Practicar la hidroponía en nuestra propia casa

Practicar la hidroponía en nuestra propia casa. La hidroponía es un tipo de cultivo que te permite tener tus propias plantas sin necesidad de tener una base de tierra, lo que sin duda, puede ser una gran inconveniente cuando quieres tener tu pequeña plantación dentro de tu casa.

 Cómo tener mi propio huerto hidropónico en casa

Gracias a la hidroponía podemos empezar a cultivar nuestras pequeñas plantas y hortalizas dentro de casa sin el engorro de tener que limpiar los restos de tierra que tarde o temprano terminan cayendo en el suelo en un cultivo tradicional.

Practicar la hidroponía en nuestra propia casa. Para un cultivo hidropónico solo necesitamos un poco de espacio y algún soporte físico que podemos hacer nosotros mismos con un cajón de madera o incluso crear nuestras propias “macetas” con restos de botellas de plástico, neumáticos, o cualquier diseño que te puedas imaginar.

Qué necesitamos para comenzar nuestro pequeño huerto hidropónico casero.


1-Un lugar. Lo primero que tenemos que definir es el lugar donde colocar nuestro cultivo. No necesitamos un gran espacio y teniendo en cuenta que no vamos a utilizar tierra, podemos decidirnos por casi cualquier lugar, ya que no tenemos que preocuparnos de manchar.  Otra opción es utilizar recipientes pequeños y colocarlos colgados de alguna pared o en una estantería.

2-Qué podemos cultivar. Para el cultivo hidropónico podemos utilizar casi cualquier especie. Pero ya que pretendemos crear una pequeña huerta doméstica, lo más apropiado es utilizar alguna hortaliza o incluso alguna planta aromática: lechugas, cebollas, perejil, cilantro, etc...

3-Preparar el soporte. Lo que hace diferente al cultivo hidropónico frente al cultivo tradicional es el soporte que utilizamos. En el caso del cultivo hidropónico el soporte no es tierra sino un sustrato poroso como:

-Vermiculita

-Paneles de lana de roca. Personalmente creo que es uno de los más interesantes, es fácil de conseguir y sencillo de trabajar.

-Agua y arena. (aunque en este caso no conseguiríamos nuestro propósito inicial, a saber,  que el cultivo no manche)

4-Cómo cultivar y mantener nuestra huerta hidropónica casera. Este es el punto más importante, ya que tenemos que saber cuando transplantar las plantas, cómo regar y mantener nuestro pequeño huerto.

Existen varias alternativas, se puede plantar directamente la semilla en el sustrato humedecido y esperar a que germine y crezca o podemos plantar las semillas en un semillero y pasado un mes aproximadamente, cuando la planta tenga una altura de 15cm, transplantarla al sustrato definitivo.

Por ejemplo: en un pequeño tarro con un algodón humedecido colocamos una semilla de alguna leguminosa. Al cabo de unos días (20-28días), cuando la plantita tenga un tamaño de 15-20cm. la trasplantamos con cuidado a nuestro soporte de lana de roca. La lana de roca, que puede tener una superficie de 1metro x1metro o la que tu hayas decidido en función a tus necesidades, tiene un espesor de 7-15cm. Haremos agujeros en la lana de roca y colocaremos en ellos nuestra plantita que cubriremos con trocitos de la lana de roca que hayamos quitado al hacer el agujero.

¿Y cómo mantenemos nuestro huerto hidroponico? Para mantener nuestro huerto sólo tenemos que regarlo con agua, pero es muy importante que este agua tenga los minerales necesarios para el crecimiento de la planta, por ello tienes que disolver en el agua de riego las sales fertilizantes necesarias (que puedes comprar en cualquier establecimiento especializado). La mayoría de plantas necesitan un sustrato constantemente humedecido pero no abnegado. Por ejemplo, bastaría con que cubriésemos 5cm el sustrato de lana de roca para mantener en buenas condiciones nuestra planta.

Anímate a practicar la hidroponía en tu propia casa.

Knight Logo
Knight Logo