

El chocolate derretido en la boca es mejor que un beso

victoria Arquitecto
Feb 05, 2014
0

Parece que derretir el chocolate en la boca es más excitante que darte un beso sin abrazo

El chocolate derretido en la boca es mejor que un beso. Un estudio llevado a cabo por el doctor Davis Lewis de Mind Lab, concluyó que derretir chocolate en la boca provoca más excitación que un beso. 


Parece que derretir el chocolate en la boca es más excitante que darte un beso sin abrazo

Para confirmar su hipótesis realizó un estudio en varias parejas de veinteañeros mientras estas derretían chocolate en la boca primero y se daban un beso después.  El chocolate provocaba mayor excitación y duplicaba los latidos del corazón  en los voluntarios que se sometieron al ensayo mientras derretían chocolate en su boca.


Únete a nuestro foro del hogar

Ya se sabía que el chocolate tenia sustancias que provocaban reacciones en nuestro organismo, de hecho, muchos aseguran que tiene grandes propiedades afrodisíacas, pero parece que el secreto puede estar en dejar que el chocolate se derrita poco a poco en la boca.

Naturalmente que un beso provoca excitación en el cuerpo pero parece que el chocolate lo hace en mayor medida, ya que los latidos de aquellos que lo derriten en su boca aumentan de 60 por minuto a 140 latidos por minuto. Para medir estas respuestas, el equipo del docto David Lewis colocó electrodos en el cuero cabelludo y monitores cardiacos en los voluntarios.

El estudio reveló que a medida que el chocolate se va derritiendo en la boca todas las regiones del cerebro reciben un estímulo más intenso que en el caso de un beso.

Otra de las conclusiones del estudio fue que el hombre y la mujer actúan de la misma manera ante el chocolate, algo que popularmente se consideraba casi exclusivo de las mujeres.

Se sabe que el chocolate tiene efectos beneficiosos para el organismo, gracias entre otras cosas a sus sustancias antioxidantes. El chocolate desencadena en nuestro organismo una serie de reacciones que provocan la producción de serotonina, sustancia que junto a la dopamina y la norepinefrina son las causantes de la atracción sexual y de esa sensación de euforia, placer y satisfacción tan característica  de actos como el beso.

Lo que sucede al ingerir chocolate es que se eleva la insulina y en consecuencia los aminoaciodos de la sangre se dirigen hacia los músculos a excepción del triptófano que va al cerebro y desencadena la serotonina.

Así pues, la explicación a por qué el chocolate nos produce esa sensación de bienestar viene de las reacciones químicas que se producen en nuestro organismo cuando ingerimos el cacao. Ahora bien, parece que dejar que el chocolate se derrita en la boca aumenta estas reacciones hasta el punto que comer chocolate es más excitante que dar un beso.

 

Los perros son capaces de interpretar nuestros gestos
Paneles “fotovoltaicos” hechos de plantas
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro