Arquitectura

La ciudad se convierte en un patio de recreo.

Carlo Ingeniero
Nov 05, 2015
0

Muchas ciudades han optado por complementar sus espacios públicos con divertidas soluciones para atraer a nuevos usuarios.

En un mundo cada vez más global, las ciudades entran en la dinámica de los ranking internacionales para medir su calidad, ya sea con respecto a la sostenibilidad, el turismo, sus servicios, entre otros. Y los espacios públicos no se han quedado fuera de esta dinámica.


Una tendencia actual es que las ciudades inviertan en mejorar, rediseñar e intervenir algunos de sus espacios públicos para hacerlos más atractivos tanto para sus usuarios regulares, como para aquellos que no suelen usarlo o incluso para atraer a los turistas.

Estas intervenciones suelen ser utilizar distintos recursos para lograr su propósito, y en este artículo te traemos una solución chulísima y divertida: convertir espacios públicos convencionales en patio de recreo para grandes y chicos!!!

A Cidade é para Brincar (La ciudad es para jugar), Río de Janeiro, Brasil.

Es una intervención realizada por el colectivo madrileño BASURAMA con motivo de la feria Virada Cultural 2013 y consistió en colgar decenas de columpios desde lo alto del Viaducto do Chá aprovechando que la avenida que pasa bajo el viaducto es peatonal.

Para realizar esta intervención Basurama propuso la utilización materiales de desecho tales como vallas publicitarias, neumáticos usados y tramos del viaducto.

El objetivo de la instalación: la activación de este espacio para recordar eso que tanto nos gustaba cuando eramos niños, jugar y columpiarnos.

Es como un gran patio de recreo apto para todas las edades!!!

 

Otra intervención chulísima es la de 21 BALANÇOIRES (21 columpios) en Montreal, Canadá.

Se trata de una instalación de 21 columpios cerca de una parada de autobús en Place des Arts, uno de los espacios públicos más populares en uno de los barrios más activos desde el punto de vista sociocultural de Montreal, Quartier des spectacles. 

Lo más divertido de esta instalación es que cada columpio emite distintas notas musicales a medida en que los usuarios se columpian. Estas notas varían dependiendo de qué tan alto te balancees. Este enorme instrumento musical se apodera de Place des arts cada primavera y es un proyecto de Daily tous les jours, creado por Mouna Andraos y Melissa Mongiat.

Los columpios tienen colores vivos que al ponerse en movimiento dan una pincelada de color al espacio y por las noches cada columpio también emite luz!! Imagínense el espectáculo de luz, música y color que se consigue con simplemente balancearse mientras esperas al autobus. Además de divertirte haces más amena la espera de quien aguarda al autobús en la parada convencional (que está al lado de los columpios).

¿Y qué se consigue con eso? Que perfectos desconocidos se interrelacionen para formar bonitas melodías!

Busca demostrar que se consigue más trabajando en equipo que de manera individual, ya que al columpiarse varias personas a la vez es cuando se componen ciertas melodías.

 

 

Decoración navideña hecha por ti mism@
Por qué yo no me compraría una casa de madera prefabricada
Carlo
Ingeniero
Me gusta todo lo que tenga que ver con la tecnología y las nuevas tendencias

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo