construccion

Serán los robots capaces de sustituir a los obreros de la construcción

victoria Arquitecto
Jul 07, 2015
0

Adrian es un robot que, según sus creadores, levantará tabiques de 1000 ladrillos en menos de una hora

¿Serán los robots capaces de sustituir a los obreros de la construcción en un futuro cercano?.


Estos últimos días nos ha llamado la atención una noticia en la que se describe a Adrian, un robot capaz de, según sus creadores, colocar y levantar muros de ladrillo de forma más rápida y efectiva que cualquier obrero cualificado.

Hemos consultado la web de la empresa que lo piensa comercializar y hemos leído toda la información accesible en internet que hemos podido, encontrando muchos puntos oscuros, y como sucede con bastante frecuencia muy poca precisión en las noticias de los medios, que se limitan muchas veces a repetir una información sin contrastarla. En principio, de todo lo que hemos leído, deducimos que el robot Adrian, según sus promotores, se caracteriza por:

1-Es capaz de colocar 1000 piezas cerámicas de ladrillo por hora. Es decir, que el robot podría hacer unos 10-15 metros cuadrados de tabique en una hora. Algo realmente increíble. Aunque más increíble aún es leer en todos los medios consultados que un obrero cualificado es capaz de colocar 700 ladrillos en el mismo tiempo.

Ciertamente, si un obrero es capaz de colocar 700 ladrillos en una hora, no necesitamos ningún Robot que lo sustituya, porque por muy bueno y rápido que fuese, no le llega ni a la altura de los zapatos a nuestro Obrero Superman, capaz de levantar aproximadamente 10metros cuadrados de tabique en una hora.

el robot obrero de la construccion

2-Según la información que analizamos, el robot obrero colocador de ladrillos, está preparado para manipular cualquier tamaño de ladrillo. Sin embargo, desconocemos si su especialización llega al grado de poder diferenciar entre ladrillos colocados para ser vistos o ladrillos de tabiquería para revestir, ya que no es lo mismo uno que otro. Ni la colocación es la misma ni mucho menos los rendimientos a la hora de colocarlos. Por supuesto, no contamos con el problema que tendrá Adrian cuando tenga que colocar ladrillos especiales (ladrillos curvos, ladrillos en sardinel, o simplemente falsear un ladrillo para que todo encaje)

3-Otra de las informaciones que echamos en falta es saber si el robot Adrian es capaz de ejecutar distintos tipos de aparejo. Es decir, si puede levantar una fábrica de doble pie, una fabrica capuchina, o el sinfín de formas que existen de colocar un ladrillo sobre otro en un tabique o en un muro.

4-Las llagas y el mortero de cemento de agarre. El robot Adrian, colocador de ladrillos, está preparado para verter capas de cemento entre los distintos ladrillos con el fin de poder unirlos. Lo que desconocemos es si es capaz también de rejuntar dichas llagas, limpiarlas y prepararlas de las distintas formas posibles al igual que puede hacer la mano de un obrero especializado.

Para llaguear (es decir, para dar forma a una llaga entre ladrillos, se utilizan piezas especiales y el trabajo suele ser bastante intuitivo y artesanal) menos mecanizado que la colocación del ladrillo.

5-El robot Adrian está equipado con un sistema de sensores que geolocaliza el brazo en cada posición para ir levantando, según un plano previo en CAD, los distintos tabiques y muros de ladrillo de un edificio. Según la información que hemos leído, también es capaz de identificar huecos de puertas y ventanas cuando está levantando los distintos tabiques. Sin embargo, desconocemos si es capaz de preparar los cargaderos de cada hueco necesarios para soportar la carga del muro. Entendemos que de momento, el robot Adrian no es capaz de llegar tan lejos y necesita la ayuda de alguna cuadrilla de albañiles para realizar este trabajo.

Respecto al aplomo y exactitud en la colocación de los ladrillos que forman parte de los tabiques, estamos seguros de que Adrian lo hará muy bien, aunque es casi inevitable que necesite de la ayuda de algún supervisor humano ya que el entorno en el que va a trabajar no puede estar tan controlado como el trabajo de un robot dentro de una nave industrial. La infinitud de variables que intervienen a la hora de ejecutar una obra hacen que no sea tan fácil ajustar la precisión de un robot de las características de Adrian. Los tabiques y muros serán siempre diferentes y colocados en una ubicación distinta en cada momento.

En definitiva, el robot Adrian es el aviso de un futuro cercano en el mundo de la construcción y la arquitectura. Son muchos años de retraso los que lleva el sector de la construcción respecto a otras industrias, pero no es por dejadez, es simplemente porque, quizás , levantar un edificio, construir una casa o hacer un puente sea una labor con un alto contenido artesanal. Cada obra es diferente, y de hecho, a diferencia de un coche, a nadie le gusta que su casa se igual que la del vecino. Así que por ello, quizá queramos que sigan siendo diestros albañiles los que pongan ladrillo sobre ladrillo en nuestra casa, sobretodo si consiguen poner “700” cada hora.

Cuánto cuesta arreglar un tejado por una gotera
Esquema de instalación de un sistema de aerotermia
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo