ciudades

Los cascos para bicicleta. Cómo elegir el que más te conviene.

Paraxo Garcia Arquitecto
Ene 29, 2015
0

Qué debemos saber a la hora de comprar un casco para practicar cualquier modalidad de ciclismo

Los cascos para bicicleta. Cómo elegir el que más te conviene. El casco en una bicicleta es la única protección pasiva que podemos adoptar para garantizar la seguridad, o por lo menos para reducir el riesgo de daños en caso de caída. 

Qué debemos saber a la hora de comprar un casco para practicar cualquier modalidad de ciclismo

Hasta hace pocos años su uso era poco frecuente entre aficionados y profesionales, llegando incluso a ser rechazado por muchos ciclistas que lo consideraban innecesario, inútil y molesto. Gracias a las normativas de la UCI, la unión ciclista internacional, poco a poco su uso se fue generalizando entre los profesionales en las grandes pruebas ciclistas, perdiendo el estigma de objeto inútil y conviertiéndose en una prenda más a la hora de practicar este apasionante, pero a veces peligroso deporte.


¿Necesitas la ayuda de un experto?

Los casos de accidentes mortales en pruebas profesionales hicieron que cada vez más, el público en general, se diese cuenta de la seguridad que aporta un casco al ciclista ante el riesgo de caídas y accidentes.

Hoy han quedado atrás aquellas imágenes tan absurdas de los ciclistas que se quitaban el casco a la hora de subir un puerto o de los que no paraban de protestar quejándose de su incomodidad. El casco, en una bicicleta, te puede salvar la vida.

Los cascos para bicicleta. Cómo elegir el que más te conviene.

Hay varios tipos de casco, los que poseen una protección de pvc rígida y los que sólo tienen la capa de poliestireno expandido, protegida a lo sumo con una tela por encima. Estos últimos ya han quedado obsoletos y no están homologados, por lo que su uso ya no es recomendable. Además, su nivel de protección es menor que el de los cascos con doble capa. (Mucho más atrás en el tiempo quedan las chichoneras, cascos de interior de gomaespuma, poco rígidos y eficaces ante una caída)

Todos los cascos, sean de moto, de coche o de bicicleta se fabrican en base a los mismos principios: una capa absorvente de poliestireno expandido y una lámina de pvc rígida de espesor variable que protege la capa interior y aporta consistencia y rigidez en caso de golpes.

Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un casco para bicicleta.

1-Como casi todo, hoy en día, hay una gran variedad de productos en el mercado con diferentes precios y calidad. Un casco de bicicleta puede costar entre 20 y 200€, y la diferencia que pagas radica, en un 90%, en la marca y el diseño, no en la calidad.

Todos los cascos homologados cumplen los mínimos exigidos en cuanto a la fabricación, es decir, espesor y tipo de la capa de poliestireno, espesor de lámina de protección y otros estándares a menos importantes.

El poliestireno es un material “plástico” que, además de otras cualidades, resulta muy eficaz a la hora de absorber impactos. Esta cualidad se debe en parte a su densidad y naturalmente a su espesor. No todos los poliestirenos tienen la misma densidad y eso puede variar la calidad del casco y en consecuencia su precio. Sin embargo, no encontramos frecuentemente las especificaciones de densidad en las etiquetas de los cascos o las especificaciones físicas del material, lo que nos puede hacer más difícil la elección para aquellos que sean más exigentes y curiosos.

Al final, en un casco pagas diseño, marca y en menor medida calidad.

2-Cosas importantes a la hora de elegir un casco para bicicleta.

En el mercado encontraremos cascos para todas las modalidades de ciclismo: MTB, paseo, carretera, descenso, etc… y además, los podemos encontrar clasificados por géneros: mujer y hombre o edades y tamaños. Sinceramente, y aunque algunos se empeñen en decir lo contrario, el casco es igual en todos los casos y argumentar que el practicante de MTB necesita un casco especial por el tema de la ventilación u otros factores, es totalmente absurdo.

Lo que si es importantes es la comodidad y el tamaño, la comodidad no se puede medir y debe ser cada uno el que decida con que tipo de casco se encuentra más a gusto y respecto al tamaño, en este caso, si que importa y mucho. El casco debe ir debidamente ajustado a la cabeza si queremos que sea útil y eficaz. Los tamaños dependen de nuestro diámetro craneal, es decir, el diámetro de la cabeza medido a la altura de la frente (44,46,48,52,58…) esta medida en centímetros (en el caso de Europa) es la que determina la talla del casco. En casi todos ellos puedes leer en la etiqueta la talla del mismo, que generalmente viene indicada por números y letras, por ejemplo: Talla M (54-57cm)

Un buen casco para bicicleta tiene un buen sistema de ajuste, regulable y flexible. El ajuste es importantísimo porque es el que garantiza que el casco se adapte perfectamente a nuestra cabeza.

3-¿Los cascos caducan? Rotundamente NO. Si lees las recomendaciones de cualquier fabricante leerás que un casco tiene una vida útil de 2 a 4 años. Algo absurdo y sin justificación lógica. ¿Acaso caduca una bicicleta? El casco no caduca y puede durar décadas en perfecto estado si no ha sufrido deterioros debido al uso, es decir, golpes que alteren su composición física, pero el poliestireno extruido, si se caracteriza por algo, es porque no es biodegradable y por lo tanto no altera su composición química fácilmente.

Eso si, si el casco recibe un golpe fuerte, presenta fisuras tanto superficiales como internas, es necesario sustituirlo.

República dominicana es algo más que bonitas playas de arenas blancas.
Las sillitas para niños en la bicicleta.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro