Salud, medicina y farmacia

¿Son efectivas las pastillas para dejar de fumar? Yo lo dejé gracias, en parte, a ellas.

Abr 22, 2017
534
0

Mi experiencia a la hora de dejar de fumar, cómo creo que ahora si lo he conseguido.

¿Son efectivas las pastillas para dejar de fumar? Yo lo dejé gracias, en parte, a ellas.


Voy a hablar de mi propia experiencia y no voy a entrar en valorar datos científicos, ya que creo que en el tema de dejar de fumar cada uno es un mundo y todos tienen sus propias opiniones, ahora bien, en lo que todos coincidimos es en:

1-Dejar de fumar es muy difícil.

2-Cualquier ayuda es buena.

3-El factor que más influye para lograr dejar de fumar es el psicológico.

4-Cualquier exfumador corre muchos riesgos de volver a fumar durante el resto de su vida.

Yo personalmente he fumado durante casi 20 años y lo he intentado dejar muchas veces. La primera vez dejé de fumar durante cinco años, en otra ocasión lo logré durante más de un año y en un tercer intento, ya voy por mi quinto mes sin probar un cigarro. De las tantas veces que lo he intentado, saco muchas conclusiones que voy a compartir con vosotros.

Y una de ellas es que las pastillas de nicotina son de gran ayuda, sobretodo como sustitutivos del cigarro los primeros días. He utilizado casi de todo: chicles, parches, spray, he ido al psicólogo y he leído muchísimo, y al final, me quedo con las pastillas.

Lo único que no he usado han sido los champix, ya que le tengo un poco de miedo por sus posibles efectos secundarios, ya que se trata de una medicación que trabaja sobre aspectos neuronales, y por cierta aprensión, preferí no probarlo.

1-En los tres intentos de dejar de fumar, he partido de un convencimiento de querer dejarlo, y no me refiero a un sentimiento radical, sino a una idea que me acompañaba durante meses atrás y que me inducía a dejar de fumar. Muchas veces me decía a mi mismo: “si en realidad no quiero dejarlo”, pero en realidad la mayor parte del tiempo me convencía de que debí hacerlo, era como un martilleo constante, como una carga de conciencia.

2-Bajo esa presión de querer dejarlo, en las tres ocasiones aproveché un hecho externo que me ayudó. En la primera fue una enfermedad que me obligó a estar en cama durante una semana y en la que no fumé. Cuando me recuperé, como los niveles de nicotina en sangre habían descendido mucho, aproveché y deje de fumar. El problema es que me costó muy poco y me quedé con la idea de que dejar de fumar era muy fácil, lo que hizo que a los 5 años volviese. (Gran error, empezar a fumar es muy sencillo, sobretodo para los ex fumadores y dejarlo es difícil, muy difícil). La segunda vez que lo dejé fue a raíz de un ataque de tos matutino. Me asusté tanto que dejé de fumar por miedo a empeorar. Los días siguientes vencía el mono recordando el ataque de tos y empecé a tomar pastillas de nicotina que me ayudaron con la abstinencia. Pero lo mejor ayuda fue el recordar aquel momento de tos.

Mi tercer intento, el más difícil y espero que definitivo.

En mi tercer intento he utilizado de todo, pero sobretodo pastillas de nicotina.

Mi tercer intento surge a raíz de otro ataque de tos y un dolor en el pecho, que posiblemente no tuviese mucho que ver con el fumar pero que me valió como excusa perfecta. Llevaba varios meses intentándolo y diciendo mañana sin falta lo dejo…Al final, necesité un detonante como el dolor del pecho y me puse en ello. Ya estaba preparado con mis pastillas y había leído mucho, así que se puede decir que estaba concienciado. Te resumo mi experiencia:

1-Previo al día X, me conciencié durante semanas por no decir meses de que queria dejar de fumar.

2-Hice intentos previos y conseguí dejarlo un par de semanas. Algo así como ensayos generales hasta el estreno final.

3-Creo que parte del éxito se debe a la concienciación previa, es decir, a un trabajo psicológico que realicé durante bastantes semanas antes.

4-Me hice a la idea de que debía superar primero 2 semanas sin fumar, luego un mes, después dos y luego seis. En la práctica, a partir del mes, la cosa se normalizó bastante y dejé de tachar el calendario. Lo peor fueron las primeras semanas.

5-Utilicé una terapia de choque muy definida. Por la mañana me tomaba 2 pastillas de nicotina y una infusión de valeriana, así como un sin fin de caramelos de chupar. Por la tarde repetía el proceso, 2 pastillas, más caramelos e infusión tranquilizante.

6-Lo que hice es sustituir un hábito, el del cigarrillo, por otro, el de mis pastillas de nicotina, las infusiones y los caramelos. En realidad, y esto es una opinión personal, las pastillas de nicotina sólo son necesarias durante la primera semana, es decir, los días en los que tus niveles de nicotina son altos. A partir de los 10 días, cuando la nicotina ha desaparecido de tu sangre, lo que queda es un hábito mezclado con mucha ansiedad.

7-Lo peor: la ansiedad. Para mi, el mono es algo aguantable porque se va en 4 o 5 días, pero la ansiedad que viene después dura más de un mes y es la que hay que vencer en esta segunda etapa. Yo lo hice con caramelos, pastillas de nicotinas e infusiones, pero otros lo hacen con deporte, parches, chicles de nicotina, etc…

Mi consejo es que prepares una estrategia, una dinámica de hábitos, y seas riguroso con ella, ayudándote de las pastillas de nicotina para dejar de fumar o cualquier otra cosa.

8-La lucha continua. Dejar de fumar es algo que no se logra en dos meses. Hay quien dice que dura el resto de tu vida pero no hay que ser tan exagerados. El primer mes es duro y luego a medida que pasan las semanas vas habituándote a tu nueva vida sin el cigarro. A partir del tercer mes yo creo que casi te has olvidado, pero de vez en cuando, sientes las ganas de fumar, en esos momentos hay que ser fuerte y pensar en lo logrado hasta el momento.

9-No vuelvas a fumar. Yo he vuelto tres veces y la primera fue después de 5 años ¿Qué necesidad tenía? Lo bueno es que he aprendido algo. Y es que nunca estaré inmunizado contra el tabaco, así que en los momentos difíciles, es decir, cuando te rodeas de gente fumando, tienes que recordar que volver al vicio es muy fácil y dejarlo muy difícil.

Sinceramente, yo todavía me considero fumador y temo el día en el que me pongan a prueba.

Os deseo suerte a todos los que estéis intentando dejar de fumar y espero haberos ayudado. Deciros que si se puede dejar de fumar, y que no solo vuestra salud lo agradecerá, sino también vuestro bolsillo.

Tintes para la madera y barnices. Distintas terminaciones para la madera.
¿Cómo saber si una mujer me está mintiendo a partir de gestos y actitudes?

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo