ciudades

Aprovechar viejas infraestructuras para crear un espacio público

Paraxo Garcia Arquitecto
Ene 29, 2014
0

El New York High line de Nueva York, un parque sobre una antigua vía de tren urbano

Aprovechar viejas infraestructuras para crear un espacio público. Las ciudades se encuentran muy a menudo con el problema de qué hacer con viejas infraestructuras obsoletas o que ya no tienen uso: viejas estaciones de metro, antiguos edificios, o por ejemplo, vías de transporte elevadas. Este es el caso del New York high Line de Nueva York, un antiguo paso elevado para el ferrocarril que han reconvertido en un espacio público recuperado para los ciudadanos y desde el que se pueden apreciar unas privilegiadas vistas de la ciudad.


El New York High line de Nueva York, un parque sobre una antigua vía de tren urbano

El proyecto surge de un concurso internacional de mayo del año 2003 que ganó el equipo compuesto por James Corner Field Operations junto a Diller Scofidio + Renfro

El High line era una estructura de acero de más de 2 km de largo construida en 1930 para el ferrocarril urbano que recorría varios barrios del lado este de Manhattan y que en la actualidad había quedado en desuso. 

El proyecto ganador se inspira en el estado de abandono de la propia infraestructura, donde las malezas han ido poco a poco creciendo entre las vías del ferrocarril. Los autores del proyecto, aprovechando la propia vegetación que ha crecido salvaje durante estos años, plantean un recorrido por las distintas partes del paso elevado.

El parque se divide en tres secciones que tienen más de una docena de accesos a lo largo de todo su recorrido, y  por el que se van sucediendo zonas de descanso y miradores asomados a la ciudad.

El New York High line de Nueva York, un parque sobre una antigua vía de tren urbano

El New York High Line es un proyecto que ha sabido recuperar viejos espacios  de una ciudad de una manera sencilla y con un coste económico muy reducido, ya que de otra manera, desmontar una infraestructura de este tipo supondría una inversión considerable por parte de la administración. 

El New York High Line destaca sobre todo por la idea tan interesante de saber aprovechar una instalación sin uso y convertirla en un espacio público que enriquece hoy la vida de los ciudadanos sin necesidad de realizar grandes inversiones en obras públicas. 

El New York High line de Nueva York, un parque sobre una antigua vía de tren urbano

Fotos de Iwan Baan

Consigue que te vean cuando vayas en bicicleta
Rutas de aventura con la BMW r1200gs
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo