construccion

Comprar un termostato para la calefacción

victoria Arquitecto
Dic 23, 2014
0

Comprar un termostato para la calefacción. Qué debemos tener en cuenta.

Comprar un termostato para la calefacción. Hoy en día, casi todas las calderas, sean de gas o gasóleo, vienen equipadas con sistemas de termostato que regula su funcionamiento. Tan sólo es necesaria una sencilla instalación que consiste en una conexión desde la propia caldera (o bomba de calor) hasta el termostato.


Comprar un termostato para la calefacción. Qué debemos tener en cuenta.

El termostato lo que hace básicamente es controlar la temperatura y enviar una señal a la caldera que la activa o desactiva dependiendo de la necesidad de calor. Este sistema es muy sencillo y puede consistir en un sencillo termostato analógico o un termostato digital que puede ser controlado incluso de forma remota.


Únete a nuestro foro del hogar

Lo cierto es que estos dispositivos no son nuevos y muchas viviendas antiguas ya contaban con termostatos en las habitaciones que controlaban los radiadores eléctricos, lo que suponía un importante ahorro en el gasto general en calefacción.

Comprar un termostato para la calefacción. Qué debemos tener en cuenta.

Veamos que aspectos debemos tener en cuenta cando queramos instalar un sistema de gestión con termostato para la calefacción de nuestra casa:

1-¿La caldera está preparada para instalar un termostato?. En principio todas las calderas modernas, sean de gas, de gasóleo, bombas de calor o biomasa están preparadas para instalar un termostato. Sólo si dispones de una vieja caldera de más de diez años y no tienes ningún dispositivo preinstalado en tu casa es cuando debes confirmar que es posible colocar uno.

2-¿Qué ventajas tiene el instalar un buen dispositivo de termostato para la calefacción? Las ventajas son muchas ya que no sólo podrás controlar la temperatura de tu hogar sino que podrás gestionar el funcionamiento de la calefacción y ahorrar mucho dinero. El sólo hecho de poder programar la calefacción para que se apague durante la noche, supone un ahorro considerable en la factura mensual.

3-Tipos de termostato. Básicamente en el mercado podrás encontrar dos tipos de termostatos: los termostatos analógicos y los termostatos digitales. La principal diferencia entre uno y otro es que el termostato para calefacción analógico controla únicamente la temperatura ambiente y en función a ella, enciende o apaga la caldera. Un dispositivo digital te permitirá programar el encendido y apagado en base a un calendario, de tal forma que puedes gestionar que la caldera funcione unos determinados días a la semana y en unas horas concretas. Si dispones de un termostato analógico puedes cambiarlo perfectamente por un termostato digital sin ningún problema.

4-¿Cuántos termostatos necesito?. En principio eso dependerá del tamaño de tu casa. Pero nuestro consejo es que si tu casa no es mayor de 200 metros cuadrados o si está ocupada en más de un 80%, instala sólo un dispositivo de temperatura, ¿Por qué? La razón es muy sencilla. En una casa, la temperatura se distribuye por todas las estancias de manera más o menos homogénea ( a no ser que tengas estancias muy aisladas). Hay personas que piensan que por el hecho de estar más tiempo en el salón, basta con calentar sólo ese espacio, pero eso no es del todo cierto ya que el calor se transmitirá por toda la casa y lo único que conseguiremos es tardar mucho más en alcanzar la temperatura deseada y el ahorro no será significativo, además de penalizar el confort ya que al salir del salón sentiremos más frio. La idea de ir cerrando puertas para que no se “escape” el calor no es muy eficiente en una casa de tamaño normal.

Así pues, nuestro consejo es que instales un solo termostato en una estancia que este altamente ocupada como el pasillo o el salón.

5-Los termostatos digitales controlados a distancia. Hoy en día puedes encontrar termostatos para calefacción que se pueden gestionar a distancia desde tu Smartphone o desde el ordenador. Son bastante más caros que los termostatos convencionales pero su funcionalidad merece la pena en determinadas circunstancias. Por ejemplo, cuando tenemos una casa en el campo que esta desocupada durante la mayor parte del tiempo y queremos que al llegar este caldeada. Un termostato controlado a distancia nos permite encender la calefacción horas antes de llegar y encontrarnos la casa a la temperatura deseada cuando lleguemos.

Estos termostatos son muy sencillos de instalar y la mayoría facilitan aplicaciones que puedes descargar en tu teléfono o en tu ordenador. Sólo necesitas una conexión a internet en tu casa y tendrás acceso las 24 horas del día a la gestión de la calefacción.

4 claros motivos por los que pasarse a los inodoros suspendidos
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro