construccion

La construcción sostenible de nuestros edificios

victoria Arquitecto
Abr 23, 2013
0

La construcción sostenible de nuestros edificios. construcción, vida útil y mantenimiento y demolición de nuestros edificios

La construcción sostenible de nuestros edificios.  Hoy en día más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades, tan sólo en 50 años se ha multiplicado por tres las personas que habitan en ellas.


Con motivo del día de la tierra, queremos reflexionar acerca de la importancia que tiene la construcción de edificios dentro de nuestros territorios urbanizados, y más concretamente en la ciudad, su influencia sobre el medio ambiente y la manera de plantear la construcción desde un punto de vista sostenible.

El impacto de un edificio en el medio ambiente se divide en tres fases: Primeramente la construcción del edificio y la producción de todos los materiales que necesitamos para poder realizarlo, por otro lado la vida útil del edificio y el coste en el mantenimiento del mismo, y por último, la posible demolición y gestión de los residuos generados por el edificio.

Construcción y fabricación sostenible de los elementos que constituyen un edificio.

Los materiales utilizados frecuentemente en la construcción de nuestros edificios consumen una gran cantidad de energía en el momento de su fabricación, por ejemplo el aluminio consume 360Gj, el acero 300Gj y el hormigón armado 3,9Gj, sin contar el consumo de agua necesario para su fabricación o las emisiones de CO2 a la atmósfera.  Algunos de estos materiales necesitan materias primas escasas, como el zinc o el estaño y otros son productos derivados del petróleo y pueden resultar muy contaminantes.

Por todo ello, se hace muy importante comenzar a utilizar materiales sostenibles basados en materias primas renovables o incluso materiales procedentes de reciclados, por ejemplo, aislamientos térmicos sostenibles, cerramientos de fachadas con materiales reciclados, etc…

Mantenimiento sostenible y vida útil de los edificios

El coste del mantenimiento durante la vida útil de un edificio puede llegar a superar el coste de construcción del propio edificio. El mantenimiento de un edificio se basa en, por un lado conservar los elementos constructivos, y por otro, mantener las instalaciones propias del edificio.

En el primer caso, los elementos constructivos de un edificio durante su vida útil puede ser perfectamente sustituidos por nuevos materiales basados en materias sostenibles, nuevos sistemas constructivos, etcétera.

Pero en el caso de mantenimiento de las instalaciones, nos veremos condicionados por el diseño inicial del propio edificio. Como ya hemos visto muchas ocasiones, las estrategias que intervienen en el diseño del edificio desde el punto de vista energético pueden ser de dos tipos, por un lado las estrategias pasivas y por otro lado las estrategias activas. Sin duda alguna, la sostenibilidad del edificio a lo largo de su vida útil dependerá mucho más de las estrategias pasivas adoptadas  en el diseño inicial del mismo, que en la utilización de sistemas nuevos basados en energía renovables, como la energía fotovoltaica, la energía solar, la geotermia, etcétera, ya que estas últimas suelen suponer inversiones muy altas y actualmente dependen del apoyo de las energías convencionales.

Demolición y gestión de recursos sostenible de nuestros edificios.

La última fase en la vida de un edificio es la demolición y la gestión de los residuos resultantes de esta. A la hora de demoler un edificio, es muy importante poder utilizar la mayoría de los elementos que lo componen, para ello una de las prácticas más sostenibles en la construcción de los edificios, es la utilización de elementos prefabricados.

En cuanto a los materiales convencionales utilizados en la construcción de nuestros edificios, aunque los metales tengan un consumo energético inicial muy alto, su reciclado es muy económico y resulta muy interesante, no sólo por el alto coste de este tipo de materiales nuevos, sino por la facilidad tanto en su recuperación como en su posterior utilización en otros edificios. Por el contrario, materiales como el hormigón armado, de menor incidencia inicial desde el punto de vista energético, resultan muy complicados de reciclar posteriormente para poder ser utilizados en otros usos, aunque siempre podremos encontrar alguna alternativa interesante y útil

En conclusión la construcción sostenible de nuestros edificios se fundamenta en tres pilares: en primer lugar la utilización de materiales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente en la construcción y la fabricación de los elementos que componen un edificio, en segundo lugar, un diseño sostenible con estrategias pasivas que sepan adaptarse al entorno y aprovechar las condiciones del lugar y el diseño de instalaciones basadas en energías renovables y sostenibles. Y en tercer lugar, utilizar sistemas constructivos y materiales que puedan ser fácilmente recuperados y ser reutilizados una vez finalice la vida útil del edificio.

La construcción sostenible de nuestros edificios. construcción, vida útil y mantenimiento y demolición de nuestros edificios

®redactado por equipo editorial de construccion.vilssa

Estrategias de ventilación, ventilación natural, ventilación cruzada
Ventilación de grandes edificios
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo