construccion

Mortero monocapa

Paraxo Garcia Arquitecto
Ene 12, 2013
0

Mortero monocapa, qué es el mortero monocapa cómo revestimiento de las fachadas de nuestros edificios

mortero monocapa


El mortero Monocapa son revestimientos decorativos de fachadas. El mortero monocapa está compuesto por cementos, aditivos, resinas, fibras y cargas minerales que confiere a la fachada un acabado decorativo e impermeable al agua de lluvia.

Una vez amasado el producto se aplica sobre el soporte - extender, reglear, alisar - en un espesor entre 10 y 15 mm. Iniciado el endurecimiento superficial se procede a realizar el raspado mediante una llana con púas metálicas y aplicándolo a toda la superficie del revestimiento de forma uniforme se consigue la textura superficial raspada.


Únete a nuestro foro del hogar

La operación de raspado debe de realizarse sin interrupciones para evitar problemas de tonalidad. Para evitar que las partículas sueltas por defecto de raspado queden en la superficie se cepillará el revestimiento.

Los componentes principales que forman un mortero monocapa son los siguientes: Conglomerantes hidráulicos Formados por cementos Portland y cales hidratadas. Los cementos confieren al mortero monocapa las propiedades de resistencia mecánica necesaria para su utilización.

La cal hidratada tiene como función básica mejorar la plasticidad del mortero monocapa lo que contribuye a una mayor facilidad de aplicación en obra.

Cargas minerales pesadas Se emplean tanto arenas silíceas como calizas, en curvas granulométricas perfectamente compensadas para la obtención de una buena compacidad y resistencia mecánica.

Cargas minerales ligeras Disminuyen la densidad del mortero monocapa. Esto permite reducir el módulo de elasticidad, con lo que obtendremos morteros más deformables y con menor tendencia a la fisuración. Al reducir el peso de la pasta nos permite utilizarlo sobre soportes sin altas resistencias mecánicas. Las cargas pueden ser Perlita o Vermiculita ambas de origen mineral.

Retenedores de agua Son los responsables de regular la pérdida de agua de amasado durante el proceso de fraguado, evitando que se produzcan fisuras por retracción. Contribuyen para obtener una buena adherencia al soporte y a la composición reológica de la pasta del mortero. Su dosificación debe estar muy bien estudiada ya que su defecto nos daría morteros muy secos y de poca resistencia mecánica por no disponer de agua suficiente para la cristalización del cemento con el consiguiente riesgo de fisuraciones, o con su exceso obtendríamos morteros que tardarían mucho tiempo en fraguar y nos dificultarían los trabajos finales.

Aireantes Sustancias tensioactivas que actúan disminuyendo la tensión superficial del agua. Actúan como rompedores de la capilaridad y provoca una disminución de la tendencia a la retracción, confiriéndole al mortero monocapa una mayor plasticidad.

Hidrofugantes Estos aditivos confieren al mortero monocapa la impermeabilidad necesaria para repeler el agua de lluvia. Su función es impedir la entrada de agua por los capilares que se producen en el mortero una vez que se ha finalizado el fraguado.

Resinas Sintéticas en Polvo Su empleo es para obtener una buena cohesión interna de sus componentes, mejorar la adherencia a los soportes, a la vez que incrementar su capacidad de impermeabilización.

Fibras Se utilizan para armar el mortero monocapa, mejorando su consistencia y deformabilidad lo que le confiere una mayor resistencia a la flexotracción. Las fibras deben ser resistentes a la alcalinidad para ser compatible con el cemento.

Pigmentos Son de origen natural obtenidos de óxidos de hierro. Su función es dotar al mortero monocapa de la coloración deseada. Es básico su buen comportamiento ya que una de las funciones primeras del revestimiento es la estética. No es conveniente el empleo de colores oscuros. La técnica actual aconseja emplear morteros cuyo factor de absorción de los rayos solares sea inferior al 0,7.

Agua Es el único componente del mortero que se suministra en obra y que se confía de su bondad, no obstante debe cumplir las mismas especificaciones que la que se emplea para los hormigones según él articulo 27º de la EHE-91. La proporción varia entre un 20-35 % según el material que se emplea por lo que hay que controlar su consumo. Aunque admite ciertas tolerancias su defecto o su exceso es pernicioso para el resultado final.

publicado por equipo editorial de vilssa.construcciones y reformas.

Fitch prevé que el precio de la vivienda en España descienda un 15% más
Cómo colocar un suelo vinílico
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo

Los datos de acceso serán enviados a tu email
Registro