ciudades

Producir combustibles a partir de basuras

Paraxo Garcia Arquitecto
Ago 05, 2014
0

El reciclaje de basura orgánica puede servir para producir combustibles

Obtener combustibles a partir de basuras. Actualmente nos encontramos ante la necesidad de descubrir nuevas fuentes de combustibles que sean más baratas, menos contaminantes y sobre todo que sean renovables.


Lo cierto es que las únicas fuentes que verdaderamente cumplen los anteriores requisitos son las energías renovables, pero aún así es posible conseguir energía de maneras alternativas, aunque sean un poco menos eficientes y menos limpias que la energía solar, la eólica o la geotérmica.

Un plano de la ciudad de Pontevedra para caminantes.

Desde hace algunas décadas se han desarrollado técnicas que permiten aprovechar ciertos residuos para obtener energía, es lo que se denomina de manera muy amplia biocombustible y consiste en utilizar fuentes orgánicas como materiales de combustión. Estos materiales pueden proceder de múltiples fuentes, aunque lo más sostenible es utilizar materias orgánicas de desecho, ya que la explotación alternativa de campos de cultivos podría terminar siendo insostenible a largo plazo.

Así pues, los estudios de los biocombustibles pasan por buscar materiales baratos y que abunden en la tierra, por ejemplo las basuras. Las basuras pueden ser de muchas clases, desde desechos alimenticios a residuos forestales. La biomasa, que es un combustible empleado en muchas calderas para calefacción procede de materiales orgánicos como los residuos forestales o industriales alimenticios como el hueso de la aceituna, a partir de estos mismos residuos también se puede obtener bioetanol, que es un combustible que podría sustituir a la gasolina o el diesel de los coches.

Obtener combustibles a partir de basuras.

Pero cuando hablamos de obtener combustibles a partir de basuras, inmediatamente pensamos en los desechos orgánicos de las ciudades que van a parar a los vertederos y que son uno de los grandes problemas de las ciudades. Aunque la basura que generamos diariamente esta formada por una gran gama de materiales, gracias a ciertos procesos de reciclaje podemos convertir parte de dicha basura en etanol. El proceso que convierte la basura en combustibles se denomina FORSU y se lleva a cabo en varias fases.

1-En primer lugar se hace un pretratamiento fisicoquímico que rompe y despolimeriza las cadenas de celulosa para facilitar el acceso a las enzimas.

2-Posteriormente se pasa por el proceso de sacarificación y frementación simultanea que mezcla las enzimas y las levaduras.

3-Luego se procede a destilar la mezcla y obtener un concentrado de etanol.

4-Por ultimo se deshidrata el concentrado y se obtiene el etanol apto para su uso.

La eficiencia de este proceso es muy alta ya que por cada tonelada de basura se obtienen 160litros de etanol, aunque estos porcentaje varían en función de la materia base, es decir de la composición de la basura.

El gran problema de este procesos es que los desechos orgánicos de las ciudades deben ser previamente tratados en plantas de separación y esto puede encarecer el combustible. En todo caso, siempre será mucho más limpio y sostenible que la obtención de energía a partir de procedimientos tradicionales.

La nueva e-bike de BMW
El árbol blanco, un edificio de apartamentos.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo