tendencias

Cómo evitar perder la memoria con el paso de los años

victoria Arquitecto
Nov 04, 2013
0

Cómo evitar perder la memoria con el paso de los años. Dietas saludables para mantener la memoria

Cómo evitar perder la memoria con el paso de los años. Existen multitud de estudios relacionados con esta cuestión, y casi todos coinciden en aconsejar que el mejor consejo para mejorar tu memoria y mantener tus facultades intelectuales en perfecto estado, es seguir una vida saludable.


Cómo evitar perder la memoria con el paso de los años. Dietas saludables para mantener la memoria

Los estudios hablan de que una de las causas del deterioro de nuestra memoria pueden ser el exceso de grasas saturadas en nuestra dieta, de hecho, estas aumentan la presencia de proteínas amiloideas, que son distintivas de una enfermedad como el Alzheimer. Por lo que la clave estará en consumir grasas sanas y evitar las perjudiciales, lo que a su vez nos protege de las enfermedades cardiovasculares.

Veamos cuales son las principales causas de la pérdida paulatina de memoria.

1-La edad. Con el paso de los años, nuestro  cerebro sufre un deterioro que influye en nuestra capacidad para retener recuerdos, sobretodo los recuerdos inmediatos.

2-Enfremedades vasculares cerebrales. La falta de un buen riego sanguíneo al cerebro y la falta de oxigeno hace que este pierda capacidad y no pueda mantener su actividad, aquellos que sufren de estas patologías pierden capacidad de concentración y de memoria.

3-Consumo de drogas y alcohol. El consumo prolongado y abusivo de estas sustancias esta directamente relacionado con el deterioro de neuronas y contribuye a un deficiente funcionamiento del cerebro y por lo tanto de sus capacidad de memoria y concentración.

4-Hipotiroidismo. La alteración de las hormonas tiroideas se asocia con una pérdida progresiva de las funciones intelectuales del cerebro.

5-Infecciones. Las infecciones en el sistema nervioso pueden dañar de forma irreversible el cerebro y sus capacidades intelectuales.

La pérdida de memoria puede aparecer de manera selectiva, algunos pueden perder la memoria reciente y otros pueden perder la memoria remota. Cuando uno sufre un accidente, suele tener una pérdida de memoria inmediata, y suele ser un hecho temporal que en poco tiempo remite, son lo que se denomina comúnmente períodos de amnesia.

Sin embargo, hay ocasiones en las que los individuos comienzan a sufrir una pérdida de memoria de situaciones recientes, siendo capaces de recordar hechos acaecidos hace muchos años pero no situaciones sucedidas recientemente, este tipo de pérdida de memoria suele ser muy frecuente en las personas de avanzada edad.

Cómo evitar perder la memoria con el paso de los años. Los hábitos alimenticios.

Veamos que hábitos y pautas en nuestra alimentación pueden ayudarnos a conservar durante más tiempo nuestras capacidades intelectuales, nuestra concentración y nuestra memoria.

1.Consume pescados azules, ricos en ácidos grasos de la serie omega tres, estos ácidos forman parte de las membranas de las neuronas y existen muchos estudios que concluyen que hay una relación entre nuestra capacidad intelectual y niveles elevados de grasas de este tipo.

2.Reduce el consumo de tabaco, alcohol y bebidas estimulantes, si es posible,  evita totalmente, con la edad, el consumo de estas sustancias.

3. Evita el consumo de azúcar blanco, colorantes y otras sustancias que puedan alterar el sistema nervioso y nuestro comportamiento. No abuses del consumo de este tipo de sustancias, ya que pueden crear hiperactividad.

4.El consumo del aceite de oliva y el ajo crudo ayudan a evitar fallos de memoria.

5. Sigue una dieta variada y rica en alimentos que contengan vitaminas del grupo B como los cereales integrales, las legumbres y los frutos secos, estas vitaminas son muy importantes para nuestra capacidad cerebral, y de hecho, hay estudios que dicen que pueden llegar a mejorar nuestras funciones mentales.

6. Evita el consumo de grasas saturadas, muy frecuentes en alimentos relacionados con la comida basura.

7. Mantén una vida saludable, duerme el tiempo suficiente y recuerda que las horas de sueño que pierdas no son recuperables, practica ejercicio y deporte acorde con tu edad y tu estado físico, y sigue una dieta rica en antioxidantes, con vitaminas B3, B6, B8, B12, C y E, así como la Glutation Peroxidasa. Incorpora a tu dieta minerales como el cromo, el zinc y el selenio, el calcio y el magnesio.

8-Consume productos vegetales antioxidantes como el ajo, las algas, la soja, el germen de trigo, el té, el vino tinto, el pescado, la col, zanahorias, cebollas, espinacas, tomates, frutas como las uvas, los cítricos, las ciruelas, arándanos, etcétera.

Dentro de nuestra dieta, existen alimentos más aconsejables que otros, dentro de  los alimentos idóneos para mantener nuestro cerebro en buen estado están sustancias como la nuez, cuya eficacia está demostrada para mejorar el rendimiento intelectual gracias a su alto contenido en fósforo , el germen de trigo, que tiene un gran contenido en vitaminas del grupo B y que son un alimento indispensable para la memoria.

Pero también existen alimentos que son más perjudiciales, como los azúcares blancos que producen hiperactividad y nerviosismo, las grasas saturadas, que produce un grave deterioro de nuestro servicio nervioso y el exceso de proteínas, especialmente de carnes rojas y quesos curados.

Practicar ejercicios de gimnasia mental para mejorar y mantener nuestras capacidades intelectuales.

Está demostrado que nuestro cerebro necesita actividad para mantener un rendimiento adecuado a sus posibilidades, todos habremos notado alguna vez que cuando dejamos de estudiar, leer o realizar actividades que exijan un esfuerzo intelectual, perdemos poco a poco nuestra capacidad de concentración, incluso nuestra capacidad de observación y deducción.

Para ayudar a mantener nuestro cerebro en actividad, debes realizar actividades intelectuales como la lectura, intentar estudiar y retener en tu memoria nuevos conceptos como si fueras un estudiante. Puedes hacer crucigramas, intentar memorizar la lista de la compra o recordar detalles de películas o libros que hayas visto o leído últimamente.

En definitiva, intenta mantener tu cerebro activo y no caigas en la monotonía de una actividad que no requiera ningún esfuerzo intelectual. Si tu trabajo no te exige grandes esfuerzos intelectuales o consiste en aplicar una rutina diaria, procura practicar hobbies o aficiones que te exijan un esfuerzo extra intelectual y que te ayuden a mantener despiertas tus capacidades intelectuales, tu memoria y tu capacidad deductiva.

Cuál es el deporte más sano y más exigente
Las tabletas gráficas o de dibujo, un complemento muy interesante para nuestro ordenador.
victoria
Arquitecto
Soy una persona apasionada por la arquitectura y la ciudad

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo