tendencias

Me voy a trabajar al extranjero. La mudanza

Paraxo Garcia Arquitecto
Feb 03, 2015
0

Cómo plantearse una mudanza de toda la casa para irse a vivir al extranjero

Me voy a trabajar al extranjero. La mudanza. Ya os conté el otro día el inicio de mi experiencia de tener que irme a vivir al extranjero. La verdad es que una vez tomas la decisión, ya sólo queda ponerte manos a la obra. Al principio todo parece sencillo, pero cuando te metes de lleno en el maravilloso mundo de la burocracia y el papeleo, te das cuenta de que vivimos completamente atados por normas y leyes que nos guían hacia un modelo de vida común y normalizado. Cuando necesitas cambiar un poco tu modelo de vida, comienzan los problemas.


Cómo plantearse una mudanza de toda la casa para irse a vivir al extranjero

Hoy te voy a contar todo el proceso de mudanza que he tenido que sufrir para poder trasladarme al extranjero.

En primero lugar, lo que tuve que estudiar es lo que nos resultaba más económico, teníamos varias opciones:

1-Vender los muebles y comprarlos en el lugar de destino

2-Llevarnos sólo la mitad de los muebles y la otra mitad comprarlos allí

3-Llevarnos todo lo posible en cajas

4-Contratar un contenedor y llevarnos la casa entera

También pensamos en llevarnos el coche, pero no es factible, porque en la mayoría de países ponen muchos problemas a la importación de vehículos, y da lo mismo que seas propietario y residente del país.

Una mudanza para irse a vivir al extranjero.

Lo primero que tienes que hacer es preguntar o informarte acerca de las condiciones para realizar una mudanza de enseres personales. Preguntar sobre los impuestos y las posibilidades de exoneración de los mismos. Es decir, que no tengas que pagarlos. Ten mucho cuidado porque si tienes que pagar muchos impuestos a lo mejor no sale rentable llevar ni tan siquiera un libro.

En mi caso, la idea es exonerar los impuestos justificando la residencia en el país de destino. Y una vez hechos los cálculos, lo más barato es llevar todo lo posible en un contendor por barco. Coste: pues calcula que entre unas cosas y otras no baja de los 5000€. Aunque parezca mucho, en mi caso resultaba mucho más caro comprar allí los muebles y vender aquí los nuestros. Sobretodo teniendo en cuenta que es inevitable que tengas que mandar alguna caja con ropa o libros.

Nuestro consejo es que te informes muy bien de todo y que contrates una buena compañía. Nosotros pedimos varios presupuestos y algunos de ellos eran un poco extraños. Por ejemplo, alguno nos daba sólo el coste del contenedor (2500€) pero no incluía los gastos del puerto, es decir otros 2500€. En otro presupuesto nos decían que nos dejaban un contenedor en la puerta de casa y que en 4 horas venían a buscarlo una vez llenado por nosotros, es decir, algo increíble.

Al final, contratar una compañía de mudanzas internacionales es lo más seguro y económico.

Eso si, queda por confirmar que todo sale bien y no hay problemas en el puerto de destino. Ya os contaré

Me voy a trabajar y a vivir al extranjero. La decisión.
Cubiertos desechables biodegradables. Pensando en la sostenibilidad.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo