construccion

Suelos y pavimentos elevados

Paraxo Garcia Arquitecto
Mar 25, 2013
0

Suelos y pavimentos elevados. ¿qué es un pavimento elevado? Un pavimento elevado no debe confundirse con un suelo técnico, aunque ambos se caracterizan por suponer una sobreelevación sobre el nivel del forjado o suelo de base.

Pavimentos elevados. ¿qué es un pavimento elevado? Un pavimento elevado no debe confundirse con un suelo técnico, aunque ambos se caracterizan por suponer una sobreelevación sobre el nivel del forjado o suelo de base.


La principal diferencia entre un pavimento elevado y un suelo técnico es que los suelos técnicos albergan bajo ellos distintas instalaciones, fundamentalmente, instalaciones de telefonía, electricidad o domótica.

pavimento-elevado

Los pavimentos elevados, a diferencia de los suelos técnicos, no tienen porque servir únicamente para permitir la distribución de las distintas instalaciones, su fin puede ser simplemente una cuestión formal.

Otra de las diferencias fundamentales entre los suelos técnicos y los suelos elevados es que los primeros son necesariamente registrables. Es decir, tienen que permitir poder acceder a la zona por la que discurren todas las conducciones de las distintas instalaciones. Sin embrago, los pavimentos elevados suelen ser elementos continuos y fijos.

Tipos de pavimentos elevados:

-Forjados sanitarios. En realidad los forjados sanitarios no son exactamente pavimentos elevados, ya que se suelen elevar en cotas bastante mayores que un pavimento elevado normal. Sin embargo, existe un tipo de forjado sanitario formado a partir de piezas huecas que forman una especie de colmena, que se podría considerar un pavimento elevado, ya que en realidad no es un forjado apoyado sobre elementos lineales sino un relleno aligerado. La ventaja de este tipo de soluciones es que permite elevaciones considerables y no muy costosas desde el punto de vista económico.

-Pavimentos elevados sobre elementos de fábrica de ladrillos o bloques. Este tipo de pavimento elevado es el más común de todos. La ventaja fundamental es que se puede realizar in situ y no se necesita ningún elemento especial, basta con colocar piezas cerámicas (ladrillos o bloques) y rasillas o tableros  apoyadas en estas para formar el soporte del suelo.

-Pavimentos elevados sobre rellenos. A diferencia del tipo anterior, en el que se emplean elementos puntuales sobre los que apoyar los tableros de base para el pavimento final, en este caso la elevación del suelo se consigue mediante la formación de un capa de distinto grosor continua y maciza, esta capa o relleno puede ser de hormigones aligerados (arlitas), cementos o incluso escombros. En este caso no es necesario colocar tableros apoyados para configurar el soporte del pavimento definitivo, pudiendo realizar la capa de terminación del pavimento directamente sobre este relleno.

Desde el punto de vista técnico, los pavimentos elevados nos permiten esconder los desagües de los aparatos sanitarios cuando no es posible colocarlos en el falso techo del piso inferior, esta sea quizás su finalidad más  común, es por ello que, salvo casos excepcionales, los pavimentos elevados no superen desniveles mayores a un escalón, es decir alturas que van desde los 15cm, hasta un máximo de 19cm.

Web de referencia: http://www.caviti.com

®redactado por equipo editorial de construcción.vilssa

Celosía de hormigón prefabricado autoportante
Para qué sirve un suelo técnico
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo