construccion

Quiero mejorar mi sistema de calefacción actual

victoria Arquitecto
Jul 15, 2015
0

Algunos consejos para cambiar tu sistema de calefacción y agua caliente de tu casa por uno más eficiente.

Quiero mejorar mi sistema de calefacción actual


Este artículo nace de las dudas de una amigo que nos pidió consejo para cambiar su sistema de calefacción actual. Creemos que lo que aquí vamos a comentar puede ser de gran utilidad para muchos.

Concretamente las preguntas que vamos a responder giran alrededor de las siguientes cuestiones:


Únete a nuestro foro del hogar

  • Tengo agua caliente directamente de la comunidad; ese agua, ¿serviría para calentar los radiadores? Porque si así fuera, sería lo más barato. Entiendo que no vale, pero por descartar...
  • Si lo anterior no funciona, ¿podría poner un calentador? O necesariamente debe ser una caldera? La diferencia es de unos 1000-1500 € entre uno y otro.
  • ¿Qué sería más eficiente (y barato), el butano o el gas natural?
  • Se pueden programar las calderas/calentadores para que los radiadores solo funcionen a una determinada hora?
  • ¿Alguna sugerencia que no se me haya ocurrido? 

Los suministros de agua caliente y calefacción comunitarios.

En muchas ocasiones hemos comentado que uno de los sistemas de calefacción y agua caliente más eficientes son aquellos que sirven a una comunidad. Cualquier caldera colectiva será siempre más económica que una caldera individual, las razones son muy sencillas de entender:

  • Los gastos de mantenimiento se comparten
  • Los equipos de gran tamaño suelen ser mucho más eficientes que los equipos pequeños
  • El combustible suele resultar más barato porque el contrato se hace de forma comunitaria.
  • El calor se regula de forma conjunta y mucho más eficiente.

Con esto queda muy claro que, siempre que sea posible, una caldera comunitaria es mejor que cualquier equipo individual.

En cuanto a la duda concreta de nuestro amigo, debemos indicar que las calderas comunitarias suministran agua caliente y, salvo raras excepciones, también sirven para alimentar los sistemas de calefacción. Aprovechar esta instalación sería lo más inteligente y por lo tanto nuestro amigo debería confirmar que puede conectarse a la caldera de la comunidad, algo que depende mucho de la opinión del resto de vecinos y de otras cuestiones administrativas y técnicas.

¿El coste de conectarse a la caldera? El coste de realizar una instalación para conectar nuestra instalación de agua caliente y calefacción a una red comunitaria no debería ser muy superior al coste de instalar un equipo de caldera individual y una red de tuberías en nuestra casa. Eso si, en ninguno de los dos casos va a ser barato,  sobretodo si no se dispone de una red preexistente de tuberías por paredes, suelos o techos.

Algunos consejos para cambiar tu sistema de calefacción y agua caliente de tu casa por uno más eficiente.

Caldera o calentador.

En principio las diferencias entre un sistema y otro residen en que, mientras  un calentador es un equipo que se utiliza para calentar sólo agua sanitaria, una caldera es un equipo que se utiliza para calentar agua caliente y agua para calefacción. Las diferencias de potencia justifican sus precios y sin entrar en detalles técnicos, diremos que un equipo que sirva tanto para agua caliente como para calefacción es mucho más eficiente que un simple calentador por un lado y otro tipo de sistema de calefacción por otro.

Dado que una caldera para calefacción tiene potencia suficiente como para suministrar calor para calentar agua, resulta absurdo tener una caldera y un calentador al mismo tiempo. La mejor opción: una caldera de gas y a ser posible, una caldera de condensación, un poco más cara, pero también más eficiente.

Gas natural o butano

En primer lugar dejar claro que el gas natural no es lo mismo que el gas conocido como butano. No vamos a entrar en cuestiones técnicas asi que vamos a intentar responder a nuestro amigo.

A la hora de calentar y salvo excepciones (existen tipos de gases embotellados que no corresponden con lo que teóricamente se oferta), nos da más o menos lo mismo un tipo de gas que otro. Lo cierto es que no tiene el mismo poder calorífico el gas natural que el butano pero el coste final, que es lo que a muchos nos interesa, es muy similar, y el ahorro que podríamos obtener teóricamente utilizando bombonas de butano no llega a los 20-25€ al año respecto al uso de gas natural o gas ciudad.

La decisión debe proceder de otras cuestiones:

  • Comodidad a la hora del suministro. Con el gas natural nos despreocupamos de tener que pedir una bombona de butano cada cierto tiempo
  • Coste de la instalación. La instalación de gas natural es mucho mas cara que cualquier instalación de butano
  • Cuestiones técnicas. No todas las calderas vienen preparadas para ser utilizadas con bombonas de butano y además, no hay que olvidar que necesitamos reservar un cierto espacio para colocar nuestra bombona.

La programación de la calefacción es perfectamente factible casi con cualquier sistema.

No hay ningún problema y es relativamente muy sencillo instalar un termostato para nuestra calefacción. Por lo general, dichos termostatos están conectados a la caldera, aunque en el caso de radiadores eléctricos también es frecuente encontrar que cada unidad tiene su propio termostato.

Los programadores pueden ser digitales o analógicos y hoy en día y por muy poco dinero, podemos encontrar termostatos digitales que se pueden controlar desde el smartphone, lo que nos puede facilitar, por ejemplo, irnos de viaje y ordenar desde la distancia que se conecte la calefacción para caldear nuestra casa antes del regreso.

Los programadores o termostatos pueden ser inalámbricos, así que no es necesario cablear por la pared y su instalación la podemos hacer nosotros mismos.

Por último decir que un termostato para calefacción no es un lujo sino una de las cosas mas efectivas que podemos instalar, ya que aumenta la eficiencia de nuestra instalación de calefacción y por lo tanto nos ahorramos un dinero en la factura.

Sugerencias.

¿Que haríamos nosotros? Como siempre decimos, todo depende del presupuesto que tengamos. Intentemos aproximarnos a una posible solución. 

1Si no podemos conectarnos a la caldera comunitaria, una posible opción es instalar una caldera de gas (si la instalación es factible y económica es mejor con gas natural). Para ahorrar, una posible solución temporal sería colocar tuberías superficiales debidamente camufladas hasta los radiadores, lo que a su vez puede ser un recurso decorativo bastante interesante.

2Si nuestro presupuesto es un poco más flexible, una de las mejores soluciones es la aerotermia. En un clima frío, el ahorro puede llegar al 60%, y en un clima templado, el ahorro puede llegar al 80%. Esto quiere decir que si te gastas en calefacción 200€ al mes, con la aerotermia quizás no llegues a 100€. ¿Y cuánto cuesta este sistema? En principio podríamos encontrar una bomba de calor aire-agua por poco más de 3000€, pero claro, todo depende del instalador. Respecto a la instalación estamos ante el mismo problema que con la caldera de gas,  ya que las tuberías, en el caso de tener que ser embebidas dentro de las paredes, nos encarecerán enormemente la obra.

Cómo hacer hilo a partir de botellas de plástico
El Crane-IT, un escritorio versátil donde las estanterías se mueven mediante un sistema de poleas
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo