tendencias

¿Podremos vivir sin petróleo en el futuro? ¿Qué sustitutos hay para el petróleo?

Paraxo Garcia Arquitecto
Oct 14, 2014
0

Un futuro sin petróleo. Nuevas fuentes de energía y alternativas posibles al oro negro

¿Podremos vivir sin petróleo en el futuro? ¿Qué sustitutos hay para el petróleo? El petróleo se conoce desde muy antiguo, pero no es hasta finales del siglo XIX cuando se descubren sus aplicaciones como combustible versátil, fácil y barato de obtener, sustituyendo de esta forma al carbón en multitud de aplicaciones: locomotoras de vapor, calefacción, alumbrado, etc…


Un futuro sin petroleo. Nuevas fuentes de energia y alternativas posibles al oro negro

Pero no es hasta que se consigue destilar la gasolina cuando el petróleo alcanza el valor que hoy tienen para nuestra sociedad. Gracias a la gasolina, los motores de combustión alcanzar un alto nivel de potencia y eficacia que los ha convertido en el pilar fundamental de los transportes modernos.

Pero, ¿Hasta cuando va a durar el petróleo? Y lo que es más importante, ¿Podremos vivir sin petróleo en el futuro?

Es evidente que el petróleo no va a durar siempre y dependiendo del nivel de consumo, se acabará antes o después. De hecho, muchos piensan que en menos de 50 años habremos agotado las reservas de petróleo. La razón es muy sencilla, el petróleo tarda en formarse mucho tiempo, más del que nosotros tardamos en consumirlo. Es decir, la tasa de recuperación es demasiado baja. Un dato que nos puede servir de referencia es que consumimos en un día lo que la tierra tarda en producir 100.000 años.

Pero, ¿Por qué dependemos tanto del petróleo? Nuestra dependencia del petróleo es absoluta. De hecho, casi todo lo que nos rodea en la ciudad moderna tienen que ver con el petróleo. Nuestra vida cotidiana está condicionada por el oro negro y si este se agota de repente, habría demasiadas cosas que cambiarían radicalmente. Muchas más cosas de las que pensamos, ya que del petróleo se obtienen multitud de productos.

Pero veamos cómo podríamos sustituir el petróleo por otros materiales y vivir sin depender de él.

1-Los combustibles fósiles. Una de las aplicaciones más conocidas del petróleo y posiblemente la que más condiciona nuestro futuro es la que tienen que ver con los combustibles fósiles. El petróleo y sus subproductos alimentan los motores de combustión que utilizan los distintos medios de transporte: aviones, barcos, automóviles, etc… ¿Cómo podemos sustituir el petróleo en nuestro medios de transporte?

La respuesta es difícil y los campos de estudio son muy amplios:

a-El biodiesel y los biocombustibles. Los biocombustibles son una alternativa al petróleo para los motores de combustión, pero no es definitiva ya que no hay forma de producir indefinidamente biodiesel para cubrir toda la demanda actual. Por lo tanto el biodiesel no es más que un complemento a otro tipo de fuentes de energía, pero por si sólo es muy complicado que pueda sustituir al petróleo

b-Fuentes de energía renovable. Otra de las opciones que se están estudiando para sustituir al petróleo como fuente de energía básica para los medios de transporte son las energías renovables, concretamente la energía solar fotovoltaica. Existen prototipos de vehículos movidos gracias a la energía suministrada por el sol, pero actualmente son muy poco eficientes. Es casi imposible utilizar placas fotovoltaicas para generar energía eléctrica suficiente para mover eficientemente un motor.

c-El hidrógeno. Si tuviéramos que apostar por alguna fuente de energía limpia y sostenible para sustituir el petróleo en los motores de vehículos, lo haríamos por el hidrógeno. Las pilas de hidrógeno que se obtienen por distintos procedimientos, entre los que destaca la electrólisis, son limpias (sólo expulsan vapor de agua), limpias y no hacen ruido. Además, el hidrógeno es potencialmente muy eficaz. El problema actual es que no existen sistemas lo suficientemente eficientes que puedan competir con el petróleo, pero sin duda, según se vaya agotando este, surgirán nuevos sistemas que aprovechen la energía del hidrógeno para mover los motores de los vehículos.

2-Calefacción y energía. Para obtener energía eléctrica se pueden utilizar distintos tipos de fuentes energéticas (carbón, energías renovables, gas natural, petróleo, energía nuclear) etc… Las centrales térmicas son una fuente de contaminación y demandan una gran cantidad de combustibles, pero actualmente son la principal fuente de energía eléctrica de muchos países.

¿Cómo podremos sustituir al petróleo como combustible para obtener energía eléctrica o alimentar nuestras calderas de agua caliente? El problema no es sólo el petróleo como fuente de combustible de una central térmica o una caldera doméstica, sino también el gas natural, íntimamente relacionado con el este.

Afortunadamente las alternativas al uso del petróleo en calderas de calefacción y agua caliente y de las centrales térmicas son varias, desde las discutidas centrales nucleares hasta la nuevas fuentes de energía renovable (placas solares fotovoltaicas y aerogeneradores, calderas de pellets, geotermia o aerotermía)

La eficacia actual de las nuevas fuentes de energía esta más condicionada por la falta de interés de los organismo oficiales para seguir estudiando nuevos sistemas que por una limitación física. En todo caso, cada día se aumenta la producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, por lo que la sustitución del petróleo en un futuro cercano está plenamente garantizada.

3-Productos derivados del petróleo. No somos capaces de imaginar la gran cantidad de productos derivados del petróleo que utilizamos diariamente en nuestra vida cotidiana.

Cuando el petróleo se agote, posiblemente nos encontremos ante un gran problema ya que muchos de los productos que utilizamos diariamente dejen de producirse. Pero eso no significa que ya no podamos disfrutar de aislamientos, objetos de plástico o bolsas.

Existen gran cantidad de materiales que pueden sustituir al petróleo, materiales naturales y materiales sintéticos. Además, siempre se podrá reciclar el plástico, no así la energía que produce la combustión de los derivados del petróleo como la gasolina.

Sin duda alguna, podremos vivir sin petróleo, incluso mejor que hasta ahora.

¿Cuál será el siguiente caso de corrupción?
Internet a través de las bombillas LED
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo