construccion

Soleras de hormigón armado, proceso de ejecución

victoria Arquitecto
Ene 03, 2013
0

Cómo se ejecutan las soleras de hormigón armado, características y proceso de ejecución

(Viene de parte 1....) Tal y cómo hemos descrito en el artículo anterior, las soleras de hormigón armado son un elemento fundamental para garantizar la salubridad del edificio. Evitar humedades, perdidas de calor o daños en la estructura perimetral de la edificación. Continuamos describiendo el proceso de ejecución de una solera de hormigón armado.


e. Juntas de hormigonado.

 Las juntas pueden ser de 4 tipos:

• juntas de aislamiento

• juntas de construcción

• juntas de contracción

• juntas de dilatación

soleras de hormigon armadoLas juntas de aislamiento separan la solera de elementos fijos de la edificación, como muros, pilares, arquetas, pozos de registro, etc., evitando las tensiones que se originan al restringirse el movimiento. Tendrán un espesor entre 10 y 20 mm y estarán formadas por un material compresible, como el poliestireno expandido. En los encuentros con soportes se envolverá la base del pilar con material compresible de, al menos, 25 mm de espesor en el caso de soleras sin acabado. Cuando se incorpora el pavimento a la solera o éste se efectúa como una segunda lámina, se dejará sin hormigonar un rombo, cuadrado o círculo alrededor del soporte, disponiendo el material compresible de la junta para, posteriormente, completar el hormigonado alrededor del pilar. Las juntas de construcción dividen el pavimento en losas ejecutadas en momentos diferentes. Se construirán con caras planas o bien con algún tipo de machihembrado. A la hora de ejecutar estas juntas se tomarán las siguientes medidas:

• Se utilizarán encofrados con ángulos a escuadra.

• Se compactará adecuadamente el hormigón junto al encofrado.

• Se cuidará el acabado perimetral de la losa.

• Se hormigonarán las losas adyacentes perfectamente enrasadas para evitar escalonamientos. Si fuese necesario interrumpir el hormigonado y efectuar una junta de construcción no prevista, se adoptará alguna de las siguientes soluciones:

• Eliminar el hormigón extendido hasta la junta de construcción más próxima y ejecutar la junta de construcción.

• Ejecutar una junta de construcción dejando dispuestas barras de estado para que ambos bordes sean solidarios.

• Cada junta se ejecutará dentro del tercio central de la distancia existente entre juntas de contracción.

Las juntas de contracción permiten el libre movimiento horizontal de las losas, disminuyendo hasta valores admisibles las tensiones causadas por las contracciones originadas por la retracción por secado y por las variaciones térmicas. Las juntas se formarán serrando la losa en una profundidad comprendida entre 1/4 y 1/3 del espesor de la misma. Las juntas se situarán a una separación comprendida entre 4 y 6 m (entre 25 y 30 veces el espesor de la losa). Si las losas son exteriores la distancia disminuirá a una separación inferior a 4 m. Las juntas de dilatación tendrán una separación entre 20 y 30 m, coincidiendo siempre con las del edificio.

f. Vertido y compactado del hormigón.

La solera se hormigonará en cuadrículas, siguiendo un proceso que permita la formación de un damero. La resistencia del hormigón será la que figura en la documentación del proyecto. La consistencia del hormigón será plástica (asiento entre 3-5 cm, con una tolerancia de ± 1 cm). El tamaño máximo del árido será de 40 mm. El árido grueso estará formado por tres (3) tamaños diferentes: • 15-12 mm • 12-25 mm • 25-40 mm El equivalente de arena del árido fino > 80. El contenido mínimo de partículas silíceas será de 20%. La compactación se efectuará por vibrado. Se interrumpirá el hormigonado cuando se produzca el deslavado de árido. La superficie se terminará mediante reglado, no admitiéndose irregularidades locales superiores a 3 mm medida por solape de 1,5 m de regla 3 m, si la solera no lleva revestimiento. Se escantillará la solera en varios puntos para comprobar que el espesor es el de proyecto, no admitiéndose variaciones superiores a -1 cm ó + 1,5 cm. 

g. Curado del hormigón.

El curado se realizará con productos específicos para este fin, que son líquidos que forman una membrana superficial que retiene el agua y que se aplicarán mediante pulverización o a rodillo. También se podrán utilizar láminas de polietileno de un espesor de al menos 0,1 cm, colocándose cuando la superficie esté todavía húmeda. Las láminas se instalarán solapadas 45 cm con las adyacentes y tener contrapesos para mantenerlas en contacto con la superficie del hormigón. La utilización del curado húmedo requiere aprobación expresa de la Dirección Facultativa, dado que por su forma de aplicación son menos efectivos que los procedimientos antes citados. Una vez efectuado el primer riego se colocará una lámina de polietileno.

h. Protección del elemento terminado.

No podrá circular maquinaria sobre la solera durante los 3 primeros días. Si la solera lleva incorporada la capa de acabado, se protegerá con una lámina de polietileno y una capa de arena de 4/5 cm. Se describen a continuación los procesos constructivos de aquellas partes de obra más representativas dentro de nuestro proyecto a ejecutar.

Publicado por equipo editorial de Vilssa construccion y reformas

Soleras de hormigón armado, ¿Qué son?
Qué son los forjados sanitarios
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo