Mobiliario

Importancia de elegir la silla adecuada para tu oficina.

Sep 20, 2019
501
0

En el mundo competitivo en el que vivimos, en el que cada vez se exige mayores y mejores rendimientos, debemos de hacer todo lo posible para poder alcanzar la meta y no quedarnos atrás. Gran parte del éxito de una jornada laboral es que completemos nuestras funciones en un entorno que facilite nuestro trabajo, y para ello la comodidad es un ingrediente primordial.

Importancia de elegir la silla adecuada para tu oficina.

Aunque a primera vista no lo parezca, el entorno en el que desarrollamos nuestras actividades laborales tiene un impacto directo en los resultados del mismo. Es por ello que no debemos tomar a la ligera la elección del mobiliario para nuestras oficinas, no importa si se trata de una gran multinacional o un pequeño despacho en casa: si trabajamos cómodos, tendremos más y mejores resultados.


En este post te comentaremos algunos aspectos a tomar en cuenta a la hora de comprar muebles de oficina adecuados. Por lo general, si contratas a un profesional para que seleccione y te presente el mobiliario a elegir, conocerá de primera mano las características que deben de tener estos muebles para que tu día a día en la oficina sea más agradable y productivo. Pero en el caso de que te toque elegir a ti el mobiliario, hay aspectos importantes a saber de antemano.

En el mercado existe una gran variedad de empresas que ofertan todo tipo de muebles de oficina, como Ofiprix España, que llegan incluso a tener líneas exclusivas de algún tipo de mobiliario. También existen empresas dedicadas exclusivamente a algún tipo de mueble, como sillas, escritorios, o almacenaje.

En muchos casos, que el mobiliario elegido tenga una buena calidad de materiales y múltiples funcionalidades significará un precio más alto del producto, y si no entiendes las ventajas de ello, puedes decidirte por algo más barato, pero de menos durabilidad y comodidad.

Para elegir la silla más adecuada, lo primero es determinar cuál será el tipo y duración del trabajo que desempeñaremos en esta. No es lo mismo una silla para una recepción, que para una oficina operativa, una directiva o una sala de reuniones. En este caso te presento algunas diferencias:

Sillas operativas: Son aquellas diseñadas pensando en empleados que pasan la mayor parte del día sentados en un escritorio. Son sillas funcionales, con un buen componente estético, aunque por lo general esto no es lo más importante. Lo mejor es que sean sillas resistentes, y siempre con apoyo lumbar, ruedas y reposa brazos. Una función extra, pero que no viene mal, es que sea reclinable para que tenga facilidad de movimiento.

Sillones de dirección: también destinados a labores de oficina, pero para niveles ejecutivos, que no necesariamente pasen todo el día sentados en su escritorio, pero el tiempo que lo hagan debe de ser lo más cómodo y agradable posible. A la funcionalidad se suma un plus de diseño y confort. En este caso la comodidad se consigue con funcionalidades como: ajustar la altura del respaldo, altura del asiento, la profundidad del asiento, la altura y el ángulo de los brazos, la inclinación, la dureza y la altura del respaldo y, no menos importante, la altura y el ángulo del reposacabezas; adaptándose de esta manera a las necesidades específicas de cada usuario.

Sillas multifuncionales: ideales para recibir visitas en su despacho o para salas de espera. Dada su versatilidad y la facilidad con la que se apilan, se pueden trasladar y usar en distintas situaciones como, por ejemplo, en reuniones de equipo.

Sillas para mesa de reunión: aquí lo más importante es que luzcan bien y sean cómodas, pero no necesariamente con las funcionalidades de un diseño ergonométrico que necesitan las sillas más operativas. No suelen usarse por más de dos horas corridas, por lo que agregar dichas funcionalidades, aunque nunca están de más, son un gasto innecesario. En todo caso, si es conveniente que permitan regular la altura y el espaldar.

Una vez sepamos qué tipo de silla seleccionar, es importante fijarnos en los materiales, pues de la calidad de los mismos, suele depender su durabilidad. Si vivimos en una zona húmeda, los aglomerados y las maderas son menos recomendables. Si vivimos cerca del mar, hay que asegurarse que de elegir una silla con metal, este sea inoxidable.

En cuanto al material del tapizado, existen múltiples opciones, y la durabilidad de este también depende del clima en el que nos encontremos. Si bien la piel y sus símiles son muy confortables, no son adecuados para climas húmedos, pues no son transpirables, y facilitan la sudoración. Para estas condiciones climáticas, mejor apostar por materiales transpirables. Pero claro, si las oficinas cuentan con un uso continuo de aire acondicionado, entonces aquí no entra el tema de si es transpirable o no, sino más bien algo de gustos.

Por ultimo, pero no menos importante, esta elegir sillas con la mayor cantidad de comodidades que nuestro presupuesto nos permita. Lo mejor es que cualquier silla en la que pasemos largas horas sentados tenga un diseño ergonómico, adaptable a distintas posiciones y a las características del usuario.

 

 

 

Consejos para decorar un dormitorio juvenil.

Artículos Relacionados

La tienda de Vilssa

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

Quieres que un experto se ponga en contacto contigo