Construcción, industria

¿Por qué la obra o reforma de mi casa me ha costado el doble?

victoria Arquitecto
Ene 24, 2018
0

Qué factores hacen que un presupuesto de obra o reforma aumente considerablemente. Cómo evitar el aumento del coste de una obra

¿Por qué la obra o reforma de mi casa me ha costado el doble?.

En nuestra experiencia de más de veinte años en el sector de la construcción, uno de los aspectos más problemáticos y que más quebraderos de cabeza  traen, han sido siempre los presupuestos de obra, y más concretamente, la dificultad para saber con antelación el coste final de la misma, pudiendo afirmar que en el 90% de los casos, al final de todo el proceso, se ha producido un desfase importante respecto a lo que inicialmente se tenía previsto, lo que conlleva disgustos por parte del promotor y en alguna que otra ocasión, problemas con el contratista.


Evitar que el presupuesto de una obra se incremente

Lamentablemente este hecho hace que la fama que tienen  las empresas constructoras entre la mayoría de la población no sea muy buena y muchos crean que este tipo de negocio está regentado por personas poco serias que sólo buscan engañar a la gente. Sin embargo, la realidad no es esa y, aunque un constructor, como todo empresario, busca ganar dinero, no lo tiene porque hacer engañando  a la gente.

¿Por qué la obra o reforma de mi casa me ha costado el doble de lo que tenía presupuestado?

¿Por qué mi obra me ha salido por el doble de dinero que tenía previsto?. Las razones por las que los presupuestos iniciales, que nacen de estudios más o menos elaborados, no coinciden con el coste final real, son fundamentalmente las siguientes:

1-Falta de exactitud en la elaboración del presupuesto por parte de la empresa constructora. Una de las principales razones por las que las obras se disparan en el presupuesto es porque  a la hora de elaborar los presupuestos iniciales, la empresa contratista no estudia detalladamente las obras a realizar. Da lo mismo que se trate de una pequeña reforma o de una gran obra, antes de comenzar cualquier trabajo hay que estudiar muy bien los trabajos que se han de llevar a cabo. Este trabajo no es cuestión de un día ni de dos, depende del volumen de obra y de la información que el contratista reclame. Por lo tanto, es muy importante que LA EMPRESA SE TOME SU TIEMPO A LA HORA DE ELABORAR EL PRESUPUESTO DE UNA OBRA O REFORMA Y SOBRE TODO QUE SOLICITE LA MAYOR CANTIDAD DE INFORMACIÓN POSIBLE.

2-Los cambios. Otra de las razones que hacen que el coste final de una obra no sea el que teníamos previsto inicialmente son los cambios durante el transcurso de la misma. Es muy frecuente que una vez se haya terminado un trabajo, por cualquier razón, se decida cambiar algo (un tabique, una puerta, el color de una pared, etc…). Las indecisiones e incertidumbres crean inseguridad y esta hace que los presupuestos sean incontrolables y terminen engordando enormemente. Es por ello que ES MUY IMPORTANTE QUE SE TENGA CLARO QUÉ ES LO QUE SE VA  A HACER Y CÓMO SE VA  A HACER Y SOBRETODO, SER SERIOS Y CONCRETOS A LA HORA DE TRABAJAR. Es también preciso que los proyectos y estudios estén bien definidos. No vale con elaborar un proyecto básico con ideas y definiciones de partidas superfluas, ya que a la hora de ejecutar los trabajos nos encontraremos con indefiniciones que sólo harán que el presupuesto termine aumentando sin control.

3-Los imprevistos. Los imprevistos son lo único que no podemos controlar y por lo tanto es importante reservar una pequeña cantidad (un 5 o un 10% del presupuesto total) para posibles problemas. PERO RECUERDA, SÓLO UN 5/10% DEL PRESUPUESTO.

4-Los precios contradictorios. Otra de las razones fundamentales por las que un presupuesto de obra termina disparándose hasta la estratosfera es la aparición de precios contradictorios. ¿Qué son los precios contradictorios? Los precios contradictorios son partidas que no se tenían previstas en el planteamiento inicial y cuyo precio debe ser definido durante el transcurso de la obra. El gran problema de un precio contradictorio es que por definición es mucho más alto de lo que tendría que haber sido en caso de haberse previsto desde el principio.  Cuando surge un precio contradictorio hay que parar la obra y negociar el nuevo precio detenidamente.

El problema aparece cuando los precios contradictorios se repiten una y otra vez, ya que el primero se negocia detenidamente, pero a partir del tercer o cuarto precio contradictorio se pierde el control del presupuesto y ya no se sabe cuánto costaba cada trabajo. Por ello es fundamental QUE TODOS LOS PRECIOS CONTRADICTORIOS SE NEGOCIEN DE FORMA PRECISA Y MEDITADA, SI ES PRECISO SE DEBE RETRASAR LA OBRA HASTA QUE EL PRESUPUESTO VUELVA A ESTAR CORRECTAMENTE DEFINIDO.

Estos son los consejos que te podemos dar para que controles el presupuesto de tu obra o reforma y evitar así que el coste final se incremente de forma incontrolada.

El sistema japonés de aparcamiento subterráneo de bicicletas
Las bicicletas Velox X son capaces de alcanzar los 100km/h sólo con la fuerza de los pedales.
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo