tendencias

Otra vez los piojos, esos bichitos molestos que acampan en nuestras cabezas

Paraxo Garcia Arquitecto
Nov 11, 2013
0

Los piojos, esos bichitos a los que les gusta vivir entre nuestros cabellos

Otra vez los piojos, esos bichitos molestos que acampan en nuestras cabezas. Esos malditos piojos son el sufrimiento de miles de niños y la pesadilla de sus padres.


Los piojos, esos bichitos a los que les gusta vivir entre nuestros cabellos

Casi todos hemos vivido la desagradable experiencia de tener pijos en nuestra cabeza. Estos bichitos son unos pequeños parásitos que proliferan en el cabello de los seres humanos gracias a las perfectas condiciones de calor y humedad que encuentran en nuestras cabezas. Los piojos se alimentan de sangre y suelen ser muy frecuentes en niños de tres a trece años.

Aunque no son peligrosos ni transmiten enfermedades, son muy contagiosos y resultan muy molestos, pudiendo llegar a producir heridas en la cabeza, ya que al provocar picazón, instintivamente tendemos a rascarnos, pudiendo ocasionar alguna infección en el área afectada.

Cuando detectamos que tenemos piojos hay que actuar rápidamente, ya que pueden convertirse en una auténtica plaga familiar al contagiarse tan fácilmente de unas cabezas a otras.

Cómo detectar los piojos

Los piojos, a pesar de su pequeño tamaño, pueden detectarse fácilmente a simple vista. Tan sólo tenemos que inspeccionar la cabeza y observar:

Si el niño tiene liendres o huevos de piojo. Las liendres se identifican por ser de color marrón o amarillento. Los piojos dejan sus huevos entre los cabellos, donde la temperatura es la más adecuada para su desarrollo. Las liendres pueden confundirse con la caspa, pero a diferencia de esta no se desprende tan fácilmente.

Al eclosionar las liendres, el pijo deja una cascara transparente adherida al cabello y que se puede identificar fácilmente.

Síntomas de irritación. Cuando los piojos se alimentan, nos muerden, lo que provoca una picazón y en consecuencia un rascado y posterior irritación. Aunque en realidad el mayor escozor procede de la saliva del piojo.

Las irritaciones pueden ser leves o provocar erupciones muy molestas. Al rascarnos en exceso podemos provocar infecciones que tendremos que erradicar con algún antibiótico.

Los piojos adultos se mueven muy deprisa y son quizás más difíciles de detectar que las liendres, por lo que si ve que su hijo se rasca mucho el pelo, no dude en investigar: pregunte en el colegio o la guardería y busque entre el cabello los restos de liendres o zonas irritadas.

El rascado: si su hijo se rasca mucho la cabeza, es posible que tenga piojos. La reacción a la saliva de los piojos no es inmediata y puede retrasarse varias semanas, dependiendo de la sensibilidad del niño.

El tratamiento de los piojos, ¿cómo acabar con ellos?

Te aconsejamos que utilices lociones y medicamentos recetados por tu médico o pediatra, ya que los remedios caseros no han demostrado su eficicacia: aceite, lociones de vinagre, vaselina, mayonesa, etc…

1-Cortar el pelo al cero. Sin duda es la solución más eficaz, sencilla y rápida. Quizás lo puedas hacer en niños de menos de dos años, pero ¿qué pasa con las niñas que tienen ya un bonito cabello largo?

2-En niños menores de 2 años, tienes que quitar los piojos manualmente. Para eliminar liendres y piojos, lava el pelo y aplica acondicionador para poder deslizar fácilmente el peine y vete quitando los piojos uno a uno. Repite la operación durante dos semanas después de haber acabado con el último piojo.

3-En niños mayores, lo más conveniente y fácil es utilizar medicamentos y lociones que te puede recetar tu médico o farmacéutico.

El contagio de los piojos, cómo evitar su contagio.

En el caso de que algún miembro de tu familia tenga piojos, tienes que evitar que se contagien a otras personas, para ellos debes tomar algunas precauciones:

-Lava la ropa de cama y de vestir que haya utilizado la persona que tenga piojos con agua muy caliente a más de 54 grados centígrados.

-Los juguetes como los peluches los puedes lavar en seco.

-Pasa la aspiradora por todas las alfombras y muebles tapizados.

-Todos los objetos que hayan estado en contacto con los piojos debes limpiarlos con champú contra piojos.

-Todos los miembros de una familia deben tratarse contra los piojos ya que estos se contagian muy fácilmente.

El tratamiento contra los piojos puede parecer que no da resultado, esto se puede deber a que los medicamentos que está utilizando no son los adecuados o que su hijo sigue expuesto a personas con piojos. Tener piojos es de lo más normal del mundo entre lo niños y no se trata de una falta de higiene, por lo que no hay que estigmatizar a los niños que sufren esta molestia. Intente que su hijo no comparta productos de aseo como peines con otros niños y sea persistente en el tratamiento anti piojos hasta asegurarse que han desaparecido todos los piojos y liendres del cabello de su hijo.

¿Cómo podemos lograr una vida mejor?
Cómo organizar una maleta para que quepa la mayor cantidad de ropa
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo