decoracion

Efectos con pintura. La pintura lavada

Paraxo Garcia Arquitecto
Oct 19, 2013
0

La pintura lavada, un efecto decorativo que puedes hacer tu mismo

Efectos con pintura. La pintura lavada. Existen muchas formas de conseguir efectos con pintura y añadir a la pared un aspecto original y diferente. Para ello podemos trabajar con las pinturas tradicionales que viene ya preparadas, o bien podemos crear nuestros propios efectos mezclando distintos tipos de emulsiones, tintes o pigmentos que venden en los grandes almacenes.


La pintura lavada, un efecto decorativo que puedes hacer tu mismo

Los efectos con pintura más usados utilizan esponjas, moteados con trapo, punteados con trapo, salpicado o lavado de la pintura. Todos ellos exigen tener una base que cubra toda la pared y este perfectamente aplicada, sin suciedad, grietas o cualquier otra impureza. Por lo tanto, es sumamente importante preparar previamente la superficie para poder aplicar el efecto con pintura.

Este trabajo exige dedicar un par de horas a preparar la superficie, de esta forma garantizaremos un trabajo perfecto. Previamente podemos probar las distintas técnicas en un papel viejo de revestir, trozos de madera o cartón y así poder ver el acabado que buscamos.

Puedes utilizar brochas o rodillos anchos, jugar con distintas direcciones a la hora de aplicar la pintura, utilizar distintas presiones en la brocha o el rodillo, o diluir más o menos la pintura para conseguir efectos diferentes.

Efectos con pintura. La pintura lavada. Podemos comprar pintura ya preparada para los lavados de color, pero también podemos crear nuestros propios efectos con pintura de emulsión o diluida, tintes o pigmentos de distintos tonos.

Primeramente debemos preparar la pared, pintar un base con emulsión acuosa y dejarla secar. Una vez tengamos una base uniforme, elegiremos la tonalidad que deseemos mezclar y comenzaremos a aplicarla utilizando los consejos que antes hemos mencionado: distintas presiones en la brocha o rodillo, mezclas más o menos diluidas, aplicación de la brocha en distintas direcciones, etcétera. Es importante que el color de la base que hemos aplicado anteriormente aparezca a través de la nueva capa de pintura que aplicamos.

Prueba primeramente en una zona de muestra, y si el resultado te convence, continua aplicando el color por el resto de la superficie. Puedes aplicar tantas capas de color como desees, atenuando de esta manera el tono.

Para que el acabado sea más duradero puedes aplicar barniz diluido en toda la superficie, bien sea barniz claro de poliuretano mate o satinado o barniz acrílico al agua.

La pintura lavada, un efecto decorativo que puedes hacer tu mismo

Redactado por equipo editorial de decoración.vilssa.

Fuente fotos: Bricilaje y decoración, ed.susaeta

Cómo hacer un puzzle nosotros mismos
Pintar de rosa mi pared
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo