construccion

Ciudad de la cultura de Santiago de Compostela. Una obra horrible

Paraxo Garcia Arquitecto
Mar 31, 2013
0

Ciudad de la cultura de Santiago de Compostela. Una obra horrible. Argumentos para justificar porque la ciudad de la cultura de Santiago es una mala arquitectura

Cidade de la cultura de Santiago de Compostela, una obra horrible. El presidente de la junta, Alberto Núñez Feijoo, ha anunciado que las obras de la ciudad de la cultura de Santiago de Compostela quedan paralizadas indefinidamente.


Ciudad de la cultura de Santiago de Compostela. Una obra horrible

Queremos en este breve artículo justificar porque consideramos, desde el punto de vista arquitectónico, que la ciudad de la cultura de Santiago de Compostela es una obra horrible:

La ciudad de la cultura de Santiago Compostela no es una ciudad. Lo primero que ponemos en duda es el título de semejante proyecto. La ciudad de la cultura en Santiago emplea el concepto de ciudad de una manera bastante irresponsable. La ciudad se puede entender de múltiples formas, muchas disciplinas se encargan de estudiar la ciudad según infinidad de variables: variables sociales, variables estéticas, transporte y comunicación, economía, etc. Pero todas las disciplinas, bien sea desde  el punto de vista individual o colectivo, siempre coinciden en entender la ciudad como un sistema donde interactúan una gran cantidad de agentes diferentes. No vamos a entrar en la teoría de la ciudad, pero es evidente, que la ciudad de la cultura, formada exclusivamente por un edificio (aunque tenga distintos volúmenes), nunca podrá considerarse como una ciudad.

Enlazando con el argumento anterior, la ciudad de la cultura de Santiago de Compostela no configura ciudad, no articula espacios que pongan en valor la antigua ciudad con esta supuesta nueva ciudad de la cultura, no multiplica usos, no da respuesta a necesidades inmediatas de la gente que vive en el entorno urbano, no aporta valor al espacio público más allá de simples formalismos estéticos, etcétera. En definitiva, la ciudad de la cultura en Santiago, no  aporta valor alguno a la ciudad de Santiago de Compostela. Lamentablemente, este caso no es único, ya que a lo largo de todo el territorio español se han ido repitiendo una tras otra, distintas actuaciones que se limitan simplemente a crear espacios sin contenido y sin relación alguna con la ciudad existente, y lo que es más grave, sin ningún tipo de proyección de futuro.

La ciudad de la cultura en Santiago de Compostela, carece, por otro lado, de función definida, y podríamos decir que carece de alma. Los promotores de esta obra no han sabido, a día de hoy, definir claramente la función de cada uno de los contenedores que configuran todo el conjunto. Y esto, no es sino un claro ejemplo de un edificio al que le falta el cimiento fundamental: el sentido de su existencia. Y no se trata de funcionalismos ni de teorías racionalistas, se trata sencillamente de hacer que las cosas tengan vida. Y un edificio sin alma no es  arquitectura.

Por último, Arquitectura debe estar servicio la sociedad. Una buena arquitectura no es sólo  un volumen que encierra dentro una función más o menos definida. La Arquitectura tiene que responder a una responsabilidad social y esto se puede entender de muchas maneras, pero aquí vamos simplemente a mencionar una de las que consideramos más importantes hoy en día, si promover un edificio de estas características  significa que una gran parte de la sociedad tenga que prescindir de las  necesidades básicas para subsistir, la arquitectura se convierte en un delito. El coste de la ciudad de la cultura de Santiago de Compostela supone indiscutiblemente, que hoy en día, se tengan que suprimir  servicios tan necesarios como la sanidad o la educación. Cualquier sencillo contenedor dentro de la ciudad de Santiago, podría haber albergado una biblioteca, un teatro, un museo y dar mayor valor a Santiago de Compostela de lo que lo hace hoy en día la ciudad de la cultura.

El debate, se podría extender mucho más, pero tampoco es necesario profundizar en algo que todos sabemos que es un gran despropósito.

Ciudad de la cultura de Santiago de Compostela. Una obra horrible

®redactado por equipo editorial de arquitectura.vilssa

La bio arquitectura de Javier Senosiain
La Yurta. La vivienda nómada de las tribus mongolas.
Paraxo Garcia
Arquitecto
Soy arquitecto y urbanista. Me encanta escribir sobre temas relacionados con la arquitectura, la ciudad y las cosas de la vida cotidiana

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo