Es siempre necesario ejecutar un forjado sanitario.

Es siempre necesario ejecutar un forjado sanitario. Muchos arquitectos y constructores defienden la idea de ejecutar un forjado sanitario en todos los casos, sin embargo, el forjado sanitario no tiene porque suponer una gran ventaja frente a otro tipo de soluciones constructivas.

Es indudable que los forjados sanitarios son una buena solución en zonas húmedas para protegerse de la humedad por capilaridad. El hecho de separarse unos centímetros del terreno facilita, por un lado  la creación de una cámara de aire que impide físicamente que  el agua ascienda por capilaridad, y por otro lado aísla térmicamente el edificio.

ventajas e inconvenientes del forjad sanitario

Sin embargo, hay casos en los que se puede prescindir del forjado sanitario, incluso se podría decir que en determinados proyectos resulta mucho más eficiente ejecutar una losa en contacto directamente con él. ¿Por qué?

Es siempre necesario ejecutar un forjado sanitario. Cuándo puede ser interesante plantear otro tipo de soluciones.


1-En terrenos con poca humedad, climas fríos y secos, se puede aprovechar la inercia térmica del terreno para disminuir las pérdidas de calor. Las construcciones enterradas han sido  siempre una solución muy eficiente ya que el propio terreno actúa como regulador de la temperatura. En estos casos, bastará con proteger la losa de la filtración de posibles humedades.

Lo que sí es aconsejable, cuando queremos aprovechar la inercia térmica del suelo, es ejecutar losas de cimentación de grosor medio superior a los 30 cm que regula muy bien la temperatura gracias a su gran masa, en los casos en los que calefacción no es por  suelo radiante, incluso se puede plantear el no aislar dicha losa del terreno , ya  que este está actuando como aislamiento natural.

2-La ejecución de los forjados sanitarios es muy costosa ya que requiere encofrados perdidos en la mayoría de los casos, al final, se trata de ejecutar un forjado más, en edificios con un alto porcentaje de ocupación en planta, suponen un alto sobrecoste sobre presupuesto de ejecución material final de la obra.

3-Hoy en día existen sistemas de aislamiento muy eficaces, por lo que cuando planteamos una losa de cimentación en contacto con el terreno es perfectamente viable colocar sistemas de aislamiento e  impermeabilización que garanticen que no se van a producir filtraciones de humedad y pérdidas de calor.

4-Para aplicar distintas soluciones es necesario realizar antes un cálculo de pérdidas de carga, posibles filtraciones por capilaridad, un estudio de la humedad del terreno, etc. Pero podemos asegurar que cuando se trata de edificaciones que por algún motivo profundizan más de 1 m sobre el nivel de rasante, la ejecución de una losa de cimentación, que por otro lado reduce el coste de la estructura del edificio, nos sirve perfectamente como soporte del suelo de la primera planta, evitando de esta manera la ejecución de un forjado sanitario.

En estos casos, este tipo de soluciones pueden ser realmente eficientes tanto del punto de vista económico como desde el punto  de vista energético, convirtiendo la ejecución del forjado sanitario en algo prescindible.

Es siempre necesario ejecutar un forjado sanitario. Cuándo puede ser interesante plantear otro tipo de soluciones.

Comparte este artículo

Shop
Knight Logo
Knight Logo