ciudades

Prohibir el tráfico de vehículos privados en el centro de la ciudad.

Paraxo Garcia Arquitecto
Sep 30, 2014
0

Madrid prohibirá el acceso al centro a vehículos privados a partir del 1 de enero

Prohibir el tráfico de vehículos privados en el centro de la ciudad. La solución al intenso tráfico dentro de las ciudades es sumamente complicada. Se ha probado casi de todo: limitar el tráfico rodado, discriminar a ciertos vehículos según la matrícula, peatonalizar las calles comerciales, etc…


Al principio, las medidas se limitaban a prohibir el paso de vehículos, pero poco a poco, en muchas ciudades se ha combinado esta prohibición con la promoción de otros medios de transporte como la bicicleta o el transporte público, siendo esta la única medida que creemos puede aliviar este gran problema.

El gran número de vehículos que accede a los centros de las ciudades es algo que no va a poder evitarse prohibiendo simplemente su entrada y tampoco el uso de transportes alternativos como el autobús, el metro o la bicicleta  suponen una solución 100% efectiva ya que muchas personas que acceden a los centros no pueden optar por hacerlo en otro medio de transporte que no sea un vehículo privado, por ejemplo, los transportes de mercancías o familias con niños pequeños.


Únete a nuestro foro del hogar

Prohibir el tráfico de vehículos privados en el centro de la ciudad.

Pero, ¿por qué se producen las congestiones de tráfico en los centros de las ciudades?

1-Por la configuración tradicional de la propia trama urbana que no está preparada para absorber tal cantidad de vehículos

2-Por la afluencia masiva de vehículos en horas punta.

3-Por la propia idiosincrasia de todos los centros urbanos, que suponen un foco de atracción para ciudadanos de la periferia o incluso de ciudades colinadntes.

Una de las estrategias a largo plazo desarrolladas por urbanistas  es la de buscar la descentralización de los servicios de las ciudades creando focos en los extrarradios que puedan absorber la demanda de usos que tradicionalmente se han localizado en el centro de la ciudad. Gracias a la descentralización de las ciudades, se ha conseguido limitar la necesidad de miles de ciudadanos de trasladarse al centro de la ciudad diariamente, pero eso no ha convertido el centro de la ciudad en un lugar poco frecuentado, simplemente ha reducido el número de ciudadanos que hacen uso de él diariamente.

Pero lamentablemente, físicamente el centro de una ciudad no puede dilatarse y por lo tanto es imposible evitar que en determinados momentos no se vea saturado de vehículos e incluso de personas.

Es por ello que la solución más salomónica y posiblemente la única viable, aunque dramática para muchos, sea la de prohibir el acceso al centro de la ciudad en vehículo privado.

Es lo que se ha aprobado recientemente en el ayuntamiento de Madrid, que a partir del 1 de Enero de  2015 cerrará al tráfico privado una superficie de 190hectareas, donde solo podrán circular los vehículos de los residentes, de esta forma  estos nuevos barrios se sumarán a los anteriores que ya tenían limitado su acceso, conformando un área total de 352 hectáreas de tráfico restringido.

Así pues, los que accedan a la capital de España en vehículo privado y que no sean residentes sólo podrán entrar en la almendra central cuando vayan   a alguno de los aparcamientos públicos de la zona.

También podrán acceder al centro las motocicletas y los vehículos de transporte público o de mercancías, aunque de manera controlada.

De esta forma, se busca evitar los problemas que se producen en el centro de Madrid debido al intenso tráfico de vehículos, que es una de las causas del alto grado de contaminación atmosférica, ruido y congestión que afecta gravemente a los residentes.

Quizás estas medidas sean poco populares para la mayoría, pero es posible que no existan alternativas. De alguna forma tenemos que entender que aunque hoy en día los sistemas de comunicación hayan facilitado la conexión entre puntos del territorio lejanos, al final tenemos que recuperar formas de vida anteriores en las que la vida cotidiana se desarrollaba en el espacio geográfico cercano a nuestro hogar (barrio, pueblo, ciudad). Porque se hace imposible que una ciudad como Madrid pueda dar servicio a todas las ciudades de alrededor, máxime cuando existen núcleos con población a menos de  30km del centro, como es el caso de Móstoles,  que superan en población a muchas ciudades del mundo.

Sin ir más lejos, sólo en la zona de tráfico restringido de la ciudad de Madrid habitan más de 85.000 personas, más habitantes que en ciudades como Toledo o Guadalajara.

Aprovechar el calor de un crematorio para producir energía.
Carriles bicis que se iluminan solos por la noche
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo