construccion

Cuánto ahorro instalando una placa solar en casa

Paraxo Garcia Arquitecto
Oct 06, 2014
0

La energia solar fotovoltaica, una opción inteligente para suministrar electricidad a mi hogar

Cuánto ahorro instalando una placa solar en casa. La respuesta es que depende de dónde vivas y de la normativa que debas cumplir. En edificae hemos escrito ya algunos artículos sobre el tema y nos invade una gran tristeza al ver que hay lugares donde la instalación de paneles fotovoltaicos es, hoy por hoy, poco aconsejable desde el punto de vista de la rentabilidad, y no por cuestiones matemáticas, sino simplemente porque existen intereses que no quieren que esta tecnología evolucione a nivel doméstico.

La energia solar fotovoltaica, una opción inteligente para suministrar electricidad a mi hogar

Nos parece tan asombroso que esté ocurriendo esto que no nos lo acabamos de creer. Sinceramente, no podemos comprender como pueden existir intereses tan fuertes en la sociedad que impidan que una tecnología limpia y tan prometedora como la energía fotovoltaica sea objeto de especulación por parte de las grandes compañías, que literalmente gravan la producción de energía a nivel particular con tasas inaceptables. Parece que el sol es de ellos.

Hoy por hoy, y en un país como España, y después de las últimas leyes promulgadas por el gobierno, no resulta rentable instalar un equipo de placas solares fotovoltaicas a nivel doméstico. Para que te hagas una idea, para poder amortizar la instalación necesitas 35 años en el caso de una pequeña instalación doméstica, nada más y nada menos que 25 años más que con la anterior normativa ¿Quién se lo puede creer?

¿Y por qué? Porque el gobierno español ha establecido una serie de peajes a la producción de energía eléctrica domestica  que terminan gravando la producción hasta tal punto que se hace absurdo lanzarte a instalar un equipo en tu casa. Vamos, que terminas casi pagando por regalarle la compañia de energía eléctrica. Increíble pero cierto.

La verdad es que el régimen tarifario eléctrico en un país como España es tan complejo que casi no merece la pena detallar los pormenores que hacen que pasemos de rentabilizar una instalación solar fotovoltaica doméstica en 12 años a 35 años, la conclusión es que si estás pensando en instalar una placa fotovoltaica en tu casa y lo quieres hacer legalmente, piénsatelo dos veces.

Ahora bien, una cosa es la absurda normativa del estado que busca beneficiar sólo a las grandes compañías y no le importa lo más mínimo ni el ciudadano, ni el planeta, ni el sentido común y otra cosa muy distinta es la teoría.

Cuánto ahorro instalando una placa solar en casa. Dejando a un lado peajes absurdos, y si tienes la suerte de vivir en un país civilizado que no sea España, quizás te interese saber un poco más acerca de las instalaciones de paneles fotovoltaicos.

En qué consiste una instalación de paneles fotovoltaicos y cuanto nos podemos ahorrar.

Una instalación de paneles fotovoltaicos consta básicamente de tres elementos:

-Paneles solares fotovoltaicos (no confundir con los paneles solares térmicos que sirven para calentar el agua caliente para consumo o para calefacción).

-Baterías. Unas baterías que sean capaces de acumular la energía.

-Elementos de conexión (inversores, cables, etc…).

Para empezar, tenemos que saber cuanta energía queremos obtener a partir del sol. Cuánta más autosuficientes queramos ser más compleja tendrá que ser la instalación solar. Por lo tanto, nos encontramos ante la primera decisión que tenemos que adoptar y que dependerá del dinero que tengamos y del espacio disponible para colocar nuestras placas solares. Aunque es posible alimentar toda una vivienda, tenemos que tener en cuenta que por lo general no resulta apropiado dejar nuestro abastecimiento de energía eléctrica en manos de las placas solares ya que puede pasar que durante un periodo de tiempo la energía solar no sea suficiente o que necesitemos un pico de energía muy alto en un momento concreto. Se puede decir que para nuestra forma de vida actual, se hace imprescindible conectarnos a la red eléctrica siempre, a no ser que estemos dispuestos a cambiar nuestros hábitos de vida y no tener que depender tanto de la electricidad.

Empecemos con un ejemplo sencillo para calcular nuestra potencia demandada.

Calculemos los consumos de nuestra casa:

- 4 bombillas bajo consumo (2 horas cada una) : 4 x 12 W x 2 h = 96 Wh

- 1 TV plasma (5 horas): 60 W x 5 h = 300 Wh

- Frigorífico: 1000 Wh

- Vitrocerámica (1 hora): 3000 W x 1 h = 3000 Wh

- Lavadora (1 lavado): 1000 Wh

- Lavaplatos (1 lavado): 1000 Wh

- Microondas 800 W x 0,5 h = 400 Wh

- Ordenador sobremesa + monitor (3 horas): 250 W x 3 h = 750 Wh

Con estos números necesitaríamos unos 8000wh/dia. Para garantizar nuestro suministro eléctrico necesitaríamos un kit solar que nos diera 10000wh/dia en verano, y  en invierno necesitaríamos un poco más.

Lo más caro son las baterías y aunque la tecnología va avanzando muy rápidamente, siguen siendo uno de los elementos más delicados. En todo caso, hecha tus propios números. Un kit solar de estas características puede rondar los 7.000€ y podrías amortizarlo en unos 7 años, algo que resulta muy interesante desde todos los puntos de vista.

Ahora bien. Estos números son teóricos y encajan siempre y cuando no estés conectado a la red y no te obliguen a pagar la tarifa normal o vender la electricidad a precios ridículos. Cómo hemos dicho al principio del artículo, todo depende de la normativa que tengas que cumplir. Si vives en España, es mejor que lo olvides por el momento.

Una fachada de cristal cuyos efectos visuales son sorprendentes
Calderas, estufas o chimeneas de leña, gasóleo o pellets.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir casi sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.