Deporte y motor

¿Cómo conseguir una indemnización por accidente de moto?

Nov 20, 2017
84
0

Qué hacer cuando tienes un accidente de moto


¿Cómo conseguir una indemnización por accidente de moto?

Uno de los accidentes de tráfico más usuales son los protagonizados por motoristas. Sea cual sea la magnitud de las lesiones ocasionadas, es normal que la persona afectada quiera reclamar una indemnización por accidente de moto. El primer paso a dar para poner en marcha el procedimiento será, indistintamente, ponerse en contacto con profesional capaz de asesorarnos en el proceso para obtener la compensación monetaria justa en nuestro caso.

caerse en una moto


Únete a nuestro foro del hogar

Es necesario tener en cuenta la necesidad de tomar cartas en el asunto y dejarnos ayudar por una asesoría, puesto que en muchas ocasiones, los accidentes de moto tienen como consecuencia indemnizaciones considerables debido al carácter de los accidentes. Los motoristas tienen muchas más posibilidades de acabar malheridos debido a que están mucho más expuestos a los golpes que un conductor o un pasajero de un coche. Por esta razón es necesario llevar paso a paso todo el procedimiento. 

Aunque la idea popular es que son los motoristas quienes provocan la mayor parte de los accidentes de tráfico en los que se ven implicados, lo cierto es que en muchas ocasiones no es así; a menudo son otros vehículos los que, por mala praxis o distracciones a la hora de conducir, provocan estos siniestros en los cuales las motos y quienes van encima se llevan la peor parte.

Para poder cobrar una indemnización lo más acorde posible a los datos reales de las circunstancias, será necesario aportar todo un conjunto de documentación que recoja diferente información esencial: desde las lesiones ocasionadas durante el incidente hasta el tiempo pasado en el hospital, así como también el tiempo de rehabilitación que se necesitará (en caso de ser así) y las posibles secuelas debidas al accidente. Es muy importante reunir la información lo antes posible, ya que en muchas ocasiones, por causas debidas a la gravedad de la persona afectada, ésta no puede valerse por sus propios medios para defender su versión de los hechos.

A toda esta información también se le deben sumar otros datos que resultarán sustanciales para poder componer el cuadro completo. Un ejemplo de ello son las pérdidas materiales que puedan haberse ocasionado durante el accidente (el mismo vehículo, objetos que fueran llevados encima por la persona afectada, etc.). Si existen testigos del incidente, también es importante contar con su testimonio, ya que resultará de valiosa información para la resolución.

En función de los daños ocasionados y de toda la información aportada, la indemnización variará en cuestión de la suma. No existe un baremo fijo para este tipo de situaciones, puesto que cada caso es diferente, igual que cada persona y las consecuencias que estos incidentes provocan en cada una de ellas. Los perjuicios que pueden atribuirse oscilan entre los de tipo básico y moderado (los que han tenido consecuencias más leves) a aquellos que se consideran de tipo grave o muy grave. Las secuelas de diferente tipo (rehabilitación, disminución de la calidad de vida, imposibilitación laboral, secuelas estéticas o incluso daños de tipo psicológico) también juegan un papel en el monto final de la indemnización a percibir.

En cualquier caso, es de suma importancia contar con la asesoría capaz de darnos el apoyo necesario en estos casos y así evitar que cualquier perjuicio que hayamos podido sufrir quede sin compensación.

El Black Friday ya supera a la campaña de Navidad
Las piscinas prefabricadas de madera elevadas sobre el terreno.

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo